DRUDKH – HANDFUL OF STARS

Crítica

“Handful Of Stars” supone el octavo LP en la carrera de los ucranianos Drudkh y su segundo disco bajo el prestigioso sello francés Season Of Mist. Siempre envueltos en un halo de misterio creado tanto por su poco habitual propuesta musical como por su particular política de no ofrecer entrevistas ni conciertos, Drudkh se han convertido con el paso de los años en una banda de culto para un sorprendente número de seguidores.

Desde que debutaran con “Forgotten Legends” y su continuación “Autumn Aurora” Drudkh han mantenido un nivel consistentemente alto en sus composiciones e interpretaciones, traduciéndose esto en una asombrosa recepción por parte de la crítica, que ha mantenido la valoración de sus discos entre el sobresaliente y el notable alto (siendo precisamente “Autumn Aurora” uno de sus discos mejor acogidos).

Con unas inconfundibles raíces black metaleros, Drudkh han construido un sonido plagado de folk nórdico y tendencias ambientales y progresivas que han ido evolucionando a lo largo de los años hacia composiciones cada vez más detallistas y variadas, siendo destacables los resultados en discos como “Blood In Our Wells”, el casi acústico “Songs Of Grief And Solitude” (muy criticado en su momento por su falta de dureza y la completa ausencia de elementos black metaleros, pero que desde mi punto de vista cuenta con algunas de las mejores composiciones del grupo) y también en su más reciente “Microcosmos”, esfuerzo del pasado 2009 y primero en ver la luz al amparo de Season Of Mist.

Quiero dejar claro desde el principio que la música de Drudkh no es para todo el mundo y que sus composiciones, progresiones y texturas requieren un gusto especial por los sonidos extremos, ambientales, por la experimentación y la progresión. Drudkh es un grupo complicado de asimilar en muchos aspectos, pero si encajas en ese perfil aventurero de aficionado a los no convencionalismos puedo garantizar que verás bien recompensado el esfuerzo de acercarte a uno de los grupos más refrescantes e imaginativos de la escena actual (hay quienes definen su estilo como “música impresionista”, otros dicen que son deudores de Drukh; yo creo que si lo fueron, hace mucho que lo dejaron atrás).

Entrando de lleno en este nuevo disco de los ucranianos no tardaremos mucho en darnos cuenta de que se han dejado en casa algo de su habitual saturación y de sus influencias más blackers en pro de un sonido más cercano al progresivo, consiguiendo algo que podríamos denominar como rock progresivo extremo y que, para hacer un paralelismo no muy lejano, podría compararse en algunos aspectos al anterior disco de Enslaved “Vertebrae”.

Tras la interesante intro “Cold Landscapes” con un excelente piano como protagonista le llega el turno a “Downfall Of The Epoch”, un coloso de más de doce minutos (una duración que no es ni mucho menos extraña para Drudkh) en el que el cuarteto de Kharkhiv nos ofrecerá un ejemplo muy claro y exhaustivo de la dirección que va a seguir este “Handful Of Stars” otorgándole mucho protagonismo a las guitarras y los teclados (con algún hammond  semioculto en la mezcla que le otorga un aire muy particular a su sonido) y haciendo hincapié en el desarrollo melódico del tema y en la progresión rítmica de su batería Vlad.

“Towards The Light” sigue el patrón anunciado, mostrándose algo más cercana a sus raíces black metaleros gracias a una melodía más “fría” y una batería más agresiva que roza el balst-beat en algunos pasajes de los más de nueve minutos que dar este tema. Lo que más me ha llamado la atención en este tema es la interacción entre las guitarras y el teclado y el uso de una guitarra electro-acústica, creando momentos realmente sorprendentes que aportan variación y color al tema desde todos los puntos de vista. Y menudo solo. Finos en la interpretación, Drudkh ejecutan sus composiciones con precisión, consiguiendo que cortes como “Twilight Aureole” hagan gala en su sonido de los detalles y figuras dibujados en su partitura.

Este nuevo disco de Drudkh será, y de hecho ya está siendo, criticado por un sector de los fans, que ven en él una notable disminución de sus elementos black, marcando una tendencia progresiva mucho más clara y definida de lo que había estado hasta ahora, restándole una generalmente bien vista ambigüedad a sus lanzamientos. Por mi parte me parece una evolución en primer lugar lógica y en segundo lugar (y esto es una apreciación personal) positiva. Los objetivos compositivos del grupo estarán ahora más claros, para ellos y para los fans y su capacidad de concentración y avance se verá mejor focalizada y reforzada gracias a este paso. Cómo digo es una apreciación personal, así que supongo que esto deberemos dejarlo en una “cuestión de gustos”.

“The Day Will Come” marca el principio del fin para este disco con otros nueve minutos (el tercer tema consecutivo en esta duración) y musicalmente podría definirse como una interesante mezcla entre “Downfall Of The Epoch” y “Towards The Light”. Comentarla sería deshacerme en elogios hacia el grupo una vez más, tanto en la parcela compositiva como interpretativa, así que me ahorraré las palabras para una ocasión más propicia y os dejaré imaginar y descubrir el sonido de este tema.

Si comentaré unas palabras sobre la outro de este disco, titulada “Listening To The Silence”, llena de feeling, de misterio, con esa solitaria guitarra y su particular efecto. Muy acertada. Poco queda por añadir, este disco, siguiendo la tradición del grupo, va dirigido a un tipo de público muy concreto y con esta premisa, creo que satisfará las expectativas de la gran mayoría de fans, incluso sobrepasándolas en algunos casos, aunque exista un sector que lo vea con ojos menos bondadosos. Para mi, “Handful Of Stara” es un gran disco y lo recomiendo sinceramente.

Puntuación: 9

Discográfica: Season of Mist

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos