ETHS – III

Crítica

Escuchar a este grupo sabiendo que en su Francia natal son estrellas y aquí son bastante desconocidos es un pequeño pero. Además sabiendo que es su tercer disco y que está producido por Fredrik Nordström (ARCH ENEMY, IN FLAMES) en Studio Fredman, te das cuenta del potencial y el por qué hay que prestarle una buena atención y escucha.

Procedente de una antigua ciudad portuaria del Mediterráneo no debe ser ninguna sorpresa que la música de ETHS se asemeja a una mezcla vital de Core, post-Korn Metal, con elementos orquestales y electrónicos, y más que aparentemente sin esfuerzo se funden en canciones orgánicas, duras y pegadizas.

Al frente de la banda, en vivo y en el álbum destaca la cantante Candice, fácilmente confundida por su dulce voz angelical. Esta afirmación no es del todo correcta, ya que la belleza de pelo oscuro desata brutales gruñidos feroces, así como un venenoso silbido no menos impresionante. «III» también marca la oportunidad de ver el regreso de su ex baterista Guillaume, reuniendo al conjunto francés en su más completa y poderosa línea de formación

ETHS se concibieron oficialmente en 1999, aunque ya se había unido Candice a los guitarristas Staif y Greg dos años antes. La banda rápidamente saltó a la fama después de su EP «Samantha» (2002) y encabezaron cartel cuando «Sôma» salió en 2004. Este disco de ETHS se convirtió en un éxito inmediato y catapultó al quinteto de Marsella, no sólo en la portada de casi todas las revistas de Francia, sino que también superó grupos como Children Of Bodom o Cradle of Filth ese año en Francia. «Sôma» se volvió a lanzar en mayo de 2012 con material extra exclusivo para satisfacer la demanda de este álbum.

Personalmente la música cantada en francés me produce cierto rechazo, no por no entenderla, sino por que la sonoridad de las palabras con la música, no me cuadra, pero si en una primera escucha, sabes que su sonido es fresco y actual, con gran cantidad de matices, entiendes que pertenece al metal moderno y por ello merece la pena darle unas cuantas vueltas al disco para tratar de desgranar la esencia al completo. Para subrayar su desafío en el extranjero, por primera vez en su carrera ETHS lanza una edición internacional de «III» con cuatro versiones en inglés de las canciones francesas originales para dar el toque más internacional y no ceñirse solo a su mercado.

Viendo lo que ha hecho dicho productor, en algunos tramos si que se puede notar la influencia de los grupos a los que ha producido con anterioridad, aunque sea en matices. Cantan en francés, me recuerdan mucho a Morphium por ejemplo, tanto por las partes vocales femeninas como por las guturales y vozarrón, así como por las partes limpias y por el estilo, al igual que en algunos pasajes de «Gravis Venter» parece que me está sonando Lacuna Coil. Son dos grupos parejos, así como cierta influencia de Fear Factory en algunos tramos de las canciones.

La oscuridad está presente en casi todos los temas, un ambiente dark es la tónica muchas veces, además de elementos programados, pese a que se les incluye más como metalcore, o metal moderno, con rasgos death metal. Si pero, “III” es, gracias a los cambios de ritmos (aunque manteniendo un estilo coherente todo el disco), una buena escucha bien definida y variada para los que gustan del mejor metal moderno de mezcla con elementos industriales y oscuridad, pero también se les puede incluir en otros términos, ya que su definición no debe quedarse estancada, ya que también. Una obra en la que nunca se pierde el groove ni los ritmos/estribillos pegadizos, con un buen balance entre melodía y la brutalidad a veces necesaria.
Oscuridad y ambiente pesimista en la última canción que se torna casi casi en un experimento, y que quizás es excesivamente larga para lo que ofrece. Pero la canción que resume la esencia de este disco a mi juicio es ”Adonaï”, con todos los elementos que hemos ido diciendo.

En definitiva es un buen trabajo para conocer a esta banda francesa que tiene una gran proyección  y donde los vecinos, nos pueden sorprender, ya que aparte de Gojira hay algo más en el metal moderno y ETHS están para demostrarlo. La globalización sirve de algo, está claro, aunque no me gusta como suena en francés, por lo que habrá que tratar de tener la versión en inglés.

 

TRACKLIST:

1.- Voragine
2.- Harmaguedon
3.- Adonaï
4.- Gravis Venter
5.- Inanis Venter
6.- Sidus
7.- Proserpina
8.- Hercolubus
9.- Praedator
10.- Anatemnein

Puntuación: 7/10

Autor: José E.Egurrola

Discográfica: Seasons Of Mist

 

<< volver a discos