BAABA KULKA – BAABA KULKA

Crítica

¿Cuántas versiones de la mayoría de los temas de IRON MAIDEN has podido escuchar a lo largo de tu vida? Probablemente creas, como yo antes de encontrarme con este disco, que ya lo habías escuchado todo al respecto de IRON MAIDEN, pero parece ser que aún quedan cosas por ver. Si eres uno de aquellos se quedó atónito, en cualquiera de los sentidos, cuando Helloween lanzaron su excéntrico 25 aniversario con Unarmed, con aquella ristra de clásicos de la propia banda modificados y alejados de tesituras del metal o incluso del rock, agárrate los machos y prepárate para ir un paso más allá con la vocalista y teclista polaca Gaba Kulka (afincada en los terrenos alternativos y pop del país), quien unida a 4 talentosos músicos de la escena polaca se atreve, en BAABA KULKA, a transformar 10 estandartes de la música heavy de todos los tiempos, rindiendo un peculiar y discutido homenaje a IRON MAIDEN, en este primer trabajo.

Por tanto, sobreavisados estáis de que lo que a continuación viene es peligroso para la integridad de los más puristas y los menos abiertos al juego y al carácter universal que la música tiene en todos sus estilos. BAABA KULKA transforman, tamizan y reconvierten temas clásicos de los británicos y los pasan por un filtro donde podremos encontrarnos desde soul hasta pop alternativo pasando por rythm, jazz o hasta un Charleston, sin que ello les impida además incluir curiosos samplers que imitan algunas de las melodías o sirven como base para mantener la estructura original de los temas… A tenor de lo dicho, solo unos pocos no habrán huido despavoridos  ante la mínima posibilidad de escuchar un solo cambio en estos clásicos del heavy metal. Para ellos diría que la genialidad o acierto de los polacos (el debate sobre estos adjetivos podría ser eterno si hablamos de fundamentalismos estilísticos), es su capacidad de impregnarse fielmente de las melodías y la idiosincrasia de los temas originales para representarlo con otros vestidos en sus nuevas y personales interpretaciones, pero lo cierto es que hasta aquí llega nuestro apego con lo original. En cambio, las versiones cobran dimensiones totalmente inéditas, lejanas y ciertamente sorprendentes en casos como el soul apoyado en flautas que tenemos con “Prodigal son”, la íntima versión de “Flight of the icarus”, que con su sintetizador de base se acerca hacia terrenos de Björk,  el Charleston a piano y saxo de “Children of the Damned”,  o el trance chillout provocado por “Aces High”, por citar algunos pocos ejemplos que ya ponen en alerta con respecto a lo que tenemos entre manos.

En el fondo, todo el secreto de BAABA KULKA reside en una curiosa opción que mantiene el nexo común entre todas sus versiones. Las guitarras de los temas originales son siempre sustituidas por algún otro instrumento tipo oboe, saxo, trombón o flauta, o elemento electrónico (en el caso de “The number of the Beast” o “Wrathchild”), por lo que con ello consiguen un extraño efecto de apego mientras que la femenina e inocente voz de Gabriela Kulka nos recuerda que nos encontramos a años luz lo que son realmente estas composiciones, lo cual para muchos será una total blasfemia (algo que curiosamente transforma nuestra música en una religión fundamentalista, que miedo…)

Evidentemente existen opciones que más que resultar inaceptables se hacen tediosas y algo aburridas, como la extensa “To tame a land”, que en su estilo arábigo pierde toda épica y sentido, o “Still Life”, versión desdibujada hasta lo casi desconocido y falta de interés, pero la corriente general del disco centra nuestra opinión en un trabajo serio y que consigue su objetivo de marcarse una buena tanda de versiones ultra-originales, con la consiguiente ración de inteligencia y talento que es necesario para ello.

¿Cuántas veces nos hemos vanagloriado de lo bien que quedan versiones metálicas de composiciones de otros estilos? Pues bien, la pregunta que surge inmediatamente es la siguiente… ¿Estamos dispuestos a que otros estilos toquen y transformen nuestros clásicos? O, si se me permite una pregunta algo más capciosa ¿Creemos de verdad que nuestros clásicos son los suficientemente universales, geniales y musicales como para sobrevivir indemnes y exitosos en otros estilos, o simplemente nos gustan?.  Sea como sea, y a pesar de esta maligna pregunta, no deja de ser un trabajo solo apto para mentes arriesgadas y oídos muy abiertos, e incluso para ellos proporcionará una agradable curiosidad que reproducirán dos o tres veces antes de volver a lo original, que para eso lo es siempre y en todos los casos y estilos.

BAABA KULKA son:

Bartek Weber – guitarra
Gaba Kulka – voz, teclados
Peter Zabrodzki – bajo, teclados
Tomasz Duda – saxo, flauta, clarinete
Mateo Morus – batería

TRACKLIST:

01. The Number of the Beast 05:51
02. Wrathchild 03:14
03. Aces High 04:18
04. To Tame A Land 07:29
05. The Ides of March 00:54
06. Prodigal Son 04:55
07. Children of the Damned 03:05
08. Flight of the Icarus 04:22
09. The Clairvoyant 04:42
10. Still Life 04:28

Puntuación: 6

Discográfica: Mystic Production

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos