ANATHEMA – FALLING DEEPER

Crítica

Que Anathema en poco o nada se parecen al grupo que editara “Serenades” es algo que, a estas alturas, ya sabe todo el mundo. Su cambio hacia un sonido más progresivo y relajado ha sido evidente y gracias a él hemos podido disfrutar de discos como aquel que nos entregaron el año pasado, el sublime “We’re Here Because We’re Here”. Pero antes de ese lanzamiento, en el año 2008, la banda de los hermanos Cavannagh nos regaló los oídos con un precioso recopilatorio llamado “Hindsight”, que ponía a nuestra disposición regrabaciones acústicas y completamente reinventadas de algunos de sus clásicos. Con ese mismo espíritu nos llega “Falling Deeper”, un lanzamiento cuyo objetivo es presentar a propios y extraños una perspectiva diferente de algunos de sus temas más recordados.

Los nueve cortes que componen este trabajo muestran un lavado de cara radical, pasando por un filtro del nuevo sonido del grupo y a través de un baño pseudos-acústico que transforma los temas hasta convertirlos en piezas casi completamente nuevas, pero aún así reconocibles. Es el caso de cortes como “Crestfallen” o “Kingdom”, dónde el trabajo en las atmósferas e incluso algunas modificaciones líricas las han transformado en dos piezas melancólicas y plenas en detalles, sacando el máximo de las composiciones originales y transformando todo lo demás para elevarlas a un plano completamente nuevo.

Tal es la modificación de los temas en este disco que incluso podemos encontrarnos con la voz de Anneke van Gierbensen en la revisión del tema “Everwake”, uniendo sus fuerzas a Daniel Cavanagh para conseguir un resultado que solo puede definirse como precioso y magnífico. A pesar de la grandilocuencia de “Everwake”, la fuerza de “Crestfallen” o la magnificencia, osadía y genialidad de “Alone”, uno de mis cortes favoritos en este disco es la efímera “They Die”; con poco más de dos minutos este corte instrumental refleja perfectamente la fuerza y la creatividad plasmadas en este trabajo.

Si, “Falling Beeper” es un recopilatorio, pero lo es más porque su tracklisting lo componen temas cuyos títulos ya hemos visto antes que por su contenido musical “per se”. Canciones como “J’ai Fait Une Promesse”, “Sleep In Sanity” o “We The Gods” muestran un enfoque nuevo y podríamos decir que vanguardista. Y cómo no podía ser de otra manera, el grupo se ha guardado lo mejor (o casi) para el final, con la magnífica reinterpretación de “Subset Of Age”, una versión que transforma este tema en un auténtico hito para la carrera de Anathema: sencillamente sublime.

Ahondar en detalles como la presencia de nuevos teclados, la claridad de los arreglos, el esmero en las atmósferas o la inmejorable producción o la presencia de pianos, violines, etc, no haría más que entorpecer, ensuciar y  estropear la experiencia, casi mágica, que puede vivirse con la escucha de este trabajo, al que solo podemos ponerle la pega de ser demasiado corto: nueve temas saben a poco.
Puntuación: 9,5

Discográfica: Kscope Records

Autor: David Rodrigo (Coon
<< volver a discos