SWASHBUCKLE – CRIME ALWAYS PAYS

Crítica

Vuelven los piratas del thrash metal, y además mucho antes de lo esperado, pues su anterior “Back to The Noose” con el que alcanzaron el reconocimiento del gran público vio la luz hace tan solo un año. Ahora Swashbuckle nos presentan un nuevo ejercicio plagado de riffs, de voces agresivas y ritmos destinados a producir lesiones cervicales, con el aderezo de algún que otro interludio más o menos acústico y de aire marítimo. Es decir: más de la misma receta.

“Crime Always Pays” es el reflejo de que Swashbuckle son de los que piensan que si algo funciona, no debe cambiarse. Personalmente espero que este pensamiento no les dure mucho tiempo, o de lo contrario nos encontraremos con el mismo disco una y otra vez. Sin embargo, en esta ocasión, la jugada les ha salido bastante bien.

Debo confesar que yo no vi nada especialmente destacable en esta formación cuando escuché “Back To The Noose”, al que tengo por un disco más de los que salen docenas y docenas al año. Y tampoco es que este nuevo “Crime Always Pays” sea precisamente la panacea del thrash metal, pero es bien cierto que el grupo ha mejorado notabilísimamente la producción con respecto al anterior trabajo y se ha centrado en construir temas con riffs agresivos y afilados, tempos potentes y pegadizos que inviten al headbanging y estribillos fáciles de recordar para darle más gancho a sus temas en los futuros directos. Es decir han buscado hacer un disco directo, que entre pronto y dure bastante, más por su efectividad y orientación al directo que por lo interesante de sus composiciones, que apenas ocultan sorpresas.

De esta forma nos topamos con un disco rápido y fácil de digerir en el que temas como “We Are The Storm”, “Where Victory Is Penned”, “Crime Always Pays” o “At The Bottom Of The Glass” se perfilan como el máximo exponente del sonido de esta formación. Sin duda los fans del Thrash metal directo y sin rodeos encontrarán en este disco un documento al que prestarle buena atención e incluso puede que den con algunos temas que realmente vale la pena rescatar de la mediocridad y elevarlos a lo destacable (entre ellos “Where Victory Is Penned”, principalmente gracias a unos excepcionales riffs o la potente “Raw Doggin’ At The Raw Bar”).

No obstante el disco, como digo, no guarda prácticamente ninguna sorpresa más allá de un par de interludios que pretenden otorgarle a la música de Swashbuckle el aire pirata que su imagen y letras quieren reflejar. Se trata de “Of Hooks And Hornswagglers”, un tema de tres minutos con la guitarra acústica de protagonista, “Legacy Allure”, un interludio de algo más de un minuto y medio que resulta bastante efectista pero en el que no hay mucho que rascar y el final del disco con la melancólica “Rope’s End”, sin duda la mejor de las tres piezas acústicas de este disco.

Decía que el disco no oculta sorpresas y que esto es su principal obstáculo, porque a pesar de lo directo y pegadizo de la mayoría de sus temas, la escasa variación entre ellos hace que la parte final del disco se vuelva ligeramente tediosa, especialmente después de varias escuchas. No obstante el resultado final de “Crime Always Pays” supera sin dificultades lo visto en “Back To The Noose” y aquellos que disfrutaran de aquel trabajo tendrán una cita segura con este.

Puntuación: 7,5

Discográfica: Nuclear Blast

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos