HALESTORM – INTO THE WILD LIFE

Crítica

HALESTORM se han ganado un nombre en la escena a base de presentar una apuesta fresca y un sonido personal desde que en 2009 pusieran en el mercado su primer largo homónimo. La formación pensilvana llegó como un torbellino, presentando un sonido rockero muy desenfadado en el que tienen cabida desde sonidos muy próximos al heavy metal “made in América” hasta influencias que tocan el soul o el pop, pasando por el rock clásico, el hard rock o el blues. El grupo, básicamente, ha hecho lo que le ha apetecido, sin preocuparse demasiado por el sonido global de un disco o por la posible reacción de los fans. Así en 2012 llegó “The Strange Case Of…”, que catapultó a la formación a las primeras páginas y a las listas de éxitos gracias a temas como “I Miss The Misery”, “Love Bites (So Do I)”, “Mz. Hyde” o “Here’s To Us”, que incluso les llevó a ganar el Grammy en 2013.

halestorm_band

Desde entonces la banda, con su vocalista Lzzy Hale al frente, ha seguido trabajando duro con amplias giras, labrándose un nombre tal y como “está escrito”. Básicamente HALESTORM se han labrado su nombre con conciertos enérgicos, mucha actitud y buenas canciones que, además, son terriblemente pegadizas. El éxito de “The Strange Case Of…” hacía presagiar que la banda podría inclinar su tercer largo en una dirección sonora similar; de sobra es sabida la importancia histórica del tercer disco, ese lanzamiento que siempre carga el estigma de ser el responsable de consagrar a una banda. Sin embargo la banda ha hecho algo que siempre les ha caracterizado: seguir su instinto sin importar el qué dirán. Y así nos encontramos con “Into The Wild Life”, su nuevo largo, que saldrá a la venta en Europa mañana día diez de Abril.

Lzzy Hale declaró recientemente en “Yahoo Music” el pensamiento de la banda de que con este disco debían deshacerse de cualquier comodidad y ser más ellos mismos que nunca y, sin duda, es algo que se refleja en el sonido de este trabajo. “Into The Wild Life” es un disco que cubre un espectro musical bastante amplio que va desde el metal hasta el pop-rock y que, sin duda, no estará exento de cierta controversia entre los fans. No obstante, aunque el conjunto pueda gustar más o menos de forma global, esta nueva producción de HALESTORM (con quince temas en su edición deluxe) tiene material para complacer los gustos y expectativas de cualquier tipo de fan.

El disco arranca con “Scream”, un corte potente con un puente-estribillo muy pegadizo y un sonido claramente orientado al directo. Con riffs potentes y pegadizos y una buena dosis de distorsión, sumada a la potente voz de Lzzy nos presenta un tema realmente interesante para abrir el disco, con un enfoque bastante hard rockero que sin lugar a dudas funcionará a las mil maravillas en los futuros shows de la banda. Inmediatamente después nos encontramos con “I Am The Fire”, un nuevo corte hard rockero que tiene madera como single y que nos ofrece un estribillo directo, pegadizo y muy potente; es uno de los temas que más recuerda a “The Strange Case Of…” y sin lugar a dudas cumple a la perfección su función de single, enganchándonos al disco y dejándonos con ganas de continuar la escucha.

Tras una intro de batería nos topamos con “Sick Individual”, con un comienzo que nos hace pensar en los BLACK SABBATH de Dio, pero que pronto muta hacia un sonido completamente diferente, más melódico y rockero, con una instrumentación potente y unas líneas vocales muy enérgicas que acompañan a la perfección la agresiva lírica del tema. El trabajo de guitarras es excepcional y la mezcla de energía, macarrería y cierto color sureño en el solo de guitarra hacen de esta una de mis composiciones favoritas del disco y una apuesta segura en directo.

lzzy-hale1Hasta este punto el sonido del disco, si bien se aleja algo de “The Strange Case Of…”, no había presentado nada fuera de lo normal y esperado. Sin embargo “Amen”, cuarto tema en el tracklist de este trabajo, nos presenta una pequeña pieza que apenas alcanza los tres minutos en los que la presenta un tema de blues rock con algunas influencias soul y pop, consiguiendo una pieza bastante colorida y que requiere varias escuchas para apreciarse por completo (recomiendo encarecidamente escucharla con los cascos puestos, el trabajo instrumental en segundo plano es, con mucho, lo mejor de este tema). No es de mis cortes favoritos del disco, pero tiene fuerza y un buen solo de guitarra, que lo convierten en un corte bastante entretenido.

Dear Daughter” entra de forma inesperada, presentándose como una balada muy melódica y calmada en la que Lzzy Hale nos canta la carta de una madre dedicada a su hija en una interpretación muy emotiva, acompañada por el piano y una instrumentación muy diferente a lo que veníamos viendo, con samples que nos presenta un trasfondo a medio camino entre el blues y el soul. El estribillo tiene fuerza y no me cabe duda de que estará presenten en la próxima gira del grupo. La calma de “Dear Daughter”, que termina con una interesante sección instrumental con guitarra acústica incluida y un solo eléctrico de clara influencia pinkfloydiana, deja su puesto a “New Modern Love”, un corte mucho más contemporáneo y que ofrece algunas influencias funk sobre un sonido global en el que predomina un rock-pop elegante y con fuerza, con una guitarra muy bluesera acompañando el tema de forma permanente y algunos riffs potentes apareciendo brevemente y de forma esporádica. Se trata de uno de los cortes más alejados de la tradición de HALESTORM y posiblemente sea uno de los cortes que menos satisfagan a los fans más rockeros del grupo. No obstante cuenta con un buen solo de guitarra que le hace ganar algunos enteros.

