CORPORE – CITY OF INFINITY

Crítica

Los zaragozanos CORPORE, acaban de editar su primer larga duración titulado «City Of Infinity», el cual presentan tras haber dejado previamente un par de Eps, a través de once temas llenos de buen rollo y gran hacer instrumental (a caballo entre el idioma patio y sajón), con un uso exacerbado del sintetizador y algunos juegos que dejan a su paso el desarrollo de una buena obra.

Cincuenta minutos que se abren con «Another Eternity», una canción que cuenta con una gran orquestación y una trepidante batería, alternan voces rasgadas con líricos y crean efectos que se entremezclan sin piedad para intentar sorprender los sentidos de su público, como esa rabiosa parte final que concluye el corte.

El disco sigue con los alegres ritmos iniciales de «Ya No Queda Tiempo», me ha gustado mucho el corte por las ganas que han puesto en él, dotándolo de velocidad y credibilidad en todo momento, incluso en las partes más lentas, dejando brillar con luz propia el estribillo con unas voces moduladas y coros tremendamente efectivos.

En la tónica del anterior, quizás pudiendo asociar más su esencia al power metal, aparece «Letal» con una lírica muy directa y un cañero doble bombo, aunque la idea principal que se me pasa por la cabeza nada más terminar la canción es la de sentimiento, ya que el feeling que desprende el corte en sus diferentes partes es abrumador, por ejemplo con el bajo en torno a medio tema, sobre la que empieza una guitarra que rápidamente se dobla y la voz, termina cumpliendo eficazmente su cometido.

Un campaneo termina por fundirse con unas potentes guitarras para comenzar «Restart», de gran desarrollo ascendente con esa fortaleza que suministra aplicar las voces rasgadas en los momentos exactos de énfasis, para pasar a la tranquila intro de «Under My Skin», que desemboca sin piedad en primera instancia en formas más cercanas al core, que terminan por deslucirse para adaptarse a lo que proponen en el resto del disco, con una amplia carga melódica bien respaldada por el sintetizador y los momentos justos de brutalidad.

Otra de las que merecen una especial atención por su fuerte intensidad es «Involución», además de por lo que trata de transmitirnos son esas formas tan duras con unas guitarras que se apoyan en la parte melódica para que la desgarradora lírica haga su función y en contraposición a esta idea, aparece «Semilla del Mal» tranquilamente y sin abandonar esta idea en ningún momento, ya que aunque la canción obviamente estalla al igual que el resto de sus compañeras y también propone cambios de tempo, no son tan significativos como en otros de los temas que ya hemos escuchado. Será la parte del estribillo la que quede algo más coja según mi humilde opinión.

«Demasiado Tarde» puede comenzar contundente, aunque rápidamente cambia para convertirse en una de las canciones más dinámicas del plástico en la que el sintetizador mejor cumple su cometido, es de los pocos temas en los que no me ha gustado esa «dualidad» vocal, pienso que hubiera sido el tema perfecto para cantar íntegramente en gutural por el juego que podría haber dado, pero de nuevo repito que esta es mi idea. Gran solo de guitarra que se desliza como quiere por la canción y en definitiva, uno de los mejores cortes del plástico.

Pasamos a «Mil Recuerdos En Tu Soledad» a través de unas suaves notas de guitarra que inician el medio tiempo del trabajo, es una canción tranquila en la que el componente melódico supone el todo, sus partes se van superponiendo generando un magnífico resultado para dar paso a «Corpore Insepvlto», otro corte cantado en inglés pero con estribillo en castellano con una intro que aparece como el fragor de un concierto con todo un público jaleando el inicio del tema y un sintetizador que aparece disperso en el mencionado concierto dando un buen resultado.

El bonus track de este formato es «Infamia 2.0» y supone otro de los cortes más largos que presentan, abriendo enérgicamente con un agudo rasgado que clama el nombre del tema, es una de las piezas más completa en el que proponen tanto partes lentas como rápidas, todo muy controlado. Es una de esas canciones, en las que uno prefiere escuchar a que le cuenten nada ya que junta partes de todo lo que hemos visto en líneas superiores.

Así pues, me tengo que sincerar con todos vosotros diciendo que es un disco muy recomendable al que le he tenido que dar muchas, y cuando digo muchas es realmente muchas escuchas para que me entrara, ya que mi primera reacción al escucharlo fue bastante adversa. Supongo que se trata de esta clase de discos difícil que entre a la primera (por supuesto hablando subjetivamente), aunque en este momento sea una clara recomendación a la espera de ver como se las gastan en un próximo formato.

TRACKLIST:

01.- Another Eternity
02.- Ya No Queda Tiempo
03.- Letal
04.- Restart
05.- Under My Skin
06.- Involución
07.- Semilla Del Mal
08.- Demasiado Tarde
09.- Mil Recuerdos en Tu Soledad
10.- Corpore Insepvlto
11.- Infamia 2.0

CORPORE son:

Teocida – voz y electrónica
Mike Dawson Kovalsky – Guitarra y coros
David The Doctor – Guitarra y coros
Kintana – bajo
Jimmy The Commander – Batería

Puntuación: 7.2
Discográfica: Autoproducido
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos