ENKELINATION – TEARS OF LUST

Descripción

Aunque la banda está radicada en Londres, al frente de ENKELINATION está una cantante finlandesa, Elina, formada en el canto operístico. Cuando llegó a la capital británica se enamoró del Rock y el Metal y empezó a trabajar con sus compañeros, para dar lugar a una banda de Metal melódico con cierta influencia del Hard Rock. El nombre del grupo deriva de la palabra finlandesa “Enkeli” que significa “ángel”. En 2012 presentaron su primer EP, y este año por fin vio la luz “Tears of lust”, su primer disco de larga duración. En “Tears of lust” encontramos la combinación de la instrumentación típica del Rock y el Metal con la angelical voz de Elina, que nos transporta a escenarios oníricos cargados de sensibilidad .
El disco empieza con el mismo tema que le da título, para el que además grabaron un videoclip. Se trata de una canción de arranque muy suave, con la voz de Elina sonando por encima de unos instrumentos que cada vez van ganando más fuerza. El ritmo no es muy rápido, pero es machacón y contundente, en contraste con la dulce voz de ella, y además, los cambios de ritmo van introduciendo diferentes atmósferas en la canción, enriqueciéndola y haciendo que esté cargada de matices. Es una canción fácil de escuchar que puede ser una buena carta de presentación ante esa gente que no busca sonidos especialmente duros.

Con la guitarra de Shadow sonando con mucha contundencia empieza “Higher ground”, una canción que continúa con la misma tónica de la canción anterior, es decir, la voz de Elina sonando por encima de una música machacona y contundente. De nuevo, se trata de una canción fácil de escuchar, aunque en ella también notamos la introducción de matices que hacen que tenga bastante más fuerza de la que puede parecer en una primera escucha.

Con muchísima suavidad empieza “Never ending”, una de las canciones más reconocibles del disco. Muy pronto, el tema gana fuerza y también cierta densidad, hasta desembocar en un estribillo pegadizo y que se queda en la cabeza desde la primera escucha. Aunque puede parecer una canción sencilla, la gran cantidad de detalles de la guitarra hace que tengamos que prestarle mucha atención para no perdernos nada.

Con suavidad empieza también “Lullaby”, una canción que se mueve dentro de lo que podemos considerar una balada, cargada de sensibilidad y en la que Elina canta con mucha expresividad. La aportación del piano hace que la canción tenga muchos matices, y todo el conjunto sirve para demostrar que el grupo tiene mucho que ofrecer. El solo de guitarra es de lo mejor del disco.

Con fuerza empieza “Insane”, una canción que desde su título ya nos deja claro que es lo que vamos a encontrar. Es una canción de ritmo potente y mucha influencia hardrockera, que nos deja clara la versatilidad de estos músicos. Su estribillo es muy sencillo, pero también muy pegadizo, y puede funcionar muy bien en directo.

What have you become” es otra canción de mucha complejidad, porque en ella se combina el ritmo machacón de la guitarra con la expresividad de la voz y la potencia que aporta la batería. No es una canción que llame la atención la primera vez que la oímos, pero es innegable que tiene mucha calidad.

Reborn” empieza con fuerza y con cierta oscuridad, transportándonos a territorios más cañeros de lo que podíamos esperar. Después, se desarrolla con densidad durante unos breves momentos, para luego ser una canción fácil de escuchar en la que Elina se luce un montón.

Con potencia y un riff muy reconocible empieza “Chimeras”, una canción más cañera que contrasta con la anterior. En ella volvemos a encontrar ese contraste ente la voz y los instrumentos. Además hay unos cambios de ritmo que enriquecen el tema, haciendo que resulte de mucha complejidad.

Con un ritmo sencillo pero muy fácil de reconocer empieza “Changeling”, una canción fácil de escuchar y muy lograda, en la que el grupo interpreta un medio tiempo muy conseguido. Sin embargo, cuando llega el estribillo, la canción gana potencia y velocidad, lo que hace que resulte un tanto sorprendente en algunos momentos.

Abyss” empieza con un ritmo machacón, para después desarrollarse de forma muy fluida, con la batería de Ben haciendo que movamos la cabeza casi sin querer. Sin embargo, pronto, el tema se acelera, haciendo que sea la canción más rápida del disco, aunque los cambios de ritmo son continuos y no nos permiten saber qué será lo siguiente que escucharemos.

El disco termina con “Last time together”, una canción tranquila, una balada cargada de sensibilidad en la que la verdadera protagonista es la voz, que casi nos acaricia y nos transporta a lugares lejanos. La canción va ganando contundencia a medida que pasa el tiempo, pero sin dejar de ser ese mismo tema tranquilo. Es una canción que sirve como contrapunto a las demás del disco, porque sirve para demostrar el buen gusto del grupo, y en directo puede ser ideal para que levantemos el mechero.

En definitiva, “Tears of lust” es un disco facturado con un buen gusto impecable, que no gustará a los que solo busquen los sonidos más cafres, pero que gustará a cualquiera que se acerque a la música de ENKELINATION con la mente abierta y, sobre todo, con muchas ganas de escuchar cosas bastante alejadas de lo que solemos escuchar.

ENKELINATION son:

Elina: Voz.
Shadow: Guitarra.
Alaisdar: Bajo.
Ben: Batería.

Track list:

1- Tears of lust.
2- Higher ground.
3- Never ending.
4- Lullaby.
5- Insane.
6- What have you become.
7- Reborn.
8- Chimeras.
9- Changeling.
10- Abyss.
11- Last time together.

Discográfica: Autoproducido.

Puntuación: 7,5/10

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos