DOCKA PUSSEL – SLEEK & PSYCHO

Crítica

Directamente desde Sevilla nos llega el primer largo de DOCKA PUSSEL, una joven banda fundada en el verano de 2011 y que ya cuenta con dos EPs a sus espaldas, que contenían un total de siete temas. Tras cuatro años de tocar, componer y grabar, los sevillanos al fin pueden presentarnos “Sleek & Psycho”, un redondo con trece cortes en el que han buscado plasmar el particular sonido que resulta de su “puzzle musical”, como ellos mismos definen la identidad de la banda. Siendo rigurosos, el disco vio la luz en diciembre de 2014. Normalmente, como muchos sabréis, en MetalCry no solemos revisar discos de años anteriores al que esté en curso pasada la primera quincena del mes de Enero: es una decisión que tomamos por practicidad, para poder cubrir el mayor número de lanzamientos del año en vigor posibles. Pero el disco de DOCKA PUSSEL llegó a mí hace unas semanas y desde la primera escucha supe que se trataba de algo especial. El grupo cuenta con un estilo y sonido muy personal y característico y me parecía muy injusto no darle promoción a un producto así. Por eso haré la excepción que confirma la regla y os analizaré el debut de los andaluces.

dockapussel_banner

Lo primero que creo apropiado mencionar es la naturaleza compleja del disco: “Sleek & Psycho” no es un disco para todo el mundo, es un trabajo complicado, con muchos giros, con cierta dosis de delirio, con un estilo que moldea las harmonías, las trasguede, que retuerce sus estructuras y que busca, a todas luces, un terreno lo menos poblado posible, un mundo musical sin fronteras. Por eso, los fans más habituados a los discos complejos y difíciles tendrán mucho ganado para disfrutar de este trabajo, mientras que aquellos de vosotros que gustéis de un material más tradicional puede que no estéis ante el disco más indicado para vosotros.

Entrando en materia, una de las cosas más sorprendentes de esta banda y de este lanzamiento es lo complicado que resulta encontrar alguna influencia verdaderamente reconocible en las primeras escuchas. La primera vez que les escuché solo pude pensar en los japoneses GONIN ISH y en su disco “Naishikyo Sekai” como una posible influencia para la banda, especialmente por el uso de la voz femenina saltando de lo melódico a lo agresivo y el gusto por los juegos harmónicos. Es una banda poco conocida fuera de Japón y me sorprendería mucho que los sevillanos la conocieran, por lo que me imagino que cualquier similitud estilística es una simple coincidencia surgida por una búsqueda común: la de destruir cualquier barrera o frontera que cohíba su capacidad creativa. No obstante, a medida que he escuchado y profundizado más en el disco he podido reconocer algunas influencias más cercanas y “normales”, que sin lugar a dudas forman parte del bagaje de la banda y que forman parte de su experiencia musical.

El disco arranca con la intro “42”, muy intrigante, oscura, con cierto componente ambiental y una atmósfera bastante onírica. Tras ella le llega el turno a “Mother Storm”, un potentísimo y adictivo tema que comienza a mostrar las virtudes y características de esta banda y que nos revela, además, la primera de esas influencias y posiblemente la más fácil de reconocer; y es que los riffs iniciales de este tema recuerdan mucho al estilo de los americanos MASTODON. Pronto descubrimos la seña de identidad más evidente y palpable de los sevillanos: la voz de la cantante Zark, con un estilo abrumadoramente personal y una voz muy versátil, que le permite abordar diferentes registros y ofrecer un abanico sonoro realmente interesante, gracias al que el grupo puede sentirse libre para explorar y crear en cualquier dirección que les parezca oportuno.

Una de las cosas más llamativas en las composiciones de la banda, como puede apreciarse en temas como “Zhora” o en la adictiva “September Runs” es la capacidad de la banda para jugar con cambios en el tempo, mezclar estilos y retorcer sus estructuras en espacios de tiempo bastante reducidos (la media del disco no llega a los 4 minutos, con solo tres temas por encima de esa marca). Una cualidad que hace pensar en grupos como THE DILLINGER ESCAPE PLAN u OTEP como posibles influencias para el grupo (la versión más agresiva de las voces de Zark sin duda recuerda a Greg Puciato).

dockapussel bandCon “Odyssey” la banda cuaja una de las composiciones más interesantes del disco, con un desarrollo melódico realmente atrayente y una base rítmica potente que lo convierten en un candidato ideal para los directos del grupo. Me gusta especialmente el cariz que toma el tema a partir del minuto dos, con una interpretación de guitarra soberbia a cargo de Öjka y Zark en una tonalidad melódica y casi mesmerizante que, juntos, te atrapan sin posibilidad de escape. Y de pronto vuelve la potencia y la agresividad, conduciéndonos a un final inevitable en el que el headbanging es casi una necesidad fisiológica.

Rage” nos llega con un estilo más contemporáneo y agresivo, cercano a las tendencias hardcore y metalcore, pero adquiriendo rápidamente un cariz mucho más elaborado y con una preocupación más marcada por la variación que la que demuestran la mayoría de bandas de esos estilos. El conjunto final es un tema realmente potente y agresivo que puede analizarse de igual forma desde una perspectiva más progresiva. Destaco especialmente la labor de Floho al bajo, verdaderamente sólido y presente en todo el tema. Tras él llega “Columbia”, el tema más largo del disco y uno de mis favoritos, con una intro propia que desemboca en un tema de estructura muy jazz sobre la que se desarrolla un tema de estilo difícilmente definible, con agresividad muchas dosis de imaginación, me hace pensar en la música negra, aportando buenas dosis de melodía y de “alma”, mientras guitarra y bajo se afanan en construir un muro sonoro a base de riffs. Y sosteniéndolo todo la batería, en una interpretación fantástica que no tiene nada que envidiar a los grandes maestros del instrumento (¿fan de Martin López quizás?). El pequeño “interludio” pasado el minuto tres es un lujo que no hace sino darle aún más profundidad al tema. Gran detalle.

El disco continúa su avance con “The Siren” un corte más ecléctico apoyado en una interesante percusión y con un desarrollo melódico vocal sorprendente, intrincado y casi delirante. Una característica que es, sin duda, marca de la casa y que, con seguridad, es una de esas cosas que o bien te parecen una genialidad, o bien acabas odiando. Yo me inclino más a lo primero. La parte central me parece fantástica y el tema acaba terminando casi como empieza. Seguidamente le llega el turno a “Do You?” un corte que vuelve a mostrar cierta influencia de MASTODON junto al personal estilo vocal de Zark, resultando en un conjunto verdaderamente poco común e interesante. Me parece uno de los temas mejor trabajados del disco en su conjunto global y, si bien la influencia de los americanos es quizás demasiado evidente (sobre todo en la primera parte del tema), el resultado final tiene mucha personalidad y será sin duda una verdadera bomba para el directo.

How To Escape” y “Foollinger” nos acercan más a la recta final del disco mientras continúan mostrando las virtudes y la capacidad de DOCKA PUSSEL para hacer un estilo de metal personal y diferente. El primero es un tema de menos de tres minutos con una base muy potente y la voz de Zark en esa versión mesmerizante, hipnótica, que parece de otro mundo, terminando en una explosión de agresividad acompañada por unas líneas de guitarra realmente magníficas. Es uno de mis temas favoritos del disco y muestra muy claramente la búsqueda de la banda por un terreno personal y libre en el que sembrar su música. El segundo cuenta con un riff inicial realmente adictivo y un ambiente general que me hacen pensar en el como un serio candidato a “single” para el disco. Sin lugar a dudas funcionará genial en directo, con un estribillo melódico y que invita a cantarlo, junto a una colección de riffs que nos empujan al headbanging sin remisión. Es otro de mis temas favoritos de este trabajo, junto a su predecesor y “Mother Storm.”

Voltage” es la penúltima parada de este trabajo y se trata de un corte bastante movido, con ciertos paralelismos con “Mother Storm”, aunque con un enfoque algo diferente. Es uno de los temas que más me recuerdan a los japoneses GONIN ISH y posiblemente uno de los cortes más complejos y delirantes del disco. Una vez más, las interpretaciones de Zark en la voz y Öjka en la guitarra me parecen especialmente destacables, sin menospreciar la labor de la base rítmica, que también raya a muy buen nivel. Por último, la banda nos presenta “My Demons”, un tema muy personal, que es la balada del disco y que rezuma jazz y blues por todos los poros. Verdaderamente profundo, la interpretación de Zark sobre la acústica consigue transmitir un sentimiento de melancolía a caballo entre la tristeza, el amor y la nostalgia que desaparece con una disonante nota de la eléctrica. Sencillo y profundo, no me imagino un final mejor para un disco como este.

DOCKA PUSSEL son una de las bandas más originales que he escuchado dentro de nuestras fronteras. Lo digo sin reservas. Si continúan avanzando por este camino tienen ante si un futuro verdaderamente brillante y del que podemos esperar casi cualquier cosa. Su primer trabajo es una pequeña joya que no merece pasar desapercibida y que, si bien aún tiene cosas por pulir (algunas influencias demasiado evidentes, algunos recursos demasiado recurrentes…), son en su mayoría detalles que no lastran el atrevimiento y la personalidad de la banda. Fresco y sorprendente, una de la mayores recomendaciones que puedo hacer.

 

dockapussel_sleek&psycho_cdTRACKLIST:

01.- 42
02.- Mother Store
03.- Zhora
04.- September Runs
05.- Odyssey
06.- Rage
07.- Columbia
08.- The Siren
09.- Do You?
10.- How To Escape
11.- Foollinger
12.- Voltage
13.- My Demons

 

DOCKA PUSSEL son:

Zark – Voz
Öjka – Guitarras
Floho – Bajo
Fer – Batería

 

Puntuación: 9/10
Discográfica: Independiente
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos