IRON MAIDEN – FLIGHT 666 – THE FILM (2DVD)

Crítica

Vuelve la Dama de Hierro a las andadas y lo hace, de nuevo, como ya nos tienen acostumbrados a todos los fans del heavy metal, haciendo historia, demostrando poderío, grandeza y devoción por sus fans.

Cualquier trabajo, de cualquier banda de este mundo, se presta a ser cuestionado por sus oyentes pero cuando se trata de un documento como este “Flight 666”, y en lo que al directo respecta, tendría la osadía de decir que IRON MAIDEN son, a día de hoy, un bastión incontestable e irrefutable en cuanto a calidad y buen hacer se refiere. Me atrevería a añadir además que cualquiera que viera este nuevo doble DVD de los británicos no hará sino caer rendido a sus pies, admirarles y seguir prestándoles la devoción, la pasión y la simpatía con la que gozan hoy en día a nivel mundial, tanto dentro como fuera de las fronteras del heavy metal.

Basta con describir el contenido de este trabajo, del que no os voy a destripar nada relevante en este análisis, para darse cuenta de que nos encontramos ante, probablemente, la mejor banda de la historia de nuestra música, una afirmación que no solo se basa en el poderoso legado musical aún vivo y lleno de futuro de ésta, sino en lo que significa para millones y millones de corazones a lo largo de todo y cada uno de los rincones de este mundo y en todo aquello que IRON MAIDEN hace de motu propio para satisfacer y agradecer la entrega de aquellos que tienen en su música la banda sonora de sus vidas.

Esta última es, seguramente, una de las razones primeras por las que una persona tan apasionada como Steve Harris se puso manos a la obra en su día para rememorar la historia del grupo y, lejos de vivir únicamente del recuerdo, ofrecer a sus nuevos fans, que siguen renovándose día a día, minuto a minuto diría, aquellas históricas giras de los 80 en las que se forjó la leyenda y estos mastodónticos músicos se encumbraron en el olimpo de la música.

Así pues, durante el pasado 2008 le tocó el turno al SOMEWHERE BACK IN TIME WORLD TOUR, que conmemora la gira mundial de 1985 del grupo, la cual culminó en su histórico “Live after Death”, como presentación de su disco de 1984 “Powerslave” y aprovechando para incluir en el pack el posterior “Somewhere in time”, con el resultado de un setlist de los que quitan el hipo y que es uno de los mejores de la historia de los británicos.

En su afán de mostrar algo tan impresionante a todos los fans del mundo, y aprovechando la condición de piloto del hiperactivo Bruce Dickinson, surgió la idea de compactar la gira, echarse la manta a la cabeza y preparar todo un Boeing 747 para llegar a todos esos puntos del mundo a los que en condiciones previas les era imposible o dificil acceder por motivos puramente logísticos.

En menos de mes y medio IRON MAIDEN recorrió el mundo entero durante la primera parte de su gira mundial embarcado en su propio avión y llegando a lugares inéditos como la India, Costa Rica, Puerto Rico o recorriendo más extensamente parcelas del mundo como Australia y Japón. El resultado, una película que no tiene precedentes dentro de la historia de la música, filmada por primera vez por alguien externo al grupo (Sam Dunn, a quien todos conocéis por sus geniales documentales “Metal: A Headbangers Store” y “Global Metal”) pero lejos de cualquier tipo de drama al estilo Metallica o similares. Es un viaje con ellos, donde podremos conocer un poquito más a cada uno de los 6 miembros de la dama de hierro y que demuestra una gran entrega de éstos para con sus fans de todo el mundo pero que, sobre todo, es realmente un homenaje a todos y cada uno de las personas que sienten devoción por ellos a lo largo del globo.

Cuando te encuentras de lleno metido en este viaje lo primero que uno siente es lo dentro que tiene a la banda en sus venas y se da cuenta de que, más allá de una demostración de poder y de majestuosidad, se trata de una peregrinación hacia la pasión, la energía, las sonrisas y los llantos de felicidad que levanta por doquier la música del grupo. Cada cierto tiempo el reportaje te muestra algo que te hace sentir como la primera vez que te encontrabas en un enorme estadio esperando a los británicos salieran a escena, la emoción rebosa a raudales en cada una de las caras de todo el mundo y expresan sensaciones prácticamente inenarrables sobre un papel. Realmente puedo asegurar que lo consigue y en realidad se debería decir que los protagonistas de “Flight 666” somos nosotros, los fans, los que sentimos un cosquilleo por todo el cuerpo cuando escuchamos las primeras y características notas de “Iron Maiden” o nos encontramos al borde de la locura cuando sabemos lo que se avecina tras el discurso de Churchill al apagarse las luces en cualquier concierto de la banda…

Sorprende la respuesta del público indio y ser consciente de que IRON MAIDEN son los abanderados actuales de un surgimiento cada vez mayor del metal dentro de la juventud de ese país, sorprende ver a Bruce Dickinson subido a la cabina de un avión con toneladas de equipaje y equipo del grupo y con la responsabilidad de llevar a buen puerto algo así, sorprende comprobar lo reservado que son todos ellos a la hora de ser filmados por alguien ajeno a su círculo de confianzas o lo complicada que se puede volver una idea tan genial como ésta cuando uno se pone a pensar lo que representa ir de una esquina a otra del mundo, de norte a sur y atravesando cantidades enormes de husos horarios en intervalos de días y de forma continua, así como tantas otras cosas que hacen de esta película algo único e impagable… Y lo que tenemos al final de todo esto es, en realidad, un documento mucho más sencillo de lo que uno se pudiera esperar. Como ya he dicho no hay tramas complejas ni se deja entrever nada con respecto a las interioridades del grupo. Si esperáis algo de este tipo no lo vais a encontrar. “Flight 666” es simplemente un viaje cronológico repleto de anécdotas y, sobre todo, de imágenes para el recuerdo que nos hacen reafirmarnos en la idea de que estamos ante una de las más grandes bandas de la historia, no solo del rock y el heavy metal, sino de la música. Si alguien tiene algún tipo de duda sobre ello, este billete que da acceso al vuelo 666 de IRON MAIDEN, el “Ed Force One”, lo tiene todo para disolverla y disiparla al instante, ofreciéndonos además un concierto singular en el que tenemos un tema por cada uno de los países y ciudades que la banda pisó durante la gira. Una nueva y más que genial oportunidad de dejarse atrapar por la sana religión de Eddie y sus acólitos…

Imprescindible… UP THE IRONS!!

DVD 1:

IRON MAIDEN – FLIGHT 666, The Film

DVD 2:
Setlist completo con cada tema grabado en una de 16 ciudades diferentes:

01-Churchill’s Speech
02-Aces Hight
03-2 Minutes to Midnight
04-Revelations
05-The Trooper
06-Wasted Years
07-The Number of the Beast
08-Can I Play With Madness
09-Rime of The Ancient Mariner
10-Powerslave
11-Heaven Can Wait
12-Run to the Hills
13-Fear of the Dark
14-Iron Maiden
15-Moonchild
16-The Clairvoyant
17-Hallowed be thy Name
Puntuación: 10

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos