MASTERPLAN – MASTERPLAN

Crítica

Muchos fuimos los que nos quedamos perplejos cuando el señor Weikath “invitó” a Uli Kusch y Roland Grapow a abandonar Helloween, más aún después del extraordinario “The Dark Ride”, que hacía pensar a los fans de la banda germana que tenían grupo para muchos años mas. Pero por las razones que sean (y que no viene al caso discutir aquí) Uli y Roland se quedaron sin banda, como si un par de superestrellas de la NBA fueran de la noche a la mañana agentes libres. Decidieron unir sus fuerzas, y buscar componentes para formar lo que, por supuesto, recibiría la etiqueta de “supergrupo”. Tras la negativa de Michael Kiske a formar parte del proyecto, un semidesconocido noruego llamado Jorn Lande, procedente de Ark, ocupó la plaza de vocalista, y a ellos se unieron el teclista de Children Of Bodom, Janne Warman (que fue poco después sustituido por Axel Mackenrott, que ya colaboró con Kusch en el proyecto “Catch The Rainbow”) y el bajista Jan S.Eckert , que ya destacó en Iron Savior. 

El single “Enlighten Me” fue el aperitivo de lo que es este álbum debut que lleva el mismo nombre de la banda, y cumpliendo con las expectativas, han creado un álbum excelente en todos los sentidos.

De sobras conocemos la sensacional técnica de Uli Kusch, que demuestra una vez más que es de los mejores baterías que existen en la actualidad, y también tenemos grabados en la memoria los inconfundibles solos de Roland Grapow. Todo esto lo encontramos en el disco, pero quizá brilla por encima de ellos la increíble voz de Jorn Lande, un verdadero acierto su elección. Potencia de voz, capacidad para lanzar poderosos agudos, pero sobre todo una agresividad a la hora de cantar que es una de sus señas de identidad, a lo Hansi Kürsch (salvando las distancias, claro).

Se trata de un disco muy completo, que se parece a Helloween tan sólo en que está Roland Grapow a los mandos de la guitarra, y los solos recuerdan por supuesto a su época anterior, misma distorsión y mismo estilo “made in Grapow”. Digo esto porque por lo demás es una banda muy innovadora, que ha abierto una nueva senda en la ya tan explorada jungla que es el heavy metal, y ha conseguido eso tan difícil que es ser una banda con estilo propio.

Muy buenos temas todos, aunque por supuesto hay destacados. El comienzo del disco es espectacular, “Spirit Never Die” ya nos pone al corriente de lo que va a a ser el resto, una continua descarga de ritmos trepidantes, de la poderosa voz de Jorn cantando grandes estribillos (ese es otro de los puntos fuertes de las canciones, los estribillos son muy buenos, se quedan muy rápido en el oído) y de un teclista que demuestra que sabe darle a cada tema la ambientación perfecta, contribuyendo así a que cada tema sea único y sea imposible encontrar cortes que recuerden a otros.

Asimismo, poderosa resulta también “Enlighten Me”, donde podemos encontrar variaciones dentro de la forma de cantar de Jorn; “Kind Hearted Light”, con un teclado muy a lo Stratovarius, donde podemos escuchar lo bien que hace los coros Grapow (ya lo vimos en Helloween); “Soulburn”, que es una especie de medio tiempo (porque aquí baja la velocidad de la batería, mas que nada); “Heroes”, dueto Jorn Lande / Michael Kiske que para mi es uno de los temas destacados, y que nos permite escuchar al gran Kiske en lo que él mejor sabe hacer (por mucho que diga que el metal ya no le interesa y se ponga a hacer pop); “Bleeding Eyes”, con una ambientación árabe y unos efectos de voz que lo convierten en otro de los temas que resulta imprescindible escuchar, con otro pedazo de estribillo (…I carry the world on my shoulders); o “When Love Comes Close”, balada con unas partes de guitarra acústica muy elaboradas, que cierra el álbum como lo empieza, de manera muy brillante.

Así pues, gran disco este “Masterplan”, que va a dejar boquiabierto a mas de uno porque rebosa calidad por todas partes. Para mi, ningún disco es perfecto al 100%, así que se va a llevar un 9, pero uno enorme. Para los que quieran ver una pugna Masterplan vs. Helloween, la banda de Grapow & Kusch ya ha puesto las cartas sobre la mesa. Muy duro tendrán que trabajar Weikath y compañía para llegar a igualar este trabajo, sin duda la mejor noticia para el mundo del metal sería que lo consiguieran.

Roland Grapow, Guitarra
Uli Kusch, Batería
Jorn Lande, Voz
Jan S.Eckert, Bajo
Axel Mackenrott, Teclados

01. Spirit Never Die
02. Enlighten Me
03. Kind Hearted Light
04. Crystal Night
05. Soulburn
06. Heroes
07. Sail On
08. Into The Light
09. Crawling From Hell
10. Bleeding Eyes
11. When Love Comes Close

Puntuación: 9

Autor: Luis Bellés

<< volver a discos