CIRCLE II CIRCLE – DELUSIONS OF GRANDEUR

Crítica

Hay dos datos que marcan con luz propia la edición de este “Delusions of Grandeur” por parte de los americanos CIRCLE II CIRCLE. Tras el enorme debut que la banda tuvo con “Watching in Silence”, el reconocido y siempre reconocible Zak Stevens tuvo que recomponer al completo la banda tras sufrir la marcha de todos sus miembros a las filas de Jon Oliva’s Pain. Así pues, el primer dato surge cuando tenemos en cuenta que este nuevo álbum es el tercero de la renovada formación que igualmente nos sorprendió allá por 2005 con “In the Middle of Nowhere” y su continuación conceptual con “Burden of Truth”, es que representa una sobrada confirmación compositiva y, sobre todo, la estabilidad de un grupo al que merece la pena acercarse con atención. El segundo dato habla más sobre las cualidades de este nuevo disco y se refiere al claro distanciamiento que la banda ha ido sufriendo respecto al pasado más conocido de su líder y vocalista Zak Stevens. Evidentemente me refiero a las reminiscencias y claros guiños que la música de Circle II Circle, por encima de los aspectos vocales de la misma, tuvo al principio, y que aún en ciertas ocasiones aparecen, a los eternos SAVATAGE. “Delusions of Grandeur” es sin duda el disco más alejado de aquellas tesituras más clásicas donde Criss Oliva nos deslumbraba con su arte.

No decepcionará a los seguidores más acérrimos de la banda pero si es cierto que recalará antes sobre todo en aquellos que disfruten con la sección más cañera y powermetalera del grupo hasta ahora. Si bien la música del grupo se mantiene en esas estructuras de difícil digestión en una primera escucha y mayor disfrute hacia la tercera o cuarta vez en que los temas de la banda llegan a nuestros oídos, también es cierto que en este caso éstos se presentan mucho más directos y rápidos que en lanzamientos previos.

Así entran temas como “Fatal Warning” o “Forever” a las primeras de cambio. Con potentes riffs y atronadoras bases de batería y bajo para completar temas directos pero a la vez profundos y algo incómodos aún en cuestiones vocales. La voz de Zak en este disco va ganando enteros conforme avanzamos en el álbum como si de un concierto se tratara y el caso es que los temas que vamos encontrando en nuestro avance de la reproducción van mejorando considerablemente la propuesta de este nuevo disco respecto a las primeras impresiones.

Enorme ya está la voz de Zak en el medio tiempo que es el cuarto corte del álbum, “Echoes”. Muy cercano en cuanto cadencia y atmósfera a lo que podría considerarse la balada del disco, en él es de destacar lo sencillo pero fundamental de las líneas de piano donde el vocalista se apoya con gran delicadeza y presencia, con mucha determinación y sentimiento, con la maestría de los grandes.

Y a partir de aquí nos encontramos con un álbum correcto, que no presenta grandes alardes compositivos pero si buenas maneras en temas técnicos, estructurales y de reparto de formas y cuestiones estilísticas (no podíamos esperar tampoco menos). Ramalazos Savatage en temas como “Seclusion” o “So many changes”, así como buenos solos de guitarra y un Zak que es el total protagonista del plástico que tenemos entre manos. Algunos acercamiento a terrenos más progresivos (“Dead of Dawn”) y de riffs más profundos (“Soulbreaker”) pero sin alejarse demasiado de las tesituras más simples, de temas cortos y con pegada (“Chase the lies”), a medio camino entre el power metal y el heavy más clásico, sin olvidar la seña de identidad de especial cadencia que con su voz pone Zak a los temas de la banda, que reinan en todo el disco.

En definitiva, un buen lanzamiento que, por otro lado, se presenta algo flojo si nos atenemos a anteriores entregas de la banda. Para nada es un mal disco y seguramente quienes sigan más de cerca la carrera del vocalista apreciarán rápidamente sus evidentes virtudes (claramente enfocadas a los directos de la banda), pero tampoco aporta grandes cosas y se queda a medio camino entre lo interesante y lo común. Acabaré con un ejemplo: un servidor ha echado en falta a los Circle II Circle que cierran este disco con “Every last thing”. Compositivamente más ricos y complejos y con ello a la vez asequibles y únicos… Tarea difícil que ya han logrado anteriormente. Quizás en otra ocasión…

Circle II Circle son:

Zak Stevens – Voz
Evan Christopher – Guitarras
Andrew Lee – Guitarras
Paul Michael Stewart – Bajo y Teclados
Tom Drennan – Batería

Tracklist:

1. Fatal Warning 03:55
2. Dead of Dawn 04:07
3. Forever 05:16
4. Echoes 05:21
5. Waiting 03:35
6. Soul Breaker 03:29
7. Seclusion 05:03
8. So Many Reasons 03:41
9. Chase the Lies 03:14
10. Every Last Thing 07:23
Puntuación: 6,75

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos