ALBOREA – PARTE I

Crítica

ALBOREA es un ambicioso proyecto concebido por Juan Palacios, batería de PERFECT SMILE. Se trata, ni más ni menos, que de una ópera metal en tres actos inspirada en la trilogía literaria de “La Materia Oscura”, de Phillip Pullman. Para llevarla a cabo no solo ha hecho falta mucho tiempo (la idea nació en 2006), sino también un considerable trabajo en la selección de vocalistas y músicos que participarán en el proyecto. Se trata de una creación musical muy poco común en nuestras tierras, especialmente por el cuidado y la profesionalidad aplicada en todos los aspectos de la grabación, de marcado carácter europeo. alborea_banner_revs (Custom)

Con la referencia de “Legado De Una Tragedia” como modelo de opera metal en castellano, uno puede establecer inconscientemente algunos paralelismos con ALBOREA, sin embargo la mayoría de ellos quedan descartados tras la primera escucha del disco: este nuevo proyecto tiene un estilo que, si bien es perfectamente encuadrable en el heavy y power metal, tiene un carácter bastante más progresivo y el uso de arreglos orquestales (extraídos de las librerías de sonido del once veces nominado a los Grammy Keith O. Johnson) le dan una sensación de mayor magnitud.

Grabado entre julio y noviembre de 2014, el disco se presenta como la primera parte de una trilogía, cumpliendo prácticamente las funciones de introducción. Será, posiblemente, el más corto de los tres y sienta unas bases estilísticas y unos estándares cualitativos realmente interesantes. Con influencias de de grupos como SYMPHONY X o KAMELOT y siguiendo la estela de proyectos como EARTHCRY o GENIUS, el desarrollo de ALBOREA promete configurar uno de los trabajos musicales más espectaculares del panorama nacional.

Adentrándonos en el disco, nos encontramos en primer lugar con la introducción “A Través De Las Luces Boreales”, que se encarga de introducirnos en el universo de la historia, guiados por la voz de Pepe Mediavilla (de sobra conocido por su trabajo como actor de doblaje en el papel de Gandalf) y acompañados por una interesante melodía que comienza a mostrar los excelentes arreglos de este disco. Seguidamente nos vemos sumergidos en “Lenguadeplata”, un corte muy potente y bastante directo con claras influencias de KAMELOT o, si queremos mirar al panorama nacional, AVALANCH. Las voces de David Requejado y Zeta se encargan de ofrecernos el primer tema propiamente dicho de este trabajo, dando así comienzo a la historia (historia que trataré de mantener al margen para evitar los “spoiler” innecesarios). Rematado por unos arreglos inmejorables y un gran solo de Alan Cueto, se trata sin lugar a dudas de un prometedor comienzo.

Ecos Del Adiós” es el siguiente paso en este viaje y en él nos reciben las voces de Nacho Ruiz y Víctor Hernández, presentándose como un tema igualmente potente y directo, aunque quizás con un tempo algo más variado. Sigue manteniendo un excelentísimo nivel en los arreglos y muestra más abiertamente la vocación progresiva del proyecto, redondeándose con el solo de guitarra de Carlos Prades y de teclado de Eduardo Ortiz. En “Porvenir” vuelven a brillar los arreglos y nos encontramos con una melodía con cierto toque “egipcio”, dónde las voces de Carlos Saiz y Zuberoa Aznárez tienen espacio de sobra para desplegar todo su potencial (especialmente destacable me parece la interpretación de Carlos). Una vez más el tema nos ofrece sendos solos de guitarra (a cargo de Alan Cueto) y de teclado, interpretado esta vez por Javi Díez.

A medida que avanza el disco va resultando más evidente la ya mencionada vocación progresiva de este proyecto, consiguiendo una colección variada e interesante de melodías y un buen conjunto de desarrollos estructurales dignos de atención. Sin embargo esta tendencia parece hacer una pausa cuando llegamos a la balada “Ojos Tristes”, que si bien aporta un elemento interesante en sus arreglos, transcurre en una línea más convencional, dando mucho protagonismo a las voces de Marti Döria y Raquel Sánchez y al piano de Eduardo Ortiz (con solo incluido). Sin embargo “Destierro” lo devuelve todo a su cauce y nos presenta un corte muy potente (el más potente del disco hasta ahora), con un desarrollo melódico y estructural que deja muy claras las influencias e intenciones del banda. La potente voz de Ronnie Romero une fuerzas a la operística Zuberoa en un combo realmente magnífico, que se consolida pronto como uno de los puntos álgidos del disco. Excelente solo de guitarra de F. J. Nula (también uno de los mejores del disco para mi gusto). Posiblemente uno de los temas más destacados de este lanzamiento y con todos los ingredientes para ser una bomba en directo.

Guillotina De Plata” es un pequeño interludio con mucho peso de los arreglos orquestales que durante su algo más de minuto y medio de duración cumple perfectamente la función de “entreacto” y nos ofrece una melodía agradable, interesante y con una dosis muy apropiada de épica, que le da un toque realmente especial a este lanzamiento y nos deja listos para disfrutar del siguiente corte, que nos llega bajo el título de “La Muñeca De Trapo”, presentando de nuevo a Ronnie Romero y Zuberoa Arnárez, esta vez acompañados también por Angel Belinchón en un tema de marcada influencia prog-power. Se trata del tema más largo del disco y cuenta con la contribución de Pablo García en un fantástico solo de guitarra, consiguiendo un resultado final realmente potente e impactante, ideal para el directo y con mucho potencial como single a pesar de su desarrollo y duración (cercana a los siete minutos). Quizás esto último sea su punto a corregir: es posible que dure algunos segundos más de los que debería para su propio bien.

Sin embargo es solo una opinión personal y lo cierto es que el disco mantiene bien el ritmo, llevándonos directamente hacia “Traición”, dónde una vez más podemos escuchar la voz de Zuberoa (que, si no os habíais dado cuenta ya, encarna a la protagonista de esta historia), esta vez acompañada por Ramón Lage en un tema dónde las guitarras me han hecho pensar casi inmediatamente en Michael Romeo. Muy potente y directo, se trata de un corte casi completamente power que, una vez más, vuelve a contar con unos buenos arreglos en el fondo para darle un punto extra de profundidad.

Para poner el punto y final a esta primera parte de ALBOREA nos encontramos con “El Puente De Las Estrellas”, un interesante “outro” con las voces de Rita Jiménez y Ramón Lage como protagonistas y un final “in diminuendo” que nos deja, definitivamente, con ganas de más.

Bien estructurado y con interpretaciones del máximo nivel, ALBOREA han conseguido un disco bien producido y que deja latente la calidad de los músicos presentes y de las composiciones. Quizás la pega principal sea su corta duración (algo más de treinta y siete minutos), pero saber que se trata de la primera parte de una trilogía y que, siendo algo así como la introducción al proyecto, será posiblemente el más corto de los tres lo excusa bastante. Un gran trabajo, posiblemente el mejor, o uno de los mejores, discos de este estilo que se han producido nunca en castellano. Aunque, siendo sincero, aún veo potencial para mucho más; el disco no tiene fallos reseñables y ofrece buena calidad, pero tengo la sensación de que falte algo (posiblemente, las dos siguientes partes). Enhorabuena a los creadores y a los que aún dudéis, deciros que, definitivamente, vale la pena.

 

alborea_merchanpt1_revsTRACKLIST:

01. A Través de las Luces Boreales
02. Lenguadeplata
03. Ecos del Adiós
04. Porvenir
05. Ojos Tristes
06. Destierro
07. La Guillotina de Plata
08. La Muñeca de Trapo
09. Traición
10. El Puente a las Estrellas

ELENCO:

Personajes:
Ángel Belinchón (Dry River) – Iofur Raknison
Carlos Saiz (Judas Resurrection) – John Faa
David Requejado (Perfect Smile, Handful of Rain) – Enviado de los sueños
Javier Domínguez «Zeta» (Mägo de Oz) – Voz de la conciencia
José Fernández Mediavilla (actor de dobjale) – Narrador
Martí Döria (Döria) – Farder Coram
Nacho Ruiz (Santelmo) – Roger
Ramón Lage (Human, ex-Avalanch) – Lord Asriel
Raquel Sánchez (Divino Disturbo) – Serafina Pekkala
Rita Jiménez (Overfall) – Marisa Coulter
Ronnie Romero (Lords of Black) – Iorek Byrnison
Víctor Hernández (Orion Child) – Secuestrador
Zuberoa Aznárez (Diabulus in Musica) – Lyra «Lenguadeplata» Belacqua

Guitarristas:
Carlos Álvarez Prades (Dry River)
F. J. Nula Sánchez (Ópera Magna)
Pablo García (WarCry)

Teclistas:
Edu Ortiz (Perfect Smile)
Javi Díez (Arwen, Mägo de Oz)

Coros:
David Requejado (Perfect Smile, Handful of Rain)
Javi Arias (Argos)
Juan Palacios (Perfect Smile)

 

Puntuación: 9/10
Discográfica: Independiente
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos