LOUDNESS – RISE TO GLORY

Crítica

El trueno del este vuelve a estar de nuevo en el ojo del huracán con el vigésimo séptimo lanzamiento de estudio de este legendario cuarteto de heavy metal fundado en Osaka (Japón) en 1981 por el virtuoso guitarrista Akira Takasaki y el, tristemente fallecido en 2008, batería Higuchi Munetaka; precursores del metal nipón y cuyas principales fuentes de inspiración son el hard rock  y el primer, y más genuino, metal de los 70´s (Scorpions, Kiss, Van Halen, Judas Priest).

Con  “Rise to Glory”, Loudness levanta el vuelo y da continuidad al cansado y, tal vez, más flojo “The Sun Will Rise Again”, de 2014. El LP que se puso a la venta en el mercado el pasado  26 de Enero de 2018 en formatos Audio-CD, vinilo y digital, vía Ward Records en Japón y earMUSIC en toda Europa y América., constando de más de una hora de música dividida en 13 canciones, incluyendo un par de piezas instrumentales (una de ellas introductoria), de una duración bastante regular, de entre tres y seis minutos. 

Con una apertura instrumental tenebrosa y mística cargada de tonos graves  arranca la obra con la pequeña y monótona pieza “8118” que, con aires orientales, sirve de introducción al primer y rockero single “Soul on Fire“, un explosivo y apasionante corte con un riff sólido, muy headbanger y poderoso que ruge potente y donde el combo nipón se muestra totalmente engrasado y sincronizado. Contiene fantásticos y técnicos arreglos de guitarra en su progresión al puente y el estribillo es bastante atractivo y pegadizo: “We’re to rock you“, la base rítmica suena atronadora y, el solo es metalero, no excesivamente largo pero muy meritorio (made in Akira). Trallazo de tema e indispensable en vivo!!

loudness

Le sigue, más cruda y a ritmo de reptil, la más corta del lanzamiento “I´m Still Alive”, con ritmo parecido a la anterior aunque más lenta y pesada pero, la muy falsa, da un cambio drástico a todo trapo de revoluciones y Masayuki Suzuki se gana el sueldo a base de propinar palos incesantemente sobre los tambores  al tiempo que, Akira destapa la caja de los truenos con otro tremendo solo: estelar, veloz y de alto standing.

Con un riff muy directo y ochentero (a lo Dokken o Whitesnake) se inicia “Go for Broke”, con un interesante y bonito cambio de ambiente donde los limpios arpegios permiten a Minoru Niihara cantar con mucha energía y corazón, destacando esas líneas vocales teatrales  a lo King Diamond, en un tema intenso que da nuevamente en el clavo del mejor y más genuino rock del país sol naciente.

Con un poco de respiro y, en tono acústico y evocador para bajar un poco el pistón, siguen con “Until I See The Light”, un medio tiempo más errático y angustioso a lo MSG con mucha presencia de las cuatro cuerdas del profesor Miyagi (Masayoshi Yamashita), que no me ha llamado especialmente la atención con su ritmo pesado y stoner hasta que ha llegado un puente ascendente y un estribillo que electrifica un poco el corte. El solo que se marca aquí el Sr. Akira, por contra, sí es fantástico y precioso, más melódico y artístico que técnico y sirve de perfecta guinda para finiquitar el tema.

The Voice” comienza guitarrera `pero, la estrofa está en tono de emocionante balada, resultando un track más grunge y comercial que lanza al aire las preguntas más trascendentales del ser humano y busca respuestas indagando en su propio interior.

También son reseñables los dulces y originales arreglos de guitarra que, aquí, se aproximan bastante al metal progresivo y el solo final, que está pleno de técnica y virtuosismo.

Justo en el ecuador del trabajo nos encontramos con otro tema potente y thrasher a tope, “Massive Tornado”, donde Suzuki se vuelve a ganar el sueldo a pulso con energía y calidad, contando además con un fabuloso juego de charles que permite a Miyagi exprimir y sacar el máximo jugo a su bajo. El solo de Akira esta vez es, básicamente, un torbellino acelerado y caótico que te machaca bajo un ritmo brutal que, literalmente, te parte la cabeza. Tema muy completo!!

