THE NAME – … AS WE ARE

Crítica

Antes de comenzar esta nueva crítica me gustaría realizar un apunte de reconocimiento tanto personal como profesional a la encomiable labor que actualmente, y desde la total independencia, realiza una promotora y agencia como es SUBE UN ESCALÓN. Son ya unos años conociendo una iniciativa como esta dirigida por Manolo Hidalgo y ya era hora de dedicarle unas palabras a ese trabajo que realizan de manera totalmente profesional para con todas esas bandas del círculo underground de este país dándoles la oportunidad que se merecen y una interesante promoción y management a la hora de alzar la cabeza en este duro mundo discográfico. Así pues, mi más sincera enhorabuena y mis ánimos para seguir con el trabajo y la semilla plantada durante todos estos años. Merece la pena.

Pasando ya a asuntos más inmediatos cabe decir que en Metalcry ya son algunas de las bandas procedentes de Sube Un Escalón que han encontrado su hueco entre nuestros análisis. Han pasado por aquí grupos como TALESIEN o ROCKAMBADO y le toca ahora el turno a los vizcaínos THE NAME quienes con su interesante mezcla y su moderna propuesta musical no iban a librarse de nuestro pequeño y humilde, pero atento, ojo crítico y nuestros oídos ávidos de nuevas experiencias sonoras.

Y hablando de nuevas experiencias me doy cuenta de que probablemente sea esta una buena forma de comenzar a comentar esta nueva versión de su segundo trabajo independiente titulado “… as we are”, que a través de esta nueva promoción ha adquirido un nuevo formato donde aglutinan, de forma muy inteligente lo mejor de sus dos trabajos previos “The name” y “… as we are”, para, imagino, conseguir una vía de acceso más rápida a sus nuevos oyentes a la hora de conocer la banda. Podría considerarse este disco como el primer álbum de amplia distribución de la banda y su presentación definitiva ante los medios.

La heterogénea mezcla con la que se nos presenta el grupo da como resultado un lanzamiento bastante ecléctico capaz de aglutinar diversos estilos en una misma canción, aunque para aquellos amantes de las etiquetas y las fronteras (necesarias en momentos como este), por lo general todo se podría encauzar y definir a través de un metal moderno que no desdeña aportaciones interesantes del heavy metal más tradicional, como algunos buenos solos de guitarra, así como cadencias musicales más propias del doom, y del dark metal, a través del cual el grupo despliega su arma más característica: la aportación melancólica de sus melodías.

Resumiendo, dos de las características principales que un servidor pueden extraer de este disco de THE NAME es la contundencia sonora de los riffs y la inteligente presencia de la batería, junto a la melancolía de la mayoría de los estribillos gracias a la peculiar voz de su cantante Guillermo Fernández, quien además es uno de los guitarristas de la banda. Una voz que en determinados momentos es complejo de encajar dentro de las estructuras del grupo y que en ciertos momentos creo que es algo inestable y a la hora de dar empaque a las composiciones del mismo, si bien en otras ocasiones es una de las partes más importantes de éstas, tal y como ocurre en temas como “Perfect Day”, “Hypocrite” o “Reason to live”.

La variedad también se apodera del idioma y en este disco podemos disfrutar de temas un par de temas en castellano y el resto en el idioma anglosajón. A mi, personalmente, me gustan más los vizcaínos cuando interpretan en inglés, aunque he de reconocer que una de las pistas más accesibles y pegadizas por su estribillo de todo el álbum es “Aún sigo ahí”, donde se combinan a la perfección los dos elementos ya comentados de la música del grupo. Igualmente “Tu Disfraz” surge como un medio tiempo muy potente donde destaca por encima de todo el genial ritmo que le imprime al tema la batería y la intensidad vocal en el estribillo.

Si hablamos de los vizcaínos en su versión más contundente tenemos dos vertientes: el metal alternativo, moderno y potente de “Perfect Day”, o el homenaje al las influencias thrash metaleras de “Hypocrite”, donde cobra clara presencia el espíritu de gigantes como Metallica en las guitarras y donde echo de menos algo más de mala leche en la voz. Serán sin duda dos de sus momentos más álgidos en directo.

Ciertos elementos del progresivo en el melódico “Invisible” y melancolía en estado pura en el calmado “I feel your life” que, a pesar de llegar a hacerse algo repetitivo, presenta uno de los mejores solos de guitarra de todo el álbum. Y para acabar el último tema “Reason to live” es un corte ciertamente interesante, puesto que representa elementos con los que hasta ahora no nos habíamos encontrado, como es cierto aire épico en su definitorio binomio melancolía/contundencia. Algo que ciertamente podría traernos reminiscencias y alguna pincelada de grupos como Evergrey.

En definitiva un lanzamiento interesante, algo irregular y que transmite la sensación de que el grupo se encuentra en total proceso de maduración, mientras da la cara con composiciones inteligentes que muestran al mundo lo que ya tienen hecho y que tienen visos de funcionar bastante bien en el futuro. De momento “… as we are” es un disco que, como su propio título indica, es capaz de de definir a la perfección las líneas y direcciones que se encuentran en el potencial de THE NAME. Eso se traduce directamente en uno de los adjetivos más buscados por las bandas de hoy en día: personalidad. El resto es tiempo y tesón, y eso es algo que THE NAME, quienes durante el pasado 2008 se repusieron a diversos cambios en su formación, ya nos han enseñado que poseen…

TRACKLIST:

01. Aún sigo ahí
02. Perfect day
03. Tu disfraz
04. Invisible
05. Hypocrite
06. I feel your life
07. Dying
08. Reason to live

THE NAME son, en la actualidad:

Guillermo Fernández – Voz y Guitarra
Oscar Blanco – Guitarra
Andrey Aza – Bajo
Roberto Ortuño – Batería

Puntuación: 7

 Autor: Daniel Velasco Alonso
<< volver a discos