INFERNOISE – THE CHAINSAW'S LAW

Crítica

Buen debut para estos chicos. Tras mucho pensarlo, he decidido colgar esta review en la sección de Maquetas, puesto que es el debut del grupo y a que en aspectos compositivos, encaja aquí. He dudado mucho ya que algunos miembros del grupo tienen cierta experiencia y a que el disco está producido por Timo Tolkki; pero este detalle no pasa de anecdótico. Además, creo que es lo más justo en base al criterio que en Metalcry hemos estado siguiendo a este respecto.

Infernoise son un grupo madrileño de Thrash con toques Groove y algo de ese power rabioso que se practicaba hace años. Este último apunte es importante, porque es uno de los elementos que hacen evidente la influencia que tiene Pantera en este grupo.

Las guitarras, la batería y las líneas de voz son una clara reminiscencia de Pantera. Vamos a encontrar muchos elementos Thrash de la Bay Area, junto a algún pequeño toque de Thrash europeo, principalmente en algunos dejes de la voz y en el bajo.

El disco arranca de forma inmejorable con “Hellrider”, un corte de cuatro minutos de duración que es pura garra. El tema rebosa fuerza por todas partes y nos ofrece un riff absolutamente demoledor. Compositivamente es una canción bien estudiada, con una estructura sencilla, pero lo suficientemente compleja como para no resultar repetitiva. Resulta muy pegadizo. Desde luego con este arranque la cosa pinta estupendamente.

“The Chainsaw’s Law” da nombre al disco y vuelve a dinamitar nuestros oídos con un riff contundente y una base rítmica muy poderosa. Nuevamente el headbanging es una constante y la composición es acertada. En esta ocasión la estructura del tema es algo más compleja. De nuevo un tema con mucha rabia.

“Alive or Dead” sigue patrones similares a los anteriores, con un tempo ligeramente más lento y un solo realmente interesante. A continuación nos vamos a encontrar con uno de los temas más originales del disco “Crossing The Valley Of Dead”. Este corte sigue unas directrices notablemente diferentes, con estructuras construidas de manera distinta y un trabajo a la voz bastante diferenciable. No obstante seguimos conservando un excelente trabajo a las seis cuerdas, una potente sección rítmica y una interesante colección de riffs. Compositivamente es quizás uno de los temas más completos del disco y, personalmente, uno de mis favoritos. Creo que, además, podría funcionar realmente bien en directo. “Ritual” regresa a la rabia de “Hellriders”, siendo un tema muy directo, con un buen juego en los cambios de tempo. Aunque es una buena canción, esta un puntito por debajo con respecto a sus predecesoras. Lo más destacable, un excelente trabajo de “Dan Hammer” al bajo.

Hasta el momento el disco es entretenido, mete caña y tiene cosas realmente interesantes. El nacimiento constante de grupos de Thrash Metal dentro de nuestras fronteras está dando muy buenos frutos, hasta ahora teníamos fichados a Angelus Apatrida o Blacklist, entre otros, y ahora debemos sumar a Infernoise.

“Rebel On The Way” es tema especial. El concepto musical de esta canción es realmente interesante pero, bajo mi punto de vista, podría haberse desarrollado mejor. Es un corte al que se le echan en falta un par de pequeños detalles y, por primera y única vez en el album, una mejor interpretación. Aún así nos encontramos con un par de riffs realmente interesantes y la promesa de que, en futuros trabajos, desarrollen más temas como este en mejores condiciones.

“Snakebite” vuelve a pegarle duro y con la misma garra que el grupo lleva ofreciendo todo el disco. Desde luego si de algo pueden presumir estos madrileños es de repartir caña de forma incansable. No hay nada especialmente destacable en este tema, que pasa por el disco sin más pena que gloria, salvo por una pequeña y aceleradísima parte instrumental que no es, en mi opinión, el mejor acierto que podrían haber tenido.

“I’m The Motor” es un tema con un tempo más lento, pero por lo demás sigue los mismos patrones de todo el disco, con una importante influencia de la Bay Area. “All My Rage” es un corte con algunas partes algo más extremas, rozando, e incluso metiéndose de lleno, en el más puro Death Metal.

Para cerrar este trabajo se encuentra “Helltrain Co.” que bajo mi punto de vista es, con diferencia, el peor corte de todo el disco. Lo mejor del tema es un más que notable solo de guitarra, pero en líneas generales hace aguas, y el final está demasiado sobrecargado (os daréis cuenta de lo que quiero decir cuando lo escuchéis)

En resumidas cuentas, un buen disco que supone el primer paso en una prometedora carrera. La producción es peor de lo que cabría esperar, considerando quien la firma, no obstante es buena en la mayor parte del disco.

Puntuación: 7

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos