DEAD SHAPE FIGURE – THE DISEASE OF ST. VITUS

Crítica

Es impresionante como casi todos los días llegan sorpresas en forma de buen metal y esta vez no podía ser menos. Nos dirigimos a Finlandia para disfrutar con los chicos de Dead Shape Figure y su sorprendente trabajo, The Disease Of St.Vitus.

Lo primero a destacar antes de meternos de lleno a comentar el disco en sí, es que vamos a encontrarnos con multitud de sensaciones debido a la amplia variedad en cuanto a estilos musicales que la banda va a mostrarnos a lo largo de los nueve cortes que componen el plástico. Es de agradecer estas variantes ya que es una forma inteligente de acercarse a un público más amplio sin dejar en un segundo plano en absoluto a los seguidores del buen thrash death metal.

Comenzamos con «Suicide Continental», dicen que una primera impresión hace mucho y parece ser que es cierto porque la primera impresión que nos llevamos es realmente buena. Distorsión sonora,agresividad, potencia y calidad es lo que derrocha este tema por los cuatro costados. La influencia thrasher se observa a la perfección y el toque death en el apartado vocal también se nota claramente aunque no abusa tanto de los guturales ya que la voz se apoya perfectamente en un entorno instrumental muy equilibrado y a la vez potente. Es un auténtico temazo sin duda alguna.

«Seraphim» no es más que una continuidad de su antecesor en cuanto a derroche de calidad se refiere, vamos a disfrutar de un Thrash Death Metal impresionante además de ver un intercambio de guturales con voces más nítidas consiguiendo unos cambios drásticos a lo largo de toda la escucha. Estos cambios no son en vano y se acoplan perfectamente al ritmo agresivo que impone la composición instrumental.

Llegamos a «Face On The Nails», donde podemos apreciar un cambio más brusco, se suavizan un poco los ritmos y se abandona casi por completo los guturales a excepción de determinadas partes. Hay unas influencias más cercanas al rock, especialmente en los solos de guitarra con una leve distorsión y unos punteos algo suaves. El tema nos trae un estribillo pegadizo con una técnica muy depurada y en ocasiones nos recordará al estilo llevado a cabo por los suecos Scar Symmetry.

El sonido thrasher vuelve con «Felix Culpa», donde volvemos a ver una combinación perfecta entre el thrash y el death y sonidos más melódicos para no sobrecargar demasiado la composición. Las voces siguen alternando guturales con voces más suaves con una agresividad instrumental notable.
«Amberstar» sigue la misma dinámica que los anteriores cortes aunque quizás es más potente que el anterior tema citado, muestra una violencia a la hora de tocar impresionante y alterna ritmos muy thrashers con otros mucho más melódicos consiguiendo unos resultados muy buenos en cuanto a sonido.

Es el turno para otro de los trallazos de este The Disease Of St.Vitus y lleva por título: «Madonna Of Seven Sorrows», impresionante es poco, la composición nos desborda por todas partes con la agresividad de los efectos guturales alternados con un sonido al más puro estilo de la Old School Of Thrash Metal, el sonido de la batería es bastante monótono pero perfecto para la base en la que se asienta el tema durante todo su recorrido temporal. Es una pista que más de uno quemaremos de tanto escucharla.

El número siete es para «Idiopolis», percibimos un inicio mucho más relajado, con suaves acordes que pueden anunciar un corte más calmado… pero tranquilos, se trata de un error de percepción porque en menos que canta un gallo el tema rompe a base de guturales y violencia instrumental alcanzando tonos propios del Death Metal más característico aunque en ningún momento peca de encasillarse en un estilo y va alternando ritmos y acordes que van desde los más oscuros y densos a los más claros y suaves.

«Shrouds» es el penúltimo tema del redondo y destaca por presentar un estilo más heavy con voces más suaves y unos acordes que alternan suavidad con momentos más agudos acompañados de un doble bombo muy técnico. No es de los mejores cortes del disco ni mucho menos si se compara con alguno de los anteriormente comentados.

Cierra este trabajo «Cities Of The Pain», y no puede cerrar de mejor manera posible, nada más y nada menos que con un corte digno del ya famoso ritual del moshpit si hablamos con el lenguaje característico del mundo del Thrash Metal, la distorsión de guitarra en ocasiones nos va a recordar a los mejores acordes de Pantera en sus mejores tiempos y en todo momento vamos a gozar de un equilibrio sonoro en todos los aspectos que componen este gran tema. Un trabajo que dará mucho de que hablar sin duda alguna.

Puntuación: 8,5

Discográfica: Dynamic Arts Records

Autor: Jose Manuel Jurado