Exceso – Rimas Y Rock

Crítica

Dicen que las prisas nunca son buenas y sinceramente, los chicos de EXCESO se lo han tomado al pie de la letra para “desgracia” de los amantes del rock urbano con ese tinte macarra adornado con buenas frases poéticas que dan como resultado unos temas directos, claros y bien ejecutados para despertar ese espíritu rockero que tantos buenos recuerdos nos trae.

Corría el año 2010 cuando la banda de Ferrán nos sorprendía tras su gran debut: “Niebla y Hollín” en el que veíamos unos chicos que sin complejo alguno nos soltaban con rabia sus letras bajo el dominio de acordes instrumentales cañeros con ese rollo callejero que tanto gusta a los amantes del género en cuestión.

Todo iba como la seda y las críticas de los medios especializados eran bastante aceptables por lo que la idea de sacar un segundo trabajo planeaba por la mente del quinteto barcelonés. En 2012 nos sorprendían con “Canciones del segundo origen”, un disco mucho más maduro pero que no perdía esa esencia que desprendía la banda desde su debut.

Tras aquel segundo redondo el silencio y la espera cayeron sobre la banda ya que Ferrán seguía montando sus conciertos acústicos por pequeñas salas pero el trabajo a nivel grupal parecía no hacer acto de presencia hasta que en 2019 volvieron a dar una grata sorpresa al presentar su tercer y ansiado esperado álbum : “Rimas y Rock”, el cual os detallamos unas líneas más abajo.

Comenzamos con el frenético “Que sonrías para mí”, primer corte del nuevo disco y el elegido para el videoclip que presentaba lo que sería el tercer redondo de la agrupación. Vamos a disfrutar de una instrumental mucho más agresiva donde los acordes de bajo y los solos de guitarra son la tónica predominante a lo largo del corte. En el apartado vocal que decir de Ferrán, se mueve a la perfección entre notas con unos registros rasgados que se apoyan en un estribillo muy pegadizo y acelerado para darle un aire rockero al 100% a este primer tema.

Seguimos nuestro camino con “Otra canción desesperada”, un tema muy melódico donde la letra se vuelve pura poesía llevada en volandas por unos acordes pesados de guitarra y bajo hasta estallar en un estribillo a medio tiempo que entra por los oídos a las mil maravillas.

Cenizas y aciertos” nos trae una carta de presentación en forma de acordes más propios del heavy metal que del urban rock hasta el punto de que nos cuesta creer que sea un tema de EXCESO. La duda nos la quita de un plumazo cuando Ferrán hace acto de presencia y se saca un auténtico temazo donde alterna una lírica plagada de metáforas con estrofas más desgarradas y profundas que desembocan en un estribillo que se nos queda marcado a fuego rematando la faena con un solo de guitarra sublime.

Llegamos a otro de los temas punteros del redondo, “Corriendo entre las balas”. Un corte completo de principio a fin con ese aroma a urban rock que tan bien sabe llevar a cabo la banda dejando claro que aunque sea su tercer largo, las raíces no se pierden y lo que suena bien no se toca. Sin duda un trallazo que huele a repetición en bucle para seguir disfrutándolo.

El quinto corte nos lleva a uno de las mejores composiciones del redondo: “Pureza”. De principio a fin nos lleva en volandas por una instrumental que apuesta más por las melodías que por la tralla para acabar colgadas de un estribillo donde la voz de Ferrán nos llega al alma amparada en una letra muy profunda, seña de identidad ya de los muchachos de EXCESO.

Fronteras del agua” nos trae un tema bastante crudo donde la guerra, la desesperación y la huida hacia un futuro mejor dejando una vida plagado de recuerdos atrás es la temática de un tema que le viene de perlas a Ferrán para brindarnos unas notas llenas de pasión y melodías intensas.

Tras pasar por un tema tan crudo y triste volvemos a la tralla con “Versos desterrados” donde nos arrolla una tormenta de puro rock agresivo y directo a nuestra cabeza. Sentimos con cada segundo que pasa como el corte va evolucionando volando por unos acordes frenéticos y una batería a modo de metralla que combinan a la perfección con el aspecto vocal. Una muestra más de que estos chicos tienen tablas muy serias ya en el mundo del urban rock vista y oída su técnica.

Nos acercamos casi sin darnos cuenta a los últimos temas del disco y tomamos un descanso de nuestro paso por la tormenta musical anterior para caer en brazos de “La de los sueños”. Un track muy EXCESO con aroma a su primer LP donde Ferrán vuela a través de unas letra plagada de metáforas y acordes muy rockeros.

La penúltima estación corre a cargo de “Apatía del llanto” donde nos sorprende una base de bajo sobre la que se asientan unos acordes de guitarra que se desgarran con la voz de Ferrán amparado en una letra muy melódica y profunda. Seguimos viendo la evolución del grupo barcelonés como pueden moverse como pez en el agua con unas composiciones más agresivas y volar a un nivel excepcional con elaboraciones mucho más pausadas, melódicas y abarrotada de recursos y detalles como los que trae este interesante temazo.

Cerramos el redondo y nuestro viaje con “Vuelve ya” , donde la calma parece que nos invita a sentarnos y disfrutar de suaves y delicados ritmos para darnos una bofetada repentina y llevarnos en volandas por una explosión de acordes directos a nuestros tímpanos y una voz desgarrada con registros salidos del mismísimo corazón. Durante todo el recorrido de la pista vamos a ir sobre un constante vaivén de instantes vertiginosos y otros de aparentes melodías haciendo que sintamos que el tiempo se nos esfuma en este intenso viaje.

Pero no es oro todo lo que reluce y es que cuando creíamos que todo terminaba, los genios de EXCESO nos traen un auténtico regalazo en forma del mismo disco pero interpretado por completo en versión acústica. Los que seguimos a Ferrán desde sus inicios sabemos de lo que es capaz con una guitarra en las manos y un micro y los que no lo conozcan o lo descubran con esta review, les invito a disfrutar de esta versión acústica porque es una auténtica joya.

Cerramos esta intensa review y podemos decir que eso de “lo bueno se hace esperar” es totalmente cierto porque el nuevo redondo de EXCESO merece muchísimo la pena tanto por la técnica que desbordan como por el aire fresco que le insuflan al género tan exigente que llevan por bandera.

En cuanto a la versión eléctrica del compacto vemos una evolución interesante pero sin olvidar esa esencia que los hizo sorprender en el panorama del urban rock en el ya lejano 2010.

Para la versión acústica sencillamente puedo decir que es un detallazo por parte de la banda el que nos permita disfrutar de estas buenas composiciones donde Ferrán toma el protagonismo absoluto.

Tracklist:

01. Que sonrías para mí
02. Otra canción desesperada
03. Cenizas y aciertos
04. Corriendo entre las balas
05. Pureza
06. Fronteras de agua
07. Versos desterrados
08. La de los sueños
09. Apatía del llanto
10. Vuelve ya

EXCESO son:

Ferrán Conejos: Guitarra eléctrica y voz
Oriol Dominguez: Guitarra eléctrica y coros
Guillem Vila: Guitarra eléctrica y coros
Robin Pascual: Bajo
Xavi Linares: Batería

Nota: 8/10

Autor: Jose Manuel Jurado Ureña

Sello discográfico: Maldito Records

<< volver a discos