DISARMONIA MUNDI – MIND TRICKS

Crítica

Hace cuatro años Disarmonia Mundi puso en el mercado su disco debut “Nebularium”. Se trataba de un trabajo sorprendentemente maduro y sólido para un debut, contaba con un sonido propio y bastante buen gusto, con algunos temas realmente muy buenos como “Mechanichell” o “Guilty Claims”.

Moviéndose en el campo del death progresivo, Disarmonia Mundi se ven influenciados por bandas como Opeth o Cynic. Dos años más tarde, en 2004, el grupo sacaba al mercado su nuevo trabajo “Fragments Of D-Generation” con el cantante de Soilwork Bjorn Strid al cargo del apartado vocal. Este nuevo trabajo incorpora ciertas comprensibles influencias de Soilwork y perfecciona su sonido, limando asperezas y consiguiendo una personalidad única. “Fragments Of D-Generation” es un disco realmente bueno, de lo mejorcito de 2004, con un sonido influenciado por el death, el progresivo y algunas influencias de jazz.

Tras la marcha del bajista Mirco Andreis, Ettore Rigotti, alma mater del grupo, se hizo cargo del bajo, además de la guitarra y la batería, que ya eran cosa suya anteriormente. Este año han sacado a la venta “Mind Tricks” un trabajo potente y muy directo. El disco mete bastante caña y ofrece canciones muy divertidas que no descuidan en ningún momento el apartado compositivo, continuando con la línea progresiva de sus anteriores trabajos, pero de una forma más sutil. Cambiando algo de experimentación a favor de la efectividad, “Mind Tricks” es un disco compositivamente algo inferior a “Fragments Of D-Generation” pero el acierto al no sobrecargar las canciones y una mejora técnica en la interpretación hacen de “Mind Tricks” un trabajo imprescindible, veamos el tema a tema:

Resurrection Code: El tema se inicia con una minúscula intro que sirve de antesala a un riff muy interesante y a una buena melodía. Es una canción con bastante fuerza y mucha garra, llena de pequeños detalles que le dotan de un dinamismo poco predecible. Ya desde el principio notamos un pequeño cambio en el sonido del grupo en pos de una mayor efectividad en su sonido. Sin embargo, Cynic sigue siendo una influencia a tener en cuenta con su estilo death-progresivo. Un gran tema para comenzar un gran disco.

Mindtricks: Un tema bastante rápido con una interesante melodía en el fondo. Me recuerda ligeramente a “Mechanichell” de su primer trabajo Nebularium. Tiene un estribillo realmente excelente y la introducción de voces limpias a cargo de Claudio Ravinale en esta ocasión le da un toque especial. Sobresaliente para Ettore, enorme en sus labores de “hombre para todo” y para Bjron Strid, que está realmente enorme. En la misma línea de su predecesora, “Mindtricks” tiene un sonido fresco y bastante interesante. En directo sería una bomba.

Celestial Furnace: El comienzo de este tema es bastante distinto de los dos anteriores. Parece anunciar un tema con una carga menos death. Se trata de una canción menos rápida dónde los riffs son más pesados y la composición más progresiva. Variaciones en los momentos apropiados y un buen estribillo. Se trata de una canción muy interesante que define bien el sonido de la banda, por lo que podría ser un buen single. Nuevamente funcionaría bien en directo.

Nihilistic Overdrive: Un buen comienzo, con un riff bien trabajado y una melodía curiosa. Es uno de los temas que más me gustan del disco, tiene mucha garra y unos cambios de ritmo bestiales. Compositivamente es una pequeña joya de poco menos de cinco minutos que con total seguridad pasará a ocupar una plaza fija en el reproductor mp3 durante una larga temporada. Aquí Claudio y Bjorn tienen el trabajo más repartido, consiguiendo una buena mezcla de estilos vocales. Impresionante trabajo a la batería y a las guitarras nuevamente por parte de Ettore. Sobresaliente.

Parting Ways: Un gran riff para iniciar un tema que mete bastante caña. Se trata de una canción oscura con un ritmo progresivo que suena bastante actual. Lo mejor del tema son las interpretaciones de Bjorn y Claudio, que están enormes. Una sólida base rítmica y una melodía que hace las veces de fondo ambiental le dan a este tema un toque personal y en cierto modo muy elegante, con muy buen gusto. Un tema “diez” que resulta realmente entretenido de escuchar.

Venom Leech And The Hands Of Rain: Puede que este sea el mejor acierto del disco. En este tema Disarmonia Mundia han conseguido una mezcla perfecta entre la fuerza y la garra del mejor Death y la progresividad del sonido de grupos como Opeth o Dream Theater. A lo largo de esta canción encontraremos referencias a sonidos jazz, que le dotan de un estilo inconfundible. Los tres integrantes del grupo (parece mentira que solo sean tres) cuajan una actuación perfecta en este tema, dónde Ettore demuestra que es un excelente músico con una polivalencia poco habitual. El solo que nos encontramos hacia el minuto tres y medio merece una mención especial. Todo un temazo.

Liquid Wings: Este es uno de los mejores comienzos del disco. El tema tiene velocidad y personalidad, con una gran interpretación vocal y un excelente trabajo a las guitarras. Merece la pena prestarle atención a la parte instrumental del tema. Con una atmósfera bien construida y una composición excelente, Liquid Wings es un buen tema que en directo no funcionaría mal.

Process Of Annhilation: Una mínima introducción ambiental da paso a un riff con mucha fuerza. El tema arranca acorde con su título, derrochando garra y fuerza en cada nota. Sin lugar a dudas es un tema ideal para un show en vivo y cuenta con una composición muy acertada, sin demasiadas complicaciones pero manteniendo el espíritu del grupo. Probablemente es el tema menos progresivo del disco. Sin lugar a dudas se trata de una canción realmente divertida que invita a un headbagging casi obligado. Gran tema.

Last Breed: Otro inicio rápido con un buen riff. Ettore simplemente se sale a la batería en este tema. Compositivamente está en la línea de su predecesora pero recuperando un poco de la progresividad de los temas anteriores. Bjorn y Claudio siguen en su excelente dinámica de trabajo y las guitarras de Ettore suenan excelentes. Un tema perfecto para un directo, muy entretenido y con estribillo inteligente. ADVERTENCIA: vuestras cervicales peligran.

A Taste Of Collapse: Este tema arranca con una melodía mejor definida, más “heavy” que las anteriores. El tema tiene un sonido muy clásico pero mantiene las señas de identidad del grupo. El duo Bjorn-Claudio tiene en este tema una actuación realmente impresionante y Ettore continua demostrando que es un fuera de serie. Un tema verdaderamente divertido que supone un soplo de aire fresco en el disco.

Mouth For War: El último tema del disco es también uno de los mejores. El tema suena mucho a “Fragments of D-Generation” y cuenta con una interpretación de Ettore al bajo realmente increíble. No encuentro las mejores palabras para definir el tema, pero creo que una escucha os hará comprender porque lo considero un “must listen” como dicen los yankis.

Creo firmemente que Disarmonia Mundi son una banda con un buen presente y un gran futuro; lo único que necesitan es encontrar músicos de calidad que liberen de algunas funciones a Ettore, no porque el lo haga mal, sino porque esta “multifunción” suya es inviable en directo, y una banda sin shows en vivo pierde algo muy importante. Espero que el grupo siga creciendo, ya que tienen un gran futuro, como demuestran en este trabajo, que es de lo más fresco e interesante de lo que he escuchado en este 2006.

Disarmonia Mundi:
Claudio Ravinale – voz
Ettore Rigotti – guitarras, bajo, batería, voz, teclados
Bjorn «Speed» Strid – voz

01. Resurrection Code
02. Mindtricks
03. Celestial Furnace
04. Nihilistic Overdrive
05. Parting Ways
06. Venom Leech and the Hands of Rain
07. Liquid Wings
08. Process of Annihilation
09. Last Breed
10. A Taste of Collapse
11. Mouth for War (Pantera cover)

Puntuación: 9

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos