AUTUMN – ALTITUDE

Crítica

Bueno… otra vez una formación desconocida para mí, nunca dejaré de admitir que soy una gran ignorante. Nuevamente he de acudir a los orígenes de una banda para poder entender o captar, claro que siempre superficialmente, el presente de la misma. En esta ocasión se trata de una banda holandesa gótica metalera y, puesto que Fantasía es la fuente inagotable para dar forma a la lírica de las bandas que ostentan esta etiqueta, ésta en general nos trae historias de brujas. Allá van unas breves líneas del resultado de mis pesquisas:

Autumn nació entre la escena holandesa de metal gótico, lo que les etiquetó directamente como clones de bandas a lo Within Temptation, After Forever o The Gathering. Se dieron a conocer oficialmente en el 2002 bajo el amparo de Pink Records/Sony Music y con su álbum debut When Lust Evokes The Curse. Cuenta con un ambiente sonoro bastante oscuro, lo que lo catalogó de Gótico o Doom. Para mí es bastante ambiental.

Con su segundo trabajo, Summer’s End (2004), en esta ocasión con TEC/Universal Music, se nota un cambio importante en su sonido, diferente con el que se dieron a conocer. Se percibe otra calidad de producción y un “algo” un tanto comercial. Es más un trabajo de guitarras y vocal. Posee una influencia más Metal, que – en mi opinión – convirtió a Autumn en una banda de sonido más accesible o dirigida a un público más amplio. Personalmente me resulta mejor que When Lust Evokes The Curse.

Tres años más tarde reaparecieron con su tercer trabajo de estudio My New Time, nuevos miembros y de la mano de la alemana MetalBlade Records. Estos cambios implicaron una evolución significativa en la producción de Autumn aunque se mantuvieron en la línea de sonido de Summer’s End. No sé cuál sería el resultado de Summer’s End traducido en número de ventas, por lo tanto, no sé si pensar que, manteniendo esa línea de sonido en My New Time, Autumn buscaba cierta estabilidad (a pesar de su juventud, juventud de la banda, no de los miembros) o pretendían el mismo éxito que consiguieran con el anterior (insisto en mi ignorancia sobre este hecho).

Este año, Autumn vuelve con Altitude – repitiendo con MetalBlade Records y nueva vocalista –. Un trabajo que, para mí, no se parece en nada a lo que han aportado desde su inicio. Un trabajo que, a mi sentir, no equivale a sorpresas – ni por sí mismo, ni en comparación con sus precedentes – y en el que no puedo destacar nada concreto. La que hasta el álbum anterior fue la vocalista, Nienke De Jon – y, en mi más humilde opinión, el eje principal de calidad en la banda – ha sido substituida por otra vocalista, Marjan Welman, que no llega (ni de lejos) a una parte de la variedad de registros que posee la primera. La voz de Nienke es fuerte y personal y, al contrario de lo que se suele estilar en el Gothic, se mantiene en unos registros medios/graves muy expresivos. La voz de Marjan me parece monótona y carente de sentimiento. De los once temas que componen el total del trabajo, se desmarcan cuatro (con lo cual no quiero decir que me gusten): “Skydancer”, “Synchro-Minds”, “Answers Never Questioned” y, la que da nombre al trabajo, “Altitude”. La primera y la última son cortes que no quedarían mal en la B. S. O. de alguna comedia romántica, una de ésas que abundan en las salas de cine pero que no consiguen llenar una tercera parte de las butacas en cada pase de la película. La segunda y la tercera no dejan de ser baladas típicas y tópicas de este género: voz femenina pretendiendo rozar lo etéreo con la finalidad de tocar la vena sensible del oyente (bastante empalagosas para mis nervios). El resto de temas… me parecen todos iguales… ninguno consigue mantenerme atenta y fácilmente me distraigo con lo que sea que pueda estar haciendo mientras reproduce.

Dados mis gustos (lo que a mí me atrae es más fuerte y potente), no es un trabajo que recomendaría a nadie – ni siquiera entre oyentes del Metal Gótico – pero ya se sabe que para gustos los colores. No sé qué opinarán los seguidores reales de Autumn pero el asunto no me atrae como para seguirle la pista a esta formación. En el caso de que este Altitude se mantuviera en la línea de sonido de las dos anteriores entregas de la banda, aún podría ponerlo de fondo mientras devoro un buen libro. La verdad que no comprendo las intenciones de esta formación y creo que su primera vocalista se llevó toda la magia que pudiera tener Autumn: desmarcarse de tantas bandas que pretenden ser diferentes dentro de unos mismos esquemas de actuación, tanto en lo musical como en lo estético, pero sobretodo lo comercial. No me gusta.

Puntuación Verónica: 0

El cuarto larga duración de esta formación holandesa llega bajo el nombre de Altitude y presenta una novedad importante: Marjan Welman debuta tras el micrófono de Autumn. La vocalista, a la que pudimos escuchar en el último disco de Ayreon “01011001” ciertamente dista bastante de alcanzar el nivel que demostró en su escueta aparición en el más famoso de los proyectos de Arjen Lucassen, pero tampoco se puede decir que su actuación sea mala.

Autumn han querido añadir en este disco nuevos elementos a su sonido tradicionalmente gótico y lo han hecho incorporando pequeños retazos de algo que quiere ser progresivo. El resultado no es todo lo bueno que podríamos esperar. “Paradise Nox”, “Sulphur Rodents” o “Skydancer” son buenos temas y resultan interesantes a la escucha, sin embargo en lineas generales el disco no alcanza nivel como para destacar dentro de la escena.

Las composiciones se parecen demasiado entre sí y eso puede resultar una traba importante para los menos aficionados al estilo. Los fans del grupo podrán encontrar cosas interesantes en temas como “The Heart Demands” o “Answer Never Questioned” sin embargo el resultado nos hace pensar que las cosas podrían haber salido mejor.

La linealidad compositiva nos conduce también a una Marjan que no sale en ningún momento del mismo registro y cuaja una interpretación muy por debajo de sus posibilidades. No me gusta hacer leña del árbol caído, por eso no voy a seguir comentando este disco. No es un mal intento, y hay alguna canción, alguna melodía y alguna idea interesante, pero mucho camino por recorrer. Exclusivamente para fans.

Puntuación David: 4

Autumn son:

Marjan Welman: Voz
Jerome Vrielink: Bajo
Jan Munnik: TecladoJ
an Grijpstra: Batería
Mats van der Valk: Guitarra/Coro
Jens van der Valk: Guitarra/Coro

Tracklist de Altitude:

Paradise Nox
Liquid Under Film Noir
Skydancer
Synchro-Minds
The Heart Demands
A Minor Dance
Cascade (For A Day)
Horizon Line
Sulphur Rodents
Answers Never Questioned
Altitude

Puntuación: 2

Autor: Verónica Gómez y David Rodrigo

<< volver a discos