INSOLENZIA – CON EL MUNDO ENTRE LAS PIERNAS

Crítica

El rock urbano estatal sigue dejándonos grandes obras para disfrute de los amantes de este género gracias al buen hacer de los ya considerados pesos pesados dentro del estilo, y también al paso firme de las nuevas agrupaciones, las cuales a base de garra e ilusión consiguen hacerse un trabajado hueco dentro de la escena del urban rock.

Hablar de los aragoneses INSOLENZIA a estas alturas no cogerá de sorpresa a los seguidores del buen rock urbano ya que son considerados a día de hoy como una de las bandas consolidadas de nuestro fructífero panorama rockero, gracias en parte a una dilatada producción discográfica y a sus buenos conciertos a lo largo de la península.

Lo más interesante de la formación aragonesa es que se encuentran en una continua evolución musical sin caer en el riesgo de estancarse y desde 2010 llevan por bandera una especie de género innovador basado en la producción de discos con novelas incluidas. El primer proyecto como tal dio luz en ese mismo año con La boca del volcán y  aparte de originar una gran sorpresa a los medios, nos ofrecieron una vuelta de tuerca más para la banda en 2011 con Me quema el sabor de tus ojos y tan sólo dos años más tarde, en 2013 con la producción nuevamente del gran Iker Piedrafita, la banda nos pone sobre la mesa su último gran trabajo Con el mundo entre las piernas. Once temas de puro urban rock que no dejará indiferente a nadie y mucho menos a los numerosos seguidores de los que pueden presumir los chicos de INSOLENZIA.

Comenzamos con “En mitad de la nada”, donde vamos a disfrutar de una composición que rezuma urban rock muy vivo, fresco y sobretodo muy contundente gracias a unos acordes de guitarra muy machacones y a un baile brutal en el apartado de voces con la dureza del gran Dani y la dulzura de Isabel. Sin duda inicio prometedor el que nos traen los aragoneses para abrir su flamante último trabajo de estudio.

Sin descansos que valgan nos adentramos en el segundo track del redondo: “Y la sal”, cuyo inicio a golpe de bajo nos adentra en una tormenta de puro rock plagado de poesía, descaro, calidad y una Isabel de sobresaliente en sus labores como vocalista. En esta ocasión podemos apreciar un tema mucho más contundente donde la letra adquiere una importancia vital para poder apreciar en su totalidad una pista musical que se nos pasará volando.

“De tanto mirarte” nos trae un medio tiempo donde la parte más sentimental de la banda hace acto de presencia para regalarnos un tema bastante completo en todas sus parcelas aunque donde se alcanza la cima será en el más que interesante baile de registros rotos encarnados en Daniel, y los tonos más técnicos de Isabel. Este dueto de voces nos dejará una bonita historia de amor, deseo y sobretodo mucha pasión.

El urban rock plagado de buen rollo nos asalta en “Volver”, donde vibraremos con altas dosis de adrenalina gracias a  una letra muy directa y cuidada, acordes muy eléctricos y una batería que engloba a la perfección toda la canción para dotarla de equilibrio y conseguir envolvernos por completo de principio a fin.

El quinto lugar lo ocupa “Sudor frío” en el que disfrutaremos con una letra plagada de positivismo, determinación y mucho rock and roll. Todo ello encumbrado con un estribillo sencillo y pegadizo a más no poder para gozar de uno de los mejores cortes del redondo.

“Me voy a envenenar” apuesta más por un rock directo, contundente y una letra más descarada con buenos momentos de sentimentalismo. Poco a poco nos dejaremos llevar por una atmósfera eléctrica a más no poder gracias a buenos solos de guitarra, una batería muy machacona y un apartado vocal bastante notable.

Damos paso a otra de las joyas del disco: “El calor de la revuelta”. Donde hace acto de presencia el lado más profundo de la banda con una letra bastante metafórica que desborda sentimientos por los cuatro costados y de la mejor forma posible, a base de poesía callejera.

“Una sola piel” parece darnos un respiro en forma de medio tiempo donde Dani e Isabel nos plasman un romance peculiar e intenso gracias a una letra sincera a más no poder donde las declaraciones de intenciones se hacen patentes en cada segundo de la pista musical.

Tras el momento más emocionante del disco a nivel de sentimientos, llega “La respuesta”, donde experimentaremos una explosión de puro urban rock con acordes vertiginosos, un golpeo de baquetas furioso y un apartado vocal de sobresaliente. Temazo de los buenos que nos agitará el cuerpo sin compasión alguna gracias a una técnica súper depurada y una fuerza deslumbrante.

El penúltimo asalto del redondo lleva por nombre “Rabia”, donde Dani se moverá como pez en el agua para meterle al corte su lado más macarra gracias a esa voz rota tan característica que posee. A esto se suma un estribillo corto y cantado a coro que nos enganchará a las primeras de cambio sin poder resistirnos.

La cima es coronada por “Asalto final”. Una balada acompañada de guitarra acústica y leves toques de piano junto a los dos vocalistas de la banda, serán los ingredientes justos y necesarios para dejarnos un ejemplo incuestionable de como redondear un trabajo que dará mucho de que hablar.

Sólo queda decir que INSOLENZIA han vuelto a dar una vuelta más de tuerca para subirse el listón a un nivel bastante alto gracias a sus últimos once tiros en forma de canciones, donde plasman su apuesta por el rock urbano colmado de sentimientos, descaro y una técnica instrumental bastante buena.

INSOLENZIA son:

Daniel Sancet: (Voz)
Isabel Marco: (Voz, guitarra acústica y eléctrica)
Félix Ruiz: (Guitarra)
Miguel Lucia: (Guitarra)
Daniel Benito: (Bajo)
Chuan Pablo Sancho: (Batería)

TRACKLIST:

01. En mitad de la nada
02. Y la sal
03. De tanto mirarte
04. Volver
05. Sudor frío
06. Me voy a envenenar
07. El calor de la revuelta
08. Una sola piel
09. La respuesta
10. Rabia
11. Asalto final

Puntuación: 7/10

Discográfica: CARCAJADA RECORDS

Autor: José Manuel Jurado

<< volver a discos