OVERHEAD – OF SUN AND MOON

Crítica

Desde Finlandia nos llega el cuarto trabajo de OVERHEAD, al que han dado el título de «Of Sun And Moon». Un disco en el que nos podremos encontrar una gran libertad de movimientos formales, pudiendo encasillar sus temas desde el más simple pop, pasando por el rock, hasta el metal de corte más progresivo. Ofreciendo un plástico que nos muestra una gran dualidad en muchos aspectos y temática, representada por ejemplo con el sol y la luna, el invierno y verano, o la muerte y la vida.

De esta forma el grupo nos propone un plástico bastante variopinto con nueve temas en el que pocas cosas se echan de menos, con una duración de cincuenta minutos en el que nos podemos llevar múltiples sorpresas, aportando temas de gran desarrollo a un nivel bastante alto; desde su comienzo con «Lost Inside 2» cuya intro me ha recordado a una de las más conocidas de sus paisanos TAROT, dotando al corte de una grandilocuencia que disipan enseguida con unos suaves teclados y vuelven a enfatizar en determinados momentos del tema, marcando mucho más la batería y afilando los riffs de guitarra, van a parar a una parte central bastante pesada aunque muy trabajada, y unos riffs que quizás podríamos identificar con canciones más doom en la parte final de la canción.

Lo de ubicar las introducciones en una determinada escena, no es que ya sea un hecho recurrente, sino que está totalmente de moda tal y como aparece en el segundo tema del trabajo; «Berlín», en el que los ritmos más sintetizados acompañan la lírica desde abajo, haciendo del resto de instrumentos unos meros espectadores del desarrollo principal de la canción, tiene unas partes mucho más sentidas que se corresponden con el desarrollo, en el que la canción alcanza su punto más álgido y otros puntos que contrastan por caer en formas más lentas.

Una de las canciones más divertidas de la obra será «An Afternoon of Sun and Moon», con un astuto uso de la percusión  que únicamente baja el ritmo para dar la importancia que merece la lírica, siendo su punto más fuerte esos toques de teclado que la convierten en un tema mucho más cercano al pop que al propio metal, luego «Aftermath» llega como un recurrente tema en el que inicialmente dialoga la guitarra con la lírica, con mucha suavidad que se contrapone a la fuerza de algunos fragmentos coronados con una potente percusión de mucha fuerza y bellos coros.

El tema central del disco se llama «Syriana» y nos acerca mucho a canciones que conocemos de sobra por la década de los años 70, con uno uso quizás sobredimensionado del sintetizador, con partes de muchísima abstracción en la que la propia canción se retroalimenta pudiendo admitir que es mucho mejor escucharla directamente y opinar. Por el contrario, el siguiente tema será el más corto del disco y a través de la flauta nos aporta elementos más selváticos, sin abandonar los tonos más progresivos; me estoy refiriendo a «Grotte» como un inciso instrumental de bastante duración en la que se han rebanado la cabeza para exponer sus ideas, la banda es su estado más primitivo de composición sin esperar nada de una posible lírica.

La última parte de disco, se compone de tres temas bastante completos, el primero casa perfectamente con el anterior con una gran suavidad, se titula «Last Broadcast» y se presume como un medio tiempo en el que escuchamos un rumor silbado antes de que Alex se luzca con su voz, únicamente arropada con una guitarra y algunos toques de sintetizador, la mejor parte vendrá al final de la canción. «Alive» es el tema más largo de la obra y comienza como una auténtica fiesta entre ritmos muy sintetizados, aunque la idea no sea del todo cierta puesto que en la mayor parte de la canción los teclados desaparecen para dejar unos curiosos ritmos de batería casi a pelo, pero sin duda alguna es una de las canciones más punteras de este cuarto disco de los fineses.

Para terminar la obra, aparece «Angels And Demons» con mucha fuerza inicial mezclando muchas ideas, una batería que presume de más de lo que aporta y de nuevo toques muy progresivos que se enfatizan sobre todo con la flauta, es una de las canciones más completas del disco aunque solamente sea por la sencillez que tienen para cambiar las ideas y proponer partes muy potentes y elegantes, en contraste con otras en las que manda la voz.

Por todo esto, se puede decir que OVERHEAD presentan otro punto de rotura en su carrera después de una trilogía inicial con sus primeras obras, esto suena mucho mejor que lo anterior y merece al menos una escucha no únicamente por los amantes del progresivo, sino para todos aquellos que se abran mucho más allá de lo que viene a ser el propio metal.

OVERHEAD son:

Janne Pylkkönen: Bajo
Ville Sjöblom: Batería
Alex Keskitalo: Voz y Flauta
Jaakko Kettunen: Guitarra
Tarmo Simonen: Piano y Polysix

TRACKLIST:

01 – Lost Inside 2 
02 – Berlin 
03 – An Afternoon of Sun and Moon 
04 – Aftermath 
05 – Syriana 
06 – Grotte 
07 – Last Broadcast 
08 – Alive 
09 – Angels and Demons

Puntuación: 7
Discográfica: Progresive Promotion Records
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos