OKER – BURLANDO A LA MUERTE

Crítica

Por fin tengo entre mis manos el nuevo trabajo de los madrileños Oker, desde que hace relativamente poco nos abrumaran con el Ep “Dale Caña”, que supuso su debut discográfico alzándose con grandes críticas y recorriendo la geografía nacional a base de buenos conciertos llenos de calidad y actitud.

Una banda relativamente joven, que está luchando por hacerse un hueco en la escena de la mano de otras formaciones emergentes en la capital como puedan ser Steel Horse o Wild en líneas cercanas a las de la banda que nos acontece.

Para aquel que no los conozca, a parte de introducirlos como banda tremendamente emergente les podemos ubicar haciendo una gran abstracción; en el Madrid de finales de los 80 inspirados en los clásicos de la zona como puedan ser Obús y Panzer, y sobre todo altamente vinculados con Santa, no únicamente por el sonido de las guitarras sino a través de Xina y su magnífica voz.

Como digo la banda, apuesta por esta tónica consiguiendo un sonido 100% revival, heredado de la época comentada y ellos lo dejan claro, están vendiendo una sólida moto de hacer lo que se hacía hace años con mucha actitud y sentando unas bases que lejos de quedarse obsoletas en el pasado, valen perfectamente en muchos casos actuales y sino; únicamente tenéis que dar una escucha a temas como”Carroñeros del Rock”.

Entrando un poco más en materia, comenzaré diciendo que el nuevo trabajo ha sido grabado y producido a través de los estudios New Life bajo la tutela de los ingenieros Dani y Jose, que han hecho un fenomenal trabajo, sobre todo en lo que a sonido de guitarras se refiere (ha sido muy grato haber asistido en una ocasión para poder supervisar la grabación del disco en dichos estudios).

Un punto que me parece de vital importancia remarcar es la atronadora portada que han elegido para el disco; estoy totalmente de acuerdo en que esta banda se mueve dentro de la escena más underground (no hay que ser tontos a la hora de salirse de esta como también hacen cuando pueden), pero la portada es matadora. Diseñada por Álvaro Destroyer y Juanki de la propia banda, usan un recurso bastante conocido, sobre todo a través de esa figura estilizada y agresiva que ya viéramos en los primeros Eddies de la doncella de hierro en los primeros ochenta, pero de cualquier forma ya le dije al propio diseñador que no estaba muy de acuerdo con la misma.

Si hablamos del plástico en sí, estaremos escuchando una obra de diez potentes temas con una duración superior a los cincuenta minutos, que comienza con un poderoso tema titulado“Rebeldes de Acero”; un tema cuya presentación tuve la oportunidad de ver el pasado mes de Febrero en la sala Navy palentina y me dejó totalmente anonadado a través de su contundente doble bombo increíblemente enfatizado en el directo, o la intensidad desgarradora de Xina en sus líneas vocales, por otro lado las cuerdas de Lolo, Álvaro y Juanki no se quedan atrás a la hora de emular esos sonidos clásicos dentro del rollo que llevan, en mi opinión es el estribillo la parte que queda algo más coja en toda la canción.

Seguimos el disco con el tema que da nombre a la banda; “Oker” con un sentido mucho más rockero y macarra, cuenta con un estribillo simple con coros y una voluntad de pasarlo bien indudable, hablando de cómo la banda se enfrenta al mundo de la música sin que nadie les pueda parar, apoyando nuestro rollo como está mandado.

“Yo Mismo” goza de esos ritmos rápidos e intensos, dentro de una letra con mucho gancho que habla de cualquier heavy que se considere como tal y quiera vivir a tope eligiendo su camino y siendo dueño de su vida. Rifs que cumplen perfectamente su función y una batería de gran pegada se emplean en esta canción, sobre todo en la parte final instrumental donde esta idea amplifica su sentido.

Pasamos a “Quiero Rock”, que no es sino un tema de lo más rockero con unos ritmos de batería que me han recordado mucho a lo que practican los Obús en algunos cortes y unas guitarras fenomenales que enfatizan ese Heavy Metal que pregona la canción.

Una de las canciones que más he disfrutado del nuevo trabajo de los madrileños ha sido “Voy a Marcharme”, por todo lo que nos quiere decir en tan poco espacio, no es sino una gran declaración de intenciones abogando por la libertad. Además es una canción en la que Juanki toma una especial relevancia con su bajo en los fragmentos centrales y en definitiva en el resto del corte.

Pasamos el medio disco para llegar a “Héroe Perdido”, una baladita en la cual Xina luce toda su voz, una canción en la que han gustado de acompañarse del polifacético y no menos que omnipresente Miguel Ángel “Cachorro” (Panzer, Harakiri…), con sus virtuosas manos que enfatizan el feeling de las cuerdas. Un tema bonito de por sí y con mucho gancho y sentimiento el que deja la banda a través de estos minutos.

“Es la Hora de Actuar” seguramente sea el corte que más veces habré escuchando del disco, de hecho creo sabérmela de “pe a pa”, antes de que el plástico llegara a las calles y puedo decir que es una verdadera patada en la boca, en plan agarra los bártulos y pongámonos manos a la obra, todo ello amenizado con la calidez de Xina y el buen hacer de Álvaro en las cuerdas.

El corte homónimo al trabajo se titula “Burlando a la Muerte” y aunque goza de esos ritmos de puro rock que predican en algunos otros cortes del disco, se me ha quedado algo floja en comparación con el resto del trabajo, aunque siga en la misma línea rebelde y cañera.

Otro de los temas más importantes del disco y de mayor fiereza es “Traidor”, potentes guitarras y mucha actitud la presente en esta gran canción que vuelve a ser uno de esos cortes que dejan las ideas muy claras a la primera, no hay nada que discutir a la letra que proponen los madrileños.

El perfecto broche del disco, se titula “Carroñeros del Rock” para la cual han gustado de acompañarse del que a día de hoy seguramente sea el mejor showman de la península; Óscar Sancho de los segovianos Lujuria, quien aporta su rasgada voz para conjugarla con Xina y realizar una sorprendente tema lleno de rabia, donde se hace un guiño a todos esa “carroña” que sobre en nuestro rollo y que desafortunadamente milita nuestras filas en algunos casos desde hace muchos años.

Muy lejos de la amistad que me une a la banda, tengo que decir que ha sido un larga duración de mucha calidad el que nos ofrecen los Oker, me da exactamente igual el que pueda opinar que algo parecido ya se hizo hace años, al igual que me la suda a la hora de hablar de otros grupos extranjeros revival que están surgiendo en la escena mundial y sufren grandes detracciones; esto es puro heavy metal macarra y a quien no le guste ya sabe donde tiene la puerta… Enhorabuena chavales, este es el camino.

Puntuación: 8.3

Discográfica: Santo Grial Records

Autor: Javier Fraile

<< volver a discos