Mayhem” llega tirando la puerta abajo para presentarse como el que es, indudablemente, el tema más potente del disco, con un sonido bastante metalero, especialmente en el estribillo (las estrofas se presentan algo más relajadas). La energía en la voz y el potente trabajo de las guitarras hacen de este tema un torbellino que incluso invita al headbanging y que, sin lugar a dudas, será todo un placer disfrutar en directo. Le sigue “Bad Girls World”, la composición más ambiciosa del disco, superando los cinco minutos de duración. Se trata de un medio tiempo en el que la banda abraza un sonido más melódico y alejado del hard rock, con influencias blues y pop muy marcadas, en un tema que, siendo objetivos, es compositivamente interesante y ofrece una buena mixtura de blues, pop y rock, con un estribillo que me recuerda a Rihanna y un trabajo de guitarras muy clásico de country-blues como base, sobre el que podemos escuchar algunos samples electrónicos y una suave percusión. Personalmente es quizás uno de los cortes que menos me gustan (salvando el buen trabajo de guitarras, solo final incluído), aunque no hay que dejar de reconocer el buen trabajo de la banda, que sin duda satisfará a los fans que disfruten de su vertiente más melódica y accesible.

Gonna Get Mine” es un tema sencillo y directo, que mantiene cierto toque pop-rock en el puente-estribillo, aunque la base se dibuja mucho más potente y rockera, con unas guitarras más pesadas y con mayor distorsión y unas estrofas vocales agresivas y directas. No cabe duda de que la estrella de este grupo es su vocalista y frontwoman Lzzy Hale, pero el trabajo de Joe Hottinger en la guitarra solista no debe perderse de vista: realmente fantástico.

The Reckoning” comienza de forma comedida, en clave de medio tiempo, con Lzzy sobre una leve base teclado, ganando mucha fuerza en el estribillo, en una instrumentación bastante limpia, que mantiene esas influencias pop, en un tema muy bien llevado y adictivo, con mucha fuerza en las líneas vocales de Lzzy y la aparición de unas guitarras muy rockeras a medida que avanza el tema, que toman y ceden protagonismo a conveniencia de la canción. De un tiempo a esta parte parece que el término “pop” o incluso “pop-rock” haya tomado cierto carácter denigratorio, como si todo lo que se pudiera asociar mínimamente a esa etiqueta tuviera que ser de calidad inferior. Por suerte, temas como “The Reckoning” nos recuerdan que la calidad de la música no depende de una etiqueta: hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un tema nuevo al que pueda aplicársele la etiqueta “pop”.

Apocalyptic” fue el tema elegido como primer single del disco y nos lleva directamente de vuelta al terreno hard rockero que más y mejor ha abordado la banda en su aún corta carrera. Potente y con un inconfundible e irremediable estilo americano, el tema será un imprescindible en los próximos conciertos de la banda. “What Sober Couldn’t Say” vuelve a sacar la clave de balada y las influencias pop (muy reconocibles en el puente-estribillo) para un tema bastante íntimo y relajado. Personalmente “Dear Daughter” me parece más interesante y mejor llevada y, aunque en las primeras escuchas “What Sober Couldn’t Say” me pareció interesante, he de decir que las sucesivas escuchas me han hecho perder algo de interés y gusto por ella, quedando reducida a un sentido solo de guitarra y a una buena lírica.

Con la rockera “I Like It Heavy” llegamos al último tema del tracklist de la edición convencional del disco, cerrando el trabajo con un sonido rock clásico con algo de potencia extra en las guitarras y una demostración de fuerza en la voz de Lzzy Hale. Con un estribillo muy adictivo, hay pocas dudas de que este tema estará presente en la próxima gira de la banda.

La edición deluxe de este trabajo nos ofrece dos cortes bonus. El primero de ellos lleva por título “Jump The Gun”, un corte bastante rockero y movido, con cierto parecido con su predecesora. El segundo se llama “Unapologetic” y creo que podría definirse como una mezcla entre “Scream” y “The Reckoning”, consiguiendo un sonido bastante accesible y potente, con un puente-estribillo pegadizo y con fuerza, con unas guitarras que recuerdan a NICKLEBACK. Sinceramente, esta bonus me parece una de las joyas del disco, me sorprende que no esté en el tracklist oficial.

En resumen, HALESTORM vuelven a la carga con un disco personal y maduro, en el que la banda se aleja en muchas ocasiones de la seguridad del sonido ofrecido en su anterior trabajo, apostando por un tracklist más variado, capaz de llegar un mayor número de fans sin descuidar su esencia. Con este tipo de lanzamientos la polémica siempre está servida pero, pese a un par de temas que no acaban de convencerme, creo que la banda ha conseguido un más que digno sucesor para “The Strange Case Of…”.

 

halestorm_intothewildlife_merchTRACKLIST:

01.- Scream
02.- I Am the Fire
03.- Sick Individual
04.- Amen
05.- Dear Daughter
06.- New Modern Love
07.- Mayhem
08.- Bad Girls World
09.- Gonna Get Mine
10.- The Reckoning
11.- Apocalyptic
12.- What Sober Couldn’t Say
13.- I Like It Heavy
14.- Jump the Gun
15.- Unapologetic

 

HALESTORM son:

Lzzy Hale – Voz, Guitarra
Joe Hottinger – Guitarra
Josh Smith – Bajo
Arejay Hale – Batería, Percusión

Puntuación: 8/10
Discográfica: Atlantic Records/Warner Music
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos