ALBERTO DE LA CRUZ – EL FIN DE LA ERA HUMANA

Crítica

ALBERTO DE LA CRUZ, al que todos conocemos como guitarrista de SÍNTESIS, ha querido dar rienda suelta a su creatividad con un disco en el que demuestra toda su versatilidad y buen hacer como músico, pero también su capacidad para saber rodearse de buenos compañeros de viaje, ya que ha conseguido que en este disco colaboren amigos de varias bandas. Este disco, titulado «El fin de la era humana», vio la luz precisamente el día 21 de diciembre de 2012, la fecha en la que, según algunos, se iba a acabar el mundo.

Lo primero que llama la atención al escuchar esta obra es que el guitarrista no ha querido ceñirse a un único estilo, sino que más bien ha querido pasárselo bien, tocando en cada momento lo que le apetecía, sin fijarse en etiquetas. Precisamente por eso encontramos en este álbum temas de carácter progresivo, junto a otros más rockeros y a otros más netamente metaleros, lo que hace que estemos ante un disco muy variado que no dejará a nadie indiferente.

El disco se abre con “Al amanecer (preludio)”, una intro en la que escuchamos a la que creo que es la sobrina de ALBERTO, recitando por encima de una melodía de piano a cargo de Óscar G. Hinde, de PARKER. Tras esta introducción, arranca “El jardín de los secretos”, un tema en el que los instrumentos (guitarra, teclado y batería) nos dan la bienvenida, justo antes de que empiece a cantar Alberto Sánchez (SPEKTRA) unos versos fáciles de escuchar. La canción, alterna las partes más melódicas con un estribillo que es cañero, aunque fácil de recordar, lo que hace que sea una canción muy difícil de etiquetar. El solo de guitarra es espectacular.

La siguiente canción es “Miénteme”, un corte de aire alternativo, en la que la voz corre a cargo de Dani Berzal (AGAINST THE WAVES y NO ONE CARES). Es un tema que no es demasiado potente, aunque es muy reconocible. Todos los instrumentos son fáciles de identificar, y el solo de guitarra de Alfonso Sainz-Rozas, de BALTROT está muy logrado.

Un teclado tocado por Jesús de Luis, de SÍNTESIS, que suena por debajo de la guitarra, introduce “Vivir en el borde”. Se trata de un tema en el que el riff de guitarra, omnipresente y repetitivo pero muy logrado, llama mucho más la atención que las voces. Y es que de hecho, los instrumentos reclaman nuestra atención de forma que no nos damos casi cuenta de sobre ellos suena la voz.

El piano introduce “El guardián del viento” con suavidad, aunque rápidamente la guitarra y la batería se encargan de acelerarlo. Es un tema rápido y potente, con un ritmo muy bueno. Una vez más, las guitarras son lo más interesante de la canción, con unas melodías muy resultonas y un solo muy conseguido.

Suena la guitarra acústica al principio de “Querida desconocida”, un medio tiempo en el que colabora César Berzal, de PARKER, al bajo. Es una canción fácil de escuchar, comercial aunque con mucha calidad, y también con un solo impresionante.“Estrella fugaz” es una canción con cierto regusto alternativo en la que las voces corren a cargo de Alberto Sánchez e Ian D. Millán, ex-EVANGELIÓN. Es una canción un tanto repetitiva, en la que lo más destacable es la melodía de la guitarra. Por su parte, “Renacer” es una canción más potente, más cercana a los sonidos más actuales del Metal. Tiene un ritmo machacón, muy cañero y en el que la batería no da un segundo de respiro. Dani Berzal introduce al final de este tema unas voces guturales y unos gritos muy agresivos.

“Paraíso perdido”, cantada de nuevo por Alberto Sánchez, es una canción más melódica, en la que se introducen unas orquestaciones que dan a este tema un sonido muy diferente al de los demás. Su ritmo es potente, y las guitarras suenan con mucha nitidez, lo que hace que nos demos cuenta de lo bien que lo hace ALBERTO DELA CRUZ.

“Noviembre” es una canción fácil de escuchar, con sentimiento, aunque no demasiado potente. Pese a ser un tema con poca contundencia, su calidad queda clara, sobre todo por la variedad de ritmos que se introducen en el tema. Su coda, con una melodía misteriosa e hipnótica de la guitarra, es verdaderamente sorprendente.

El disco finaliza con el tema que le da título, un instrumental de casi cinco minutos en el que ALBERTO se luce con la guitarra al más puro estilo de JOE SATRIANI. La guitarra es la absoluta dominadora de los primeros minutos del tema, con los demás instrumentos siendo simplemente sus acompañantes, y ALBERTO tocando con un feeling enorme. Durante sus dos últimos minutos, el ritmo se ralentiza y el piano toma el relevo de la guitarra, tocando una melodía que nos conduce al final del disco con mucha tranquilidad.

En definitiva, «El fin de la era humana» es un verdadero discazo, con once temas cargados de sentimiento, calidad, buen gusto e incluso elegancia, en el que ALBERTO DELA CRUZ demuestra su calidad a la hora de tocar y componer, y en el que la aportación de los músicos invitados resulta esencial para dar al disco un sonido espectacular. La producción es impecable, y permite que todos los instrumentos, pero especialmente las guitarras, sean fácilmente identificables.

Una obra imprescindible.

ALBERTO DELA CRUZ: Guitarras.

Colaboradores:

Alberto Sánchez: Voz.
Dani Berzal: Voz.
Antonio Velasco: Voz.
Héctor Jerónimo: Voz.
Alfonso Sainz-Rozas: Guitarra.
Héctor Ruiz Montanter: Guitarra.
Chema Grantotem: Bajo.
Matías Gauchat: Bajo.
César Berzal: Bajo.
Jesús de Luis: Teclados.
Óscar G. Hinde: Teclados.
Sergio Lázaro: Batería.
Juan Abreu: Percusión.
Juan Cano: Percusión.

TRACKLIST:

01- Al amanecer (preludio).
02- El jardín de los secretos.
03- Miénteme.
04- Vivir en el borde.
05- El guardián del viento.
06- Querida desconocida.
07- Estrella fugaz.
08- Renacer.
09- Paraíso perdido.
10- Noviembre.
11- El fin de la era humana.

Puntuación: 8,5
Discográfica: Autoproducido
Autor: Pablo Folgueira

<< volver a discos