EL PASO KILLERS – FUEGO IN CIUDAD JUAREZ (2012)

Crítica

He aquí uno de esos lanzamientos destinados a no pasar desapercibidos por parte del público rockero más avezado. Se trata de la reedición masterizada del que fuera debut del experimentado y actualmente power trío EL PASO KILLERS, grupo vasco-argentino que une en un mismo combo la experimentada voz y guitarra del bilbaíno Stacey, conocido en el pasado por su proyecto GYROBRAIN con el que editó 3 trabajos, el bajista y también vocalista Pampero, procedente de Argentina y también perro viejo en esto del rock, y la batería de Jonas, quien completa la formación tras varios movimientos en el puesto durante los últimos años.

El resultado de años de unión dio finalmente con la edición de un primer trabajo que respondía al nombre de “Fuego in Ciudad Juárez” y que ahora, en 2012 y con varias bonus tracks se extiende ni más ni menos que a los más de 76 minutos y los 26 cortes. El trío no se ha puesto fronteras ni barreras a la hora de detener su prolífica capacidad para producir composiciones de ese rock bastardo que ellos defienden tema a tema y que contiene elementos tanto del heavy metal como del punk sin ni una sola limitación más que la de que el resultado sea el de canciones urgentes, rápidas, inmediatas, pero para nada carentes de calidad o una factura de primera línea. De hecho una de las notas más destacables de este impresionante trabajo es el de encontrarnos con un trío solvente y compenetrado, pero más allá de eso con unos músicos que llevan el rock en la sangre y en los nervios, demostrándolo con un trabajo rítmico absolutamente brutal y una ración de riffs y secciones de guitarra que destilan sabiduría, clase y, ante todo, actitud.

Entre la sucesión de temas y más temas que con el que EL PASO KILLERS nos ataca y nos llena el cerebro de rock and roll, un rock and roll que mezcla de forma totalmente natural el punk metálico de MÖTORHEAD con el clasicismo de ZZ TOP y el descaro agresivo de MÖTLEY CRÜE, lo cierto es que no dejamos de sorprendernos de que semejante cantidad de temas puedan aportar uno tras otro momentos sublimes de guitarra, ritmos que harán mover la cabeza y los pies de forma visceral y auténtica, y voces que huelen a whiskey, a excesos y a puro y barriobajero rock and roll.

Destacar uno u otro tema del plástico es una tarea no solo complicada, sino realmente inútil en la descripción de un álbum así. Desde el comienzo con “Woman” se suceden cortes unos más veloces, otros más decadentes, los más, auténticas píldoras urgentes de rock and roll como “Shotten again”, “Gimmie Love”, “One to die for” o “Get Ready”, y siempre manteniendo la sinceridad y la autenticidad con respecto al oyente y aquello que se nota que no solo aman, sino que comen, respiran y beben…

Mención a parte merece el punto de inflexión que marca un tema como “Abduction in Mexicali Pt. 1”, la cual tendrá su desenlace instrumental al final del álbum, y que con sus más de 6 minutos consigue darle la vuelta al concepto de interludio en un álbum. Rodeado de cortes cuya longitud media no supera los 3 minutos resulta un verdadero respiro para el oído, quien tras su paso se vuelve a preparar para todo un nuevo incendio que en esta segunda parte parece ser más elaborado y complejo compositivamente, sin perderle la cara la inmediatez de cortes como “To ride” o “Black Leather”, que sin duda llama a la puerta de los amantes de Lemmy Kilminster una vez más.

Un deje más americano en “Superstar”, espectaculares guitarras y completo desarrollo en “Love is all around”, gran poder instrumental en “Detonated” o decadencia rítmica en otros como “Powerchild” o “Spirits in the night”, son detalles que completan un exhaustivo álbum que opta por cantidad sin renunciar a calidad, buen sonido o actitud.

Por supuesto que tanto volumen de material tiene un claro y evidente handicap. En el alto minutaje del álbum los cortes se camuflan unos a otros, los ritmos y la consecución canciones saturarán más de una escucha si ésta se pretende hacer de una sola sentada. De esta forma la propia razón de ser de cada composición se ve obnubilada por una sensación de globalidad por otro lado inexistente. Es como sentarse ante una bandeja enorme de buenos dulces. Todos son igual de buenos, pero todos sabemos el peligro que corren muchos de no ser saboreados en su justa medida. Quizás sea una de las virtudes que contenía el encontrarse con un extenso trabajo dividido en un doble CD… uno podía dividir la escucha de forma natural y premeditada por la propia banda, sin embargo en este caso le toca al oyente superar esa saturación y reconocer o redescubrir un más allá donde reside una de esas confirmaciones rockeras a las que merecerá la pena seguir la pista en este 2012.

EL PASO KILLERS son:

Stacey – Voz y guitarra
Pampero – Voz y bajo
Jonas – Batería

TRACKLIST:

01-  Woman
02-  Feel my love
03-  Shotten again
04-  Calm down
05-  Gimme love
06-  My home
07-  I love her
08-  Zetland
09-  One t odie for
10-  I’m Rolling
11-  For you
12-  Get Reddy (to rock)
13-  Transmission
14-  Abduction in Mexicali Pt. 1
15-  To ride
16-  Powerchild
17-  Superstar
18-  Love is all around
19-  Detonated
20-  Blowjob
21-  Spirits in the night
22-  Black Leather
23-  Ciudad Juárez is burning
24-  Demon eyes
25-  Livin’ lovin’ girl
26-  Abduction in Mexicali Pt. 2

Puntuación: 8/10

Discográfica: Psychotic Amarillo Records / Stacey Music Entertainment, Inc.

Autor: Dany Velasco

<< volver a discos