LOUDNESS

Nuevas líneas de investigación compositiva se abren con la siniestra e instrumental “Kama Sutra” que, aunque no está exenta de cadencia stoner y melodía, nos acerca a un Takasaki más próximo a la experimentación del jazz.

El title-track “Rise to Glory” es un temazo que despega y se eleva de forma vertical con un riff speed metal siendo, prácticamente, un patada jevi metalera en los kojones que te golpea sin contemplaciones durante todo su desarrollo. Presenta un pasaje algo más sosegado pleno de carga rítmica para que, de nuevo, el maestro samurai saque la katana y nos acuchille con otros solos variados de técnica, improvisación y efectos.

Luego viene el himno melódico metalero “Why And For Whom”, con un lick galopante (muy Accept) y con una letra para la paz, dedicada a los políticos. Tal vez sea más asequible para el gran público por su melodía de aires optimistas y donde, como no, otra vez vuelven a brillar los notables arreglos y solos de la bestia amarilla de las seis cuerdas.

No Limits” me parece un corte más lineal y melódico, con ritmo Van Halen, menos destacable que el resto pero se salva por el inmenso trabajo de guitarras que tiene en toda la canción y su solo, más barroco y furioso en esta ocasión.

Loudness-2-788x350Y como parece que se han dejado las canciones más extensas para el final, vamos con la más larga, “Rain”, que, con aire Doom (Sabbath) progresa a una balada enérgica y sentimental, contiene sobresalientes cambios de sección con diversidad de sonidos y que me ha resultado, la verdad, muy agradable y bonita: con buenos arreglos, un solo cojonudo, partes coreables para la audiencia en directo y que; con ese ambiente nostálgico y sombrío que tiene, el Sr. Niihara clava la interpretación dada su temática, que va, de nuevo, sobre un ser desesperado en la búsqueda de la paz interior.

Para cerrar el plástico tenemos el bonus track “Let´s All Rock” que, musicalmente, llega cargado de sonidos oscuros en tonos graves, con un groove muy Scorpions (“The Zoo”) y que, puede funcionar muy bien en directo, contando además con otro solo espectacular, propicio para levantar a la gente de sus asientos.

Desde mi punto de vista, “Rise to Glory” es el mejor álbum de Loudness desde la reunión de la formación original en 2000, un disco de puro heavy samurai, otro más para ensanchar su gran colección y su leyenda; con una producción excelente y unas composiciones que no son tan frescas y originales, pero sí tienen ese regusto a sus hits más clásicos de los 80. Lejos de vivir de las rentas sacan un disco cada dos años, lo cual es encomiable para una banda que, salvo el batería, está compuesta por ilustres cincuentones.

Por todo ello y, si eres amante de la vanguardia del heavy nipón, no deberías pasar la oportunidad de hacerte con una copia de esta obra y seguir saboreando la música de los principales representantes del metal de la nación de Mazinger-Z, con discazos como Thunder in the East, Disillusion, Hurricane Eyes o Lightning Strikes.

Volumen a tope y ….Loudness!!!!

He tenido la oportunidad de verles en sus primeras apariciones en el territorio nacional en los Rock Fest del 2015 y 16 en Santa Coloma y, ni que decir tiene que, son un verdadero volcán en directo, por lo que recomiendo a todo el que pueda asistir a sus actuaciones en vivo vaya a ciegas.

El trabajo tiene una producción y mezcla más que notable y el art-work también está, en su línea, muy chulo, con una portada plena de monumentos de referencia mundial y el contraste de la tranquilidad del mar con la violencia de una tormenta.

LOUDNESS son:  loudness-rise-to-glory-album 2018

  • Minoru Niihara – Vocalista
  • Akira Takasaki – Guitarra
  • Masayoshi Yamashita – Bajo
  • Masayuki Suzuki – Batería

Listado de Canciones:

  1. 8118 (Instrumental)
  2. Soul on Fire
  3. I’m Still Alive
  4. Go For Broke
  5. Until I See the Light
  6. The Voice
  7. Massive Tornado
  8. Kama Sutra (Instrumental)
  9. Rise to Glory
  10. Why and For Whom
  11. No Limits
  12. Rain
  13. Let’s All Rock (bonus track)

 

Nota: 8.5 /10

Discográfica: Earmusic

Autor: Francisco Rodríguez Belmonte

 

<< volver a discos