ROOTWATER – VISIONISM

Crítica

Ser profeta en tu tierra es insuficiente en el mundo globalizado presente. Rootwater lo saben y han planeado que este álbum “Visionism”, tercer largo en su carrera, sirva de trampolín para sacarles de Varsovia y ponerles en circulación, cuanto menos, por todo el mercado europeo.

Centrados en un sonido noventero que abarca prácticamente todos los años y estilos que en su momento se consideraron hype (desde la aparición del Groove hasta el llamado en algunos sitios chandal Metal, sin olvidar a los pioneros de la NWOAHM), estos polacos presentan un anárquico y desenfadado disco que tiene tan cerca la posibilidad de sorprender al oyente como de irritarle. Nada nuevo bajo el sol de la Europa central aunque se revista el presente trabajo de un papel presuntamente innovador.
Tras una introducción orquestal que cumple meramente el rol de cubrir de sonidos los primeros segundos de la obra, se descubren con “Living in the cage”, un tema en el que las guitarras pagan tributo a Korn y demás bandas que dieron una vuelta de tuerca al Metal hace ya tiempo (el oyente decidirá si fue para apretar el engranaje o para ponerlo en peligro de desarme). Por otro lado el tema tiene también un punto cercano a las huestes de Patton y compañía en la parte central, introduciendo unas frases rapeadas sobre un ritmo funkoide, resultando de la mezcla un estilo que muchos podríamos tildar de modernez pese a no ser ya nuevo (han pasado más de 20 años desde que Faith No More abriera sendas hasta entonces sólo intuidas).

Las primeras reminiscencias orientales se entrevén en “Closer”, de pesado caminar comparable a un desfile de elefantes y coros con un pie en el hardcore y otro en el hip-hop. “Frozenthal” enfatiza aún más esos dejes musicales propios de Oriente Medio sobre un ritmo caótico y denso, marcado de igual forma por un estribillo en cierto grado hipnótico. La canción no se encuentra exenta de trabajo de estudio en forma de samplers vocales que confirman la sensación de estar ante una banda trendy en cuanto a concepto musical.

Aún bajando el pistón, “Freedom” sigue enfocada hacia terrenos étnicos, siendo suficiente esta muestra de cuatro pistas para concluir que Taff, vocalista del grupo y miembro también de Black River, tiene un claro referente en Serj Tankian y un amplio registro tonal del que se nutre y aprovecha Rootwater para extraer lo mejor del disco.

El interludio “Timeless” deja de forma rápida paso a “Realize”, un tema light que no termina de convencerme pese a la limpieza de la producción y los dejes a sonidos que antaño fueron innovadores. Los toques folk a los que aluden en su hoja de presentación son mínimos, casi anecdóticos y algo artificiales. Esto se puede comprobar de nuevo en “Follow the spirit”, balada del disco de tránsito lento, que no resulta ni emotiva ni emocionante por lo llano de su estructura. “Alive” posee un buen riff bien acompañado de potente batería, con partes cercanas a la música electrónica (¿drum n’ bass quizás?, no sé mucho de estos géneros…) y cuanto menos cumple la misión del despertarnos del letargo que supusieron las dos piezas anteriores.

La recta final se inicia con “The Ministry”, un mediotiempo tristón en el que las notas se arrastran de forma cíclica. “Steiner” nos devuelve al universo Korn de su época “Life is peachy”, con rítmica carnavalera e inclusión de vientos que nada tienen que ver con el uso que Bruce Fairbairn hiciera de los mismos en sus multimillonarias producciones de los 80, siendo estos más propios de los loops utilizados en electrónica y hip-hop.

Max Cavalera podría pedir derechos de autor por “Under the mask”, canción tribalista que recuerda de modo sospechoso a los primeros discos de Soulfly. El tema homónimo incluye partes de violín que rellenan un tema lento y sin puntos álgidos destacables, en la línea del resto del álbum que titula. Como regalo en forma de bonus track se incluye “Haydamaka”, una canción que podrían ser dos, con un primer tramo ciertamente bizarro (es difícil describir lo que sucede en la misma) y una segunda parte que suena a tema de folklore polaco (aunque no sabría decirlo a ciencia cierta por mi desconocimiento de la cultura de ese país).

Quizás en Polonia tenga un estatus superior (han compartido escenario con nombres de la talla de Slayer, Kreator o Sepultura), pero vistos desde la perspectiva de quien vive en Madrid, o cualquier otra parte del mundo distinta a aquella, Rootwater no se desmarcan ni un milímetro de los muchos grupos que toman un poco de esto y otro de aquello para generar una macedonia sonora donde los sabores se mezclan sin crear uno nuevo per se. Disfrutable para muy acérrimos al grupo o a sus influencias, pero anodino para quienes buscamos más originalidad y personalidad en los lanzamientos.

LISTADO DE CANCIONES:

01-. Venture (intro)
02-. Living in the cage
03-. Closer
04-. Frozenthal
05-. Freedom
06-. Timeless
07-. Realize
08-. Follow the spirit
09-. Alive
10-. The ministry
11-. Steiner
12-. Under the mask
13-. Visionism
14-. Haydamaka (tema extra)

MIEMBROS DEL GRUPO:

Taff – voz
Zusin – guitarra
Valeo – guitarra
Heinrich – bajo
Gregor – batería
Puntuación: 5

Discográfica: Mystic Production

Autor: David Jiménez Rodríguez

<< volver a discos