MARSHALL LAW – RAZORHEAD

Descripción

Tras un parón de nueve años Andy Pike y Dave Martín han decidido reclutar a tres músicos resucitar MARSHALL LAW. El grupo inglés supo ganarse una buena base de fans en los noventa, practicando un estilo que en ese momento no era el que más tirón tenía, pero que siempre ha sido muy apreciado por los fans.
“Razorhead” mantiene su estilo de siempre, con un Heavy Metal afilado con una clara influencia de los Judas Priest de la época de Screaming For Vengeance, aderezados con gotitas de ese Power Metal primigenio y ligeros trazos de Speed en algunos riffs. Desde luego han querido volver a lo grande y este nuevo disco tiene una duración de algo más de una hora y diez minutos, algo que no es muy habitual en el estilo, dónde la media de los discos no suele llegar a la hora de duración.

Pero curiosidades aparte, aquí lo que importa es si el contenido de “Razorhead” es bueno. Definitivamente SI. Enhorabuena a todos los fans del Heavy Metal más visceral y directo, porque “Razorhead” es todo cuanto pudieran esperar de un disco. Lo único que le falta a este trabajo es un tema que lo abandere, es himno tan necesario que se grave a fuego en nuestras mentes y seamos incapaces de dejar de escucharlo; es el único detalle que separa a este disco de ser una obra maestra de Heavy Metal para quedarse en un muy buen disco del género.

Tras la introducción con “The Summoning” y el tema título del disco (todo un trallazo “parte-cuellos”), Marshall Law nos ofrecen “Premonition”, un corte ligeramente más oscuro y en algunos aspectos algo épico. Llegados aquí, en un momento tan temprano del disco, ya podemos decir con seguridad que no nos van a faltar solos afilados, riffs contundentes y otros más cortantes y una base rítmica demoledora. Cualquier tema de este disco sería una bomba en directo.

“Headtrap” es uno de los cortes que más me gustan del disco, con un tempo muy acertado y un juego de riffs que le dan al tema un dinamismo y una energía únicos. Ideal para el directo, el headbanging es algo casi necesario en este tema. Le sigue “Gods Of Deception”, un tema más elaborado y que de nuevo incorpora cierto toque épico en sus líneas. Un tema bien compuesto e interpretado con un solo de bandera. Para continuar con la fiesta de Heavy Metal los ingleses se despachan a gusto en la oscura “Night Terror”. Tras una intro bien llevada, con un solo de guitarra realmente apropiado y bien ejecutado, la voz hace su entrada de forma tranquila y misteriosa, dibujando una atmósfera opresiva y terrorífica que no tarda en desembocar en un verdadero obús de puro Heavy Metal. Uno de los mejores cortes del disco. Sin embargo el siguiente no se queda atrás: “The Chamber” es el tema más largo de este plástico y reúne todos los elementos característicos de Marshall Law. Tras una intro oscura y muy atmosférica, el tema se rompe en una sucesión suicida de riffs que dan entrada a la siempre acertada voz de Andy Pike. Compositivamente se trata de un tema bastante acertado y con la fuerza y la garra necesarias para ser un éxito en directo. A pesar de sus siete minutos de duración, el tema no se hace ni mucho menos largo.

“Divide Us” es uno de los temas más pegadizos del disco, con cierta influencia de los primeros Savatage en los riffs. Un corte directo que con seguridad será un fijo en los próximos set list del grupo. “Nothing Last Forever” tiene madera para himno y un juego de guitarras excelente. Cumplimentado con unos arreglos bien llevados e impregnado de una buena dosis de épica, el tema resulta un soplo de aire fresco en el disco, impidiendo que su larga duración lo haga repetitivo en sentido alguno.

“Devil’s Anvil” es una, en mi opinión no muy acertada, introducción para “Blood And Pain”, uno de los temas más rápidos y potentes del disco. “Another Bullet” es un tema con una influencia sensible de Judas Priest, que mantiene la tónica del disco. A falta de tres temas para el final no nos vamos a encontrar sorpresas y “Bloodlines” y “Hell On Earth” mantienen el nivel y el estilo que hemos visto a lo largo de “Razorhead”, conduciéndonos a un potentísimo final con “Necromancer”.

En resumen, Marshall Law han regresan a los ruedos con un autentico discazo de Heavy Metal, que hará las delicias de los fans del estilo, con un sonido añejo ideal para los nostálgicos. La producción es mejorable y se echa en falta ese tema que rompa el disco, pero por todo lo demás “Razorhead” es un disco sin puntos negros.

Puntuación: 8,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos