MERENDINE ATOMICHE – RUDE REBEL BROTHERHOOD

Crítica

Desde Locomotive Records nos llega una más que agradable sorpresa de la que, personalmente, desconocía su existencia hasta ahora. Se trata de los italianos MERENDINE ATOMICHE, quienes ya llevan pululando por la escena musical del país de la bota desde inicios de 1995, pero que es ahora en estos últimos años del nuevo milenio cuando están viendo recompensado de verdad todo su esfuerzo como grupo. La comentada escena, tras la resaca de los excesos cometidos por el power metal a finales de los 90 se está recuperando y poniéndose al día a marchas forzadas, y eso es algo de agradecer para los oyentes de todo tipo de estilos y variantes de eso que comúnmente tendemos a reunir en el concepto de heavy metal. Una clara prueba de ello es este tercer disco de MERENDINE ATOMICHE, titulado “Rude Rebel Brotherhood” y dispuesto a hacerse poco a poco con un mayor hueco dentro de la escena internacional.

“Rude Rebel Brotherhood” viene precedido de unos últimos años intensos para el quinteto italiano. Unos años donde el grupo ha conseguido editar dos discos predecesores como son “Walk Across Fire” en 2003 y “Raw” en 2006, siempre rodeados de muy buenas compañías que además dejan claro por donde van los tiros estilísticos del grupo (Jeff Waters colaboró en su debut y Jack Frost hizo lo propio en “Raw”). La consecuencia de tales lanzamientos fue un progresivo crecimiento de la banda que, tras girar por su país y por EE.UU., han llegado al punto justo en que su reciente unión junto a Locomotive Records y la co-producción de un grande como Chris Caffery de esta bomba sonora que es “Rude Rebel Brotherhood” esté en predisposición de explotar en los oídos de todos los amantes del heavy metal más contundente (Savatage, inevitablemente, están presentes aquí), lleno de retazos del thrash metal americano (los siempre añorados Pantera aparecen en todo momento) y con el gancho de ciertas melodías más propias del hard rock de gente como Mötley Crue en su versión más agresiva.

Una portada y un título pueden ser a veces muy definitorios de lo que nos vamos a encontrar dentro del plástico, pero en este caso la cosa combina absolutamente a la perfección. En un ejercicio de interpretación os diría que repitierais conmigo la siguiente secuencia de pasos:

    • Id un poco más arriba y fijad vuestra mirada en el poderoso león alado que surge sobre el fondo negro de la portada de este disco.

 

    • Cerrad los ojos y apretad el puño.

 

  • Pronunciad, como si de un momento de comunión con el resto de heavys del mundo se tratara, el descriptivo título del disco: “RUDE REBEL BROTHERHOOD”.

A parte de haber provocado que de pronto os hayan entrando unas ganas terribles de poneros un clásico como el “Cowboys from hell” de Pantera, es probable que también haya conseguido mi objetivo de transmitiros lo que nos trae el tercer trabajo de estos rudos italianos.

“Rude Rebel Brotherhood”, es un disco de bloque, sin filigranas pero con una conjunción absoluta entre todos los miembros de la banda, que por momentos da la sensación de que tienen más que asumido que su fuerza es la unión y el ayudarse entre ellos para conseguir que temas como “Helmet”, “Rude Rebel Brotherhood”, “The Rise of the Lion” o “Burnt”, sean auténticos muros de sonido dotados de una producción prácticamente perfecta y sin fisuras. Una voz desgarrada pero muy potente se hace dueña de cada uno de estos temas con una agresividad bastante notable.

Entre estas composiciones poderosas y muy thrash aparece la vena más hardrockera del grupo para ir intercalándonos momentos estelares y temas que se pegan al oído con mucha clase. “Hope” e “Ignorance” son piezas contundentes con una muy buena melodía y, sobre todo, pegadizos por su vena más hardrockera. Y mientras pasamos por cortes como “Captain Venice” (de un heavy metal más clásico y donde los potentes coros se lo llevan todo por delante) o “No, I Can’t” (que es de los que pasan más desapercibidos por su linealidad), de pronto nos encontramos con macarradas de la talla de “Summer Meal” o “Just for us”, ambas a destacar por su colorido y ritmo refrescante dentro del concepto agresivo que caracteriza a grandes rasgos este disco.

En resumidas cuentas, un trallazo que, sin buscar ni pretender grandes innovaciones o sorpresas, se encuentra en ese punto intermedio justo capaz de gustar a muchos con una propuesta directa, honesta y que lleva el puño bien cerrado en una mano y los cuernos bien alzados en la otra. Pantalones vaqueros con un buen puñado de años encima y una nevera llena de cervezas se dan por descontado… Esto es la “Rude Rebel Brotherhood”.

MERENDINE ATOMICHE son:

Luca Zandarin – Vocals
David Bisson – Guitarra solista
Luca Securo – Guitarra rítmica, guitarra acústica, saxo
Darío Bianchi – Bajo
Luca Cerardi – Batería

TRACKLIST:

01-Helmet
02-Hope
03-Rude Rebel Brotherhood
04-Ignorance
05-Captain Venice
06-Summer Meal
07-The Rise of the Lion
08-Just for us
09-No, I can’t
10-Burnt
Puntuación: 8

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos