PERPETRATÖR – THERMONUCLEAR EPIPHANY

Crítica

Desde Lisboa llegan PERPETRATÖR, una banda de Thrash Metal de influencia ochentera que este año nos presentaron su primer álbum, “Thermonuclear epiphany”. Aunque la banda lleva formada desde 2008, sus miembros tienen mucha experiencia en la escena musical portuguesa, desde finales de los ochenta y principios de los noventa.
En su primer lanzamiento nos traen nueve canciones que son pura tralla, cargadas de rabia, de contundencia y de agresividad, y que no nos dan ni un momento de respiro, pero en las que, sin embargo, echamos de menos algo de originalidad.
El álbum arranca con “Megaton Therion”, una canción cargada de rabia y de mala leche en la que la batería suena como si fuera una ametralladora y Rick nos deja claro que lo suyo es cantar con una agresividad pasmosa. Sin embargo, lo que más llama la atención es el trabajo con las guitarras, con unos punteos muy logrados por parte de Marco. Con todo esto, a lo que viene a sumarse un cambio de ritmo muy conseguido, esta trepidante canción se convierte en una de las mejores del disco y en la mejor forma posible de abrirlo.
La diversión continúa con “Pyres in the night”, otra canción cargada de contundencia y de velocidad, en la que de nuevo las guitarras vuelven a competir con los demás instrumentos para llamar nuestra atención. Es un tema en el que los cambios de ritmo son muy expresivos, y sirven para dar más énfasis a algunas de sus partes. Es una canción perfecta para los conciertos, en la que el público se volverá loco.
Con cierta densidad y un sonido muy oscuro empieza “Doomed to death”, una de las canciones que más me gustan del disco. Sin embargo, esa densidad pronto da paso a un ritmo frenético y agresivo en el que PERPETRATÖR nos demuestran su intención de no dejar títere con cabeza. Es otra canción que puede funcionar muy bien en directo, y en ella además vuelve a destacar el trabajo llevado a cabo con las guitarras.
Con un ritmo machacón y un riff muy reconocible empieza “Nothing left to kill”, una canción que rápidamente se acelera para quedar convertida en una verdadera apisonadora sónica que, desde el primer momento, nos va a obligar a hacer headbanging. De nuevo, los cambios de ritmo y la aportación de los guitarristas sirven para enriquecer su sonido, de manera que es un tema que se nos puede quedar en la cabeza desde el primer momento.
Un riff muy potente sirve para empezar “Proud pariahs”, una canción de mucha contundencia, en la que el grupo no para de dar caña ni un momento. Los momentos rápidos se alternan con otros que lo son todavía más, de manera que la canción resulta de una fuerza increíble. Los coros que se introducen en algunos momentos pueden resultar sorprendentes al principio, pero encajan perfectamente con el resto de los elementos del tema.
Purgatory whorehouse” empieza con lo que parecen unos sonidos orgásmicos, que rápidamente dan paso a una canción rápida y contundente, en la que podemos escuchar complejos ritmos de las guitarras. Además, Rick canta de forma muy agresiva, sirviéndose a veces de registros cercanos a la voz gutural que contrastan claramente con los demás que utiliza.
Otra de las mejores canciones del disco es la furiosa “Death to all”, en la que se combinan la velocidad y la rabia con algunos momentos de cierta densidad. Otra vez se trata de una canción que puede funcionar muy bien en directo y que demuestra que PERPETRATÖR saben muy bien lo que tienen entre manos. Además, los cambios de ritmo sirven para hacer que sea un tema muy variado y diferente a los demás.
Con oscuridad empieza “Shadow of a man”, una canción que rápidamente se convierte en una explosion de fuerza y velocidad, en la que la banda no deja que tengamos ni un momento de tranquilidad, de forma que no vamos a poder dejar de mover la cabeza mientras lo escuchamos. De nuevo, los cambios de ritmo son muy efectivos, y el solo es de lo mejor del album. Durante su último minuto, un cambio a un ritmo más denso y oscuro nos va guiando hacia el final de la canción.
El disco termina con “Fire unleashed”, una canción que es tralla en estado puro desde el primer momento. Empieza con unos solos muy logrados, que dan paso a la voz de Rick sonando por encima de un ritmo machacón y contundente. Las melodías de las guitarras completan las de la voz, de forma que se trata de una canción muy completa y compleja, que resulta un tanto diferente a las demás del disco.
En definitiva, a pesar de que los temas se ciñen demasiado a los parámetros propios del estilo, no cabe duda de que PERPETRATÖR le han echado muchas ganas a este disco, dejándose la piel en cada nota, para ofrecernos media hora de diversión, agresividad, y, sobre todo, de canciones con unos solos muy logrados. Estos nueve temas nos dejan claro que el grupo sabe muy bien lo que quiere y cómo llevarlo a cabo, aunque todavía necesitan buscar más su sonido.
No serán originales, pero lo que hacen lo hacen muy bien.

PERPETRATÖR son:

Rick: Voz y bajo.
Paulão: Guitarras.
Marco Marouco: Guitarras.
Ângelo Sexo: Batería (músico de sesión).

Track list:

1- Megaton Therion.
2- Pyres in the night.
3- Doomed to death.
4- Nothing left to kill.
5- Proud pariahs.
6- Purgatory whorehouse.
7- Death to all.
8- Shadow of a man.
9- Fire unleashed.

Discográfica: Stormspell Records.
Puntuación: 7/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos