HIM – SCREAMWORKS: LOVE IN THEORY AND PRACTICE

Crítica

Hace ya la friolera de 11 años que llegaron a mis manos casi simultáneamente los dos primeros trabajos de esta formación. Y digo friolera porque HIM son una de esas bandas que, a pesar de llevar casi una década y media en activo, siempre parecen haber salido hace poco. Además, también son una de esas bandas como THE RASMUS y EVANESCENCE, que si bien han cosechado un enorme éxito dentro la industria musical como bandas de Rock, no ha sido precisamente gracias al público más rockero. Los 40 principales, las televisiones y las radios más comerciales, y desde hace un par de años la MTV, se han encargado de difundir la música de Ville Valo y los suyos para asegurarse de que la imagen del andrógino vocalista y su sensual voz llegasen hasta la última jovencita necesitada de ídolos con los que forrar sus carpetas, y así han terminado consiguiéndolo.

No obstante, durante los primeros años de HIM yo fui de los que apostó por su lado más rockero y albergué esperanzas de que así lo hiciera la propia banda. HIM no siempre fueron lo que ahora son; su disco debut me sigue pareciendo una obra de culto dentro del movimiento gótico escandinavo de finales de los 90. Después, con sus tres siguientes lanzamientos, la banda se abrió al mercado y al público pero seguía conservando un halo finés que le brindaba cierto encanto. En los primeros trabajos de la banda había una frialdad, un “por qué” y sobretodo, buenas canciones. Temas redondos, que si bien ya empezaban a pecar de excesivo comercialismo, funcionaban tanto en los tops de las listas de ventas como en los bares del rock. Pero todo eso se perdió con la llegada de su antepenúltimo trabajo “Dark Light”, en el que el grupo simplificaba su concepto dándole la razón a su público más casual y superficial.

Sin embargo, su anterior trabajo “Venus Doom” recuperaba en parte lo perdido. Por eso, con poquísimas expectativas, pensaba que todavía existía alguna mínima posibilidad de que este “Screamworks: Love In Theory And Practice” siguiera por el mismo camino y se acercase un poco más a los orígenes…

Nada más lejos de la realidad, nos encontramos ante un disco dedicado únicamente al público que HIM han conseguido durante los últimos años. No hay nada “finés” en el sonido de “Screamworks”, y vuelvo a plantearme seriamente el daño que la comercialización en EEUU puede causar en las composiciones de ciertas bandas de nuestro continente.

Hubo un momento en el que las canciones de HIM iban cargadas de dramatismo, de sentimiento, sensualidad, tragedia o melancolía. En el que los temas de esta banda estaban bien perfilados y el señor Ville Hermanni Valo sabía como transmitir con su voz a través de sugerentes versos que podían llegar a lo más hondo de los corazones. En este album los temas, principalmente, son un “corta y pega” de partes interesantes con partes menos interesantes que a la gran mayoría del público objetivo le parecerán una cursilada en toda regla. Y hablo de público objetivo porque sé que HIM cuentan con una enorme cantidad de seguidores – o más bien seguidoras, llamemos a las cosas por su nombre – que defenderán “Screamworks” porque sí, porque Valo salía guapo en la Metal Hammer del mes pasado. De hecho, recuerdo perfectamente cuando hace unos meses se anunció el título del disco algunas fans escribían en los foros de la página oficial del grupo expresando su «preocupación» por sí el disco iba a ser muy rockero. Si a alguien que le sucediera lo mismo está leyendo esto, no tenéis nada de lo que preocuparos. Suerte para vosotros, desgracia para otros.

¿Hay cosas buenas en “Screamworks”? Sí, las hay. Una es la producción. Luego esta la voz, inconfudible y con personalidad, guste o no. La última es más subjetiva: aquellos/as que busquen el disco meloso, happy, facilón y desenfadado que “Screamworks: Love In Theory And Practice” supone, aquí lo tienen con mayúsculas.

Con respecto a los temas, aunque hay cosas interesantes, en realidad ninguno es para tirar cohetes: “In Venere Veritas”, la pista que abre el cd, se plantea interesante por la melodía de teclado de Burton, pero en breve pierde intensidad por culpa de los falsetes que Valo se empeña en meter aquí y allí sin criterio alguno. Aun así, para mi es la mejor del cd. «Scared To Death» (muy bonita, sí señor) y «Dying Song» también son aceptables y estructuralmente correctas, pero creo que este grupo ha dado y podría dar mucho más de sí. Instrumentalmente es un trabajo bien elaborado, pero esta gente antes (cuando no llegaban a los 25) con riffs de tres acordes encima de una melodía de teclado te clavaban un temazo, y ahora en su plena madurez parece que buscan y rebuscan sin llegar a obtener algo suficientemente sólido.

El primer single, “Heartkiller”, tampoco es mal tema y como sencillo funciona de lujo, al igual que el medio tiempo “Disarm Me (With Your Loneliness)”, pero ambas quedan muy lejos de composiciones similares que encontraréis, por ejemplo, en el disco “Love Metal” (2003). “Ode To Solitude” empieza con fuerza gracias a un sensacional riff por parte del señor Linde (el músico que sale mejor parado en este disco), pero el estribillo es cursi a más no poder. “Shater Me With Hope” y “Like St.Valentine” pretenden dar la nota más afilada y contundente del cd…pero de donde no hay, no se puede sacar, y no es ninguna sorpresa afirmar que HIM ahora mismo no se encuentran muy en disposición de componer cañonazos. Porque tenerlos, los tienen (“Buried Alive By Love”, «Sigilum Diabolli», “Soul On Fire”, “It´s All Tears”, “Love In Cold Blood” o “I Love You”).

Conclusión: “Screamworks: Love In Theory And Practice” es un disco odiosamente predecible que seguramente pueda ser definido a la perfección por los detractores del grupo que solo los han visto cinco veces contadas en los videoclips de la MTV. La sensación que tengo después de escucharlo una decena de veces es principalmente de pena. Pena porque aunque pueda parecer otra cosa, no tengo nada en contra de HIM. Porque a pesar de todo sigo creyendo en el talento de ese músico que es Mr.Valo y me ha vuelto a demostrar que está realmente venido a menos. Pena de ver que a lo largo de esta extensa review solo he sido capaz de añorar el pasado; un pasado en el que creí firmemente en un grupo y en sus posibilidades, y por lo visto me equivoqué. Porque HIM han perdido la esencia y, hoy por hoy son, a grandes rasgos, la banda para sentimentales y quinceañeras que muchos nos temíamos que terminaría siendo – quizás, y en pro de los músicos que la configuran, la que más calidad tenga dentro de esa categoría…

Me quedo con los primeros temas, con un poco de este y otro poco de aquel, pero dudo mucho que «Screamworks: Love In Theory And Practice» vaya a seguir sonando por mis altavoces dentro de un tiempo no muy lejano como lo siguen haciendo los sensacionales «Razorblade Romance» o «Greatest Lovesongs Vol.666». A medio camino entre «Dark Light» y «Love Metal», «Screamworks» no es mal disco, pero lo que sí es una realidad es que HIM han bajado muchísimo el nivel. Los cuatro primeros trabajos del grupo y su anterior “Venus Doom” lo superan con creces.

Totalmente recomendado para los amantes de la vena más pop del grupo. Los que esperábamos una vuelta – o al menos un acercamiento – a los orígenes, tendremos que esperar a ver que pasa con el próximo disco o seguir disfrutando de otras bandas de la escena finesa, como por ejemplo CHARON.
Puntuación: 6’5

Autor: J.Vicente Albaladejo

<< volver a discos