IN FLAMES – SOUNDS OF A PLAYGROUND FADING

Crítica

Con “A Sense of Purpose”, un disco que creo controversia entre sus fans, y la salida de Jesper del grupo todavía a la vista, In Flames nos presentan una nueva aventura discográfica a la que han llamado “Sounds Of A Playground Fading”, un disco en el que la banda pretende demostrar que puede seguir adelante sin una de sus piezas más reconocibles.

El primer paso de esta grabación es el tema que da título al album y cuyo concepto parece claramente influenciado por la aclamada película “Hijos De Los Hombres”. Sin embargo de la genialidad de aquel film, esta canción ha heredado bien poco. Creo que lo mejor es dejarlo claro desde el principio: el nuevo disco de In Flames es irregular, falto de dirección y con algunas carencias preocupantes.

Resulta sorprendente cómo la imaginación, variedad y fuerza que vimos en su anterior LP se ha convertido en un amasijo de ideas en el que resulta más difícil sacar cosas buenas que malas. Este nuevo trabajo parece desmarcarse definitivamente y para siempre de aquel sonido Gothenburg con el que In Flames y otro puñado de grupos reventaron Europa en los noventa, en pos de un sonido más contemporáneo, que por momentos llega a fundirse con las últimas tendencias Metalcore y con lo que ha dado en llamarse Modern Alternative Rock. La frecuente inclusión de elementos electrónicos, la cada vez más constante presencia de voces limpias y de alternancia entre estas y los guturales y el hecho de que la práctica totalidad de los temas en este disco se sostengan gracias a un estribillo pegadizo, nos lleva a la triste conclusión de que In Flames han tomado la dirección evolutiva que menos gustará a sus fans de siempre y que, incluso, repelerá a un buen sector de sus nuevos fans.

Lejos quedan los años de Colony o Clayman cuando cortes como “Embody The Invisble” o “Only For The Weak” eran la bandera de este grupo, o incluso los más recientes años de “Come Clarity”, con sus experimentaciones y su aún temprana madurez. “A Sense Of Purpose” parecía ser el principio de una nueva era dorada para el grupo (al menos para una parte de sus fans) y cortes como “Delight And Angers” o “The Chosen Pessimist” nos mostraban a un grupo maduro y con inquietudes musicales más que interesantes. Sin embargo en este trabajo nos encontramos con cortes como “Where The Dead Ships Dwell”, “A New Dawn” o “Enter Tragedy”, que nos presentan unas estructuras planas y una escasez de alicientes preocupante, que nos impulsa a darle al “Skip” hasta que nos topamos con el estribillo, siempre pegadizo, pensado para relanzar el tema entre estrofa y estrofa y hacernos albergar unas esperanzas bastante falsas.

Entre tragedia y tragedia también podemos encontrarnos con cosas interesantes, como buena parte de las ideas plasmadas en “All For Me”, la lírica y estribillo de “Sounds Of A Playground Fading”, la parte central y final de “The Puzzle”, la fuerza de “Fear Is The Weakness” (que nos muestra algunos retazos de su pasado, con la esperanza de mantener vivo el interés de los viejos fans) o el intento progresivo en el medio tiempo “The Attic”.

Sin embargo las buenas ideas y la buena interpretación instrumental del álbum no consiguen ocultar desastres del calibre de “Ropes”, un tema sin vida en el que Anders deja muy claro que las voces limpias no son lo suyo y que, además, se encuentra en un estado de forma deplorable. El otro gran descalabro del disco llega con el cierre “Liberation”, un intento de unir su sonido a las corrientes más radiables del pop/rock alternativo que abunda hoy en día en escandinavia que acaba en aborto. Sencillamente es un corte que no debería haber salido nunca del local de ensayo.

Pero el hecho de que el giro estilístico de In Flames me guste más o menos es algo meramente subjetivo y que puede ser percibido como algo positivo por algunos otros fans. Sin embargo lo que no puede ocultarse de ninguna manera es la repetición de recursos que nos encontramos en este trabajo: Los primeros segundos de “Darker Times”, “Enter Tragedy” y “The Puzzle” parecen calcos; “Darker Times” y “Sounds Of A Playground Fading” comparten la misma progresión de acordes en sus estribillos (incluso se puede llegar a cantar el de uno sobre el de otro); “The Puzzle” nos presenta un par de riffs que se parecen peligrosamente a varios patrones vistos en cortes como “Disconnected” o “The Mirror’s Truth”; incluso se puede encontrar un parecido razonable entre ciertos pasajes de “Sounds Of A Playground Fading” con “Reroute To Remain”.

En definitiva, más allá de algunas ideas interesantes y de una buena interpretación instrumental (no se echa de menos a Jesper en este aspecto), In Flames nos ofrecen un disco poco imaginativo, en el que parecen querer avanzar un paso más en su sonido, pero solo consiguen dispersar sus esfuerzos en un album sin dirección y con demasiadas auto-referencias.

Tracklist de «Sounds Of A Playground Fading:

1. Sounds of a Playground Fading 04:43
2. Deliver Us 03:30
3. All for Me 04: 31
4. The Puzzle 04:34
5. Fear Is the Weakness 04:03
6. Where the Dead Ships Dwell 04:27
7. The Attic 03:16
8. Darker Times 03:25
9. Ropes 03:42
10. Enter Tragedy 03:58
11. Jester’s Door 02:37
12. A New Dawn 05:53
13. Liberation

IN FLAMES son:

Anders Fridén – Voz
Bjorn Gelotte – Guitarras
Peter Iwers – Bajo
Niclas Engelin – Guitarras
Daniel Svensson – Batería

Puntuación: 4

Discográfica: Century Media

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos