KILMARA – HUNTING DREAMS

Crítica

Nos encontramos ante el primer fruto discográfico de la banda barcelonesa Kilmara, que tras su formación en 2003 y dos maquetas en respectivos años posteriores han conseguido que podamos estar hablando de este “Hunting Dreams” como un lanzamiento muy a tener en cuenta.

Un trabajo autoproducido por la propia banda y masterizado en los estudios Empire de Alemania por Rolf Munkes cuyo buen hacer es reconocido por artistas como Mike Terrana o Don Ayrey entre otros. Con clara orientación internacional por tanto.

Y dicho esto pasamos a comentar el disco en sí que han creado estos 5 músicos cuyas influencias se encuentran claramente asentadas en el heavy más clásico y, en ciertos momentos, progresivo.

Desde el momento en que introducimos el cd en el reproductor vemos a una banda que tiene clara su orientación hacia un mercado internacional, cantando en un inglés que, aunque en ciertos momentos podría ser mejorado se encuentra por encima de la media de lo que estamos acostumbrados en las bandas españolas que optan por cantar en el idioma anglosajón. Se nota que su cantante es de procedencia germana.

Trazos de bases rítmicas que nos recuerdan a unos primigéneos Iron Maiden, algunos riffs que se inspiran en Rage, estructuras que podrían referenciarse con At Vance y unas tesituras vocales que sitúan a Wolf, cantante de la banda, en el espectro en el que se mueve Blaze. Pero, en definitiva, una mezcla que hace que Kilmara suenen a Kilmara, una banda cuya especialidad son los medios tiempos de estribillos muy bien estructurados y elaborados que a la vez se quedan muy presentes en una primera escucha.

El disco comienza con “October Leaves”, un tema que bien podría servir como presentación del álbum. Tras una introducción de coros que nos enseñan el estribillo comienza un tema de marcado aire rockero pero cuyo estribillo nos presenta el corte realmente heavy del grupo y donde comprobamos a la primera por donde se va a mover la voz de Wolf, que quizás en el desarrollo del álbum pueda resultar algo lineal, falto de agresividad o presencia, algo que, en mi humilde punto de vista, debería mejorar en futuros lanzamientos pero que a su vez se convierte en toda una seña de identidad de Kilmara.

“Fallen Angel” continúa mostrándonos esta faceta semi-progresiva de Kilmara en la que los cambios de ritmo y las guitarras de melodías persistentes son la nota predominante. Así se desarrolla el resto del disco hasta el sexto corte, con temas como “By Far Too Old” o “River Has Run Dry” donde el grupo nos enseña lo que podrían dar de si sus riffs con una producción profesional y potente en combinación con las partes más calmadas, y “Reclaiming The Past” cuyo efectivo estribillo seguro que es uno de los puntos fuertes de sus conciertos.

Tras estos primeros 5 temas aparece una de las joyas de este disco en forma de un tema lento al que bien se le podría acuñar el término de “balada”. “Another Chance” es suave y dulce con la participación a la voz de Nuria Martorell cuya voz, de aspectos ligeramente “soul”, le da una dimensión al puente y el estribillo de este tema realmente especial. Destaca también el trabajo a las guitarras de Kike y Jony.

Tras esta pausa vuelve la caña y parece como si tras ella el grupo hubiera acelerado algunos puntos las composiciones de la primera parte del disco. “Don’t Step Back” se nos presenta con una melodía muy Tierra Santa que sin duda hará saltar a sus seguidores en directo al igual que “Sweet Little Madness” que para un servidor se presenta como una de las mejores composiciones de este “Hunting Dreams”. Realmente bueno.

Para acabar “Count to 10” está un poco por debajo del nivel de las anteriores comentadas pero su buen solo de guitarra completa un muy buen debut que se magnifica si atendemos al trabajo que la autoproducción de este disco lleva detrás. Consejos que desde el punto de vista del oyente se podrían dar son que no dejen de trabajar en el inglés y quizás una mayor agresividad de los temas, en todos los aspectos, sin perder este toque melódico-progresivo de las que hace gala Kilmara.

Cuando recibes un trabajo de este tipo, en el que todo parece funcionar excepto los apoyos externos te preguntas qué falla en la cultura musical de este país y, al mismo tiempo, te alegras de que, dentro del heavy más clásico, haya bandas que siguen funcionando desde los niveles más bajos y auguran una muy buena salud para que el heavy de este país atraviese las fronteras que tanto miedo nos han dado históricamente. Esperemos que todo eso esté a punto de cambiar. Hay material para ello.

Desde aquí mi más sincera enhorabuena y mis deseos de que más pronto que tarde Kilmara “cacen su sueño” porque lo merecen y pueden llegar a ser toda una referencia dentro del heavy más clásico de este país y fuera de él.

Kilmara son:

Christian “WOLF” Kohl – Voz
Jonathan “JONY” Buhajar – Guitarras y Coros
Kike “TITO KIKE” Torres – Guitarras y Coros
Javi “DESPISTE” Morillo – Batería
Salvador “SALVA” Pérez Alonso – Bajo

Podéis haceros con su cd visitando su Página Web.
Puntuación: 7

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos