HARDCORE SUPERSTAR – BEG FOR IT

Crítica

La versión sueca de MÖTLEY CRÜE fusionados con THE BACKYARD BABIES ya está aquí con su sexto trabajo de estudio. Llega el verano y el calor, se levantan los animos – entre otras cosas – y «Beg For It» se presenta como una más que digna banda sonora para estos días del año. En esta página web «habemos de to» e intentamos que, a la hora de analizar un disco, caiga en manos de la persona que mejor vaya a entenderlo. «Beg For It» llego a mis manos en lo que para mí era un mal día, aconsejado por uno de mis compañeros en un intento de levantar mi moral: «Tu escucha el nuevo disco de HARDCORE SUPERSTAR y verás que rápido se te quitan las tonterías», me dijo este. No necesité más que darle al play para que mi visión de las cosas y mi estado de ánimo cambiaran…

Pasan los días, no consigo parar de escuchar «Beg For It» y cuando me dispongo a comenzar a escribir mis impresiones sobre el disco, mi compañero de redacción me cuenta una anécdota relacionada con el mismo de la que no he dudado en copiar un fragmento y pegarlo en esta review porque creo que es mucho más significativo que cualquier análisis, por minucioso, extenso o descriptivo que este fuera:

«Iba por la calle con el mp3 y el disco de HARDCORE SUPERSTAR sonando, y de pronto, me da por mirarme y me doy cuenta de que iba andando ridículamente chulesco, de hecho llegué a la sección de papelería del centro comercial y mientras escuchaba el tercer tema ya estaba convencido de que si le decía sólo dos palabras a la chica que había detrás del mostrador – que por cierto estaba bien buena – me la podía trincar en el mismo almacén…»

Curioso testimonio, pero sincero, directo y desde mi punto de vista bastante apropiado para definir la esencia de «Beg For It». Un disco simpático, desenfadado, macarra y con güevos, pero al mismo tiempo con cierto toque y elegancia europeos – en algunos casos puramente escandinavos – que hacen que HARDCORE SUPERSTAR suenen todavía con más personalidad.

El album comienza con una introducción épica y que poco tiene que ver con todo lo que viene a continuación. «This Worm’s For Ennio», un clarísimo homenaje al gran creador de la banda sonora de «El Bueno, El Feo y El Malo» que, a pesar de guardar poca relación con la linea general del disco, queda preciosa y tiene un gancho increible. Tras esta agradable pieza, la puerta del Western Bar es destrozada por la pista que da título al disco «Beg For It», que entra a caballo y hace que uno tenga ganas de ponerse a pegar brincos como un poseso. HARDCORE SUPERSTAR van a por todas desde el principio.

«Into Debauchery» resulta todavía más atractiva que su predecesora. Un comienzo directo con ramalazos punkarras y un estribillo coqueto, inocente, meloso y dulce pero interpretado con impetu covierten a este corte simplón en una pequeña inyección de líbido. No se que tiene este tema, pero cada vez que suena a uno se le despierta el instinto y el estribillo casi consigue dibujarte una sonrisa en el rostro…

«Shades Of Grey» varia un poco la tónica marcada por los dos temas anteriores: surgen los primeros ramalazos nórdicos – totalmente lógicos – y si hacemos incapié en la idea de que HARCORE SUPERSTAR son unos POISON, MÖTLEY CRÜE o L.A.GUNS mezclados con THE BACKYARD BABIES o BUCKCHERRY, en esta canción predomina más la influencia de estos últimos, dando como resultado un tema con mucha pegada, digno de sonar a todo volumen en un bar de rock repleto hasta la bandera de gente con ganas de comerse la noche.

La balanza entre las influencias mencionadas antes se equilibra de nuevo en «Nervous Breakdown» y todo eso es precisamente lo que hace que HARDCORE SUPERSTAR suenen a HARDCORE SUPERSTAR. No tengo ni coche, ni carnet de conducir; pero joder, creo que me lo voy a sacar ya y cuando conduzca este disco va a ir en la guantera preparado para sonar cada vez que llegue el viernes por la noche.

Un poquito de tranquilidad y melancolía aparecen con «Hope For A Normal Life». Un tema de base acústica muy noventero en el que se hacen más palpables las raices escandinavas de la formación, en especial durante los últimos segundos de la canción, donde un cálido y acertadísimo solo de guitarra desaparece para dejarnos al desnudo frente a una melodía de teclado fría como el hielo y que nos recuerda el clima que envuelve a estos músicos durante la mayor parte del año. El mensaje del tema es idóneo para que este sea escuchado un domingo de esos resacosos, «Next Time I’ll Hope For A Normal Life»… Pues eso, quizás la próxima vez, en la siguiente vida, decidamos hacer las cosas de otra manera, porque en esta no va a ser.

«Don´t Care ‘Bout Your Bad Behaviour» sigue perfilando a la perfección la atractiva linea que dibuja este cd – con un estribillo genial – y devuelve la vena macarrera a un disco que en su septima pista ya se ha ganado el notable por rebosar tanto buen gusto. Hasta ahora todos los temas tienen personalidad y son perfectamente válidos para pasar un buen rato. Y es que hay discos que tienes que escuchar enteros para entender o disfrutar. «Beg For It» no es así.; es un disco del cual puedes escoger un tema suelto, ponértelo y que surta efecto de inmediato (en especial si escoges una de las 8 primeros).

La juerguera «Remove My Brain» se apoya en una base de punk rock divertida y machacona. Creo que a partir de este corte el nivel de los temas desciende ligeramente, pero al mismo tiempo otros aspectos mejoran, como es el caso de la voz de Joakim «Jocke» Berg que durante las últimas pistas del cd gana en color – o eso, o los temas ya no me llaman tanto la atención y he empezado a fijarme más en otros aspectos.

«Spit It Out» comienza en acústico y con arreglos de teclado recordando ligeramente a cierto tema emblemático de «THE EAGLES» para convertirse de inmediato en un corte 100% GUNS N´ROSES/SKID ROW, mientras «Illegal Fun» vuelve a subir un poco el nivel. No se si es que los temas son menos originales o si es que el grupo ya ha agotado todos sus recursos en los 8 primeros, pero el disco se vuelve un poco – y digo solo UN POCO – repetitivo en esta recta final. Algo que puede derivar de la distribución de los temas, aunque yo agradezco como está la cosa; de esta manera la experiencia de escuchar las primeras 8 canciones es más sastisfactoria.

«Take ‘Em All Out» repite los esquemas de «Spit It Out», aunque en esta ocasión hay más de SKID ROW que de GN´R. El cuarteto cierra con «Inocent Boy» y se confirma mi teoría: la parte más «seria», más «hardrockera auténtica» se la han guardado para el final del cd. «Inocent Boy» si está a la altura de los mejores temas del disco, pero esto ya se acaba y lo que toca es volver a empezar.

«Beg For It» podría resumirse como un disco de pseudo-hard rock/punk del S.XXI en el que una banda rinde constante tributo a sus principales influencias adaptándolas a un sonido actual y de esta manera adoptando personalidad y estilo propios. Pero sobre todo, es un disco divertido de verdad, capaz de animarle a uno el día o la noche. HARDCORE SUPERSTAR demuestran, una vez más, que saben muy bien cual es su papel y lo que pueden ofrecer. Y por eso en «Beg For It» lo hacen a la perfección, sin más pretensiones.La espontaneidad brilla desde que comienza el cd y aunque en sus últimos compases la cosa decaiga ligeramente, hay que reconocer que el album no tiene ni un sólo tema malo.

Si eres de los que escucha la música sin prejuicios , y sobretodo, si alguna de tus maneras de entender el rock es sinónimo de diversión, «Beg For It» es un disco altamente recomendable, un imprescindible de esta primera mitad del 2009 con el que seguro pasarás buenísimos ratos. Y si finalmente te haces con él y sales a la calle con los auriculares puestos y el disco sonando en tu mp3, recuerda: vigila tu manera de andar…

HARDCORE SUPERSTAR son:

-Joakim «Jocke» Berg – Voz
-Martin Sandvik – Bajo
-Magnus «Adde» Andreasson – Batería
-Vic Zino – Guitarra

Puntuación: 8’6

Autor: J.Vicente Albaladejo

<< volver a discos