THE SIXXIS – HOLLOW SHRINE

Descripción

THE SIXXIS es el nombre de un proyecto surgido en 2006 de la colaboración de varios músicos que buscaban combinar diferentes influencias, que cristalizaron en una importante actividad en directo, hasta que, en 2014, se embarcaron en la grabación de “Hollow shrine”, su primer disco de larga duración, bajo las órdenes de David Bottrill, que ha trabajado con bandas como TOOL o KING CRIMSON, y con solistas como Peter Gabriel. El resultado son diez temas en los cuales podemos rastrear influencias muy variadas, que nos recordarán a la música de los años noventa, y en los que encontramos mucha melodía y calidad, además de una tendencia muy clara hacia construir temas fáciles de escuchar e incluso “comerciales”.The Sixxis logo

El disco arranca con “Dreamers”, una canción en la que ya vamos dándonos cuenta de las características de la música de THE SIXXIS. Se trata de una canción de arranque suave y fácil de escuchar, en la que la voz y unas melodías muy conseguidas nos van introduciendo en un tema que, muy pronto, gana algo de potencia, aunque no demasiada, hasta llegar a un estribillo muy “coreable” y comercial. Desde el punto de vista musical, el trabajo con las guitarras, aunque es muy sencillo, es muy reconocible.

Seguimos con “Long ago”, que empieza con un riff muy reconocible y de corte clásico, y que desde el principio ya nos va obligando a mover la cabeza casi sin querer. Las estrofas, con un cierto tono misterioso, se alternan con ese riff tan reconocible, y el estribillo, aunque no es nada que nos sorprenda, sí es muy efectivo.

Con sonidos misteriosos que dan paso a un riff y un ritmo netamente rockeros empieza “Nowhere close”, una canción de escucha muy agradable, y que, en las guitarras, introduce cierta agresividad. Es una canción en la que podemos apreciar el trabajo de todos los músicos, que encajan entre sí hasta dar lugar a un tema que rápidamente se convierte en uno de los que mejor recordaremos, sobre todo por su solo de guitarra, sencillo, pero muy conseguido.

Con fuerza empieza “Home again”, una de las canciones que más me gustan del disco. La primera estrofa no es demasiado cañera, pero poco a poco va ganando fuerza hasta llegar a un estribillo muy pegadizo, que se nos queda en la cabeza desde el primer momento por su melodía tan lograda.

El siguiente tema es “Forgotten son”, que después de un arranque suave y de una primera estrofa muy tranquila, solo con la voz y la guitarra acústica, gana fuerza, dando entrada a los diferentes instrumentos, aunque manteniéndose siempre como un medio tiempo. Se introduce un punteo de guitarra muy conseguido, que enriquece mucho el resultado final de la canción y que contrasta con la suavidad de las estrofas.

SONY DSC

Otra canción muy pegadiza y melódica es la tranquila “Waste of time”, muy fácil de escuchar, pero que poco a poco, casi sin que lo notemos, va ganando potencia, así que llegamos a un solo de guitarra muy reconocible que completa el tema. Es otra canción de las que más recordaremos.

Coke Can Steve” es un instrumental que empieza con fuerza, con un punteo y un ritmo muy potentes, para después desarrollarse con más densidad, con un ritmo contundente, aunque nada rápido en la mayor parte de su duración. Es un tema en el que se nota muy claramente la aportación instrumental de los diferentes músicos.

Con un sonido de corte casi clásico empieza “Opportune time”, una canción claramente rockera, en la que las guitarras que suenan por debajo de la voz durante las estrofas casi nos distraen de fijarnos en la voz. El estribillo, muy pegadizo, es más potente que las estrofas, dando lugar a un contraste muy llamativo.

Tres golpes a los platillos y empieza “Out alive”, una canción densa, aunque de sonido muy poco original. Está hecha con mucha calidad, alternando las partes más potentes con otras más fáciles de escuchar, consiguiendo que finalmente sea una canción muy pegadiza. Sin embargo, esa falta de originalidad que comentábamos hace que sea una canción que pasa bastante desapercibida frente a las demás.

El álbum termina con “Weeping willow tree”, una canción de arranque suave y muy americano, como si formara parte de la banda sonora de una peli de vaqueros. Desde mi punto de vista, tal vez hubiera funcionado mejor hacia la mitad del disco, aunque no cabe duda de que encaja muy bien con el estilo del grupo.

Como vemos, THE SIXXIS han creado un muy un muy digno disco de debut, que nos devuelve a sonidos que hace algunos años nos gustaban. El grupo tiene que seguir trabajando, buscando un sonido más personal y más acorde con lo que se está haciendo actualmente, pero no hay duda de que sabrán como hacerlo. Talento para ello no les falta.

Track list:

1- Dreamers.
2- Long ago.
3- Nowhere close.
4- Home again.
5- Forgotten son.
6- Waste of time.
7- Coke can Steve.
8- Opportune time.
9- Out alive.
10- Weeping willow tree.

THE SIXXIS son:

Vladdy Iskhakov: Voz, guitarra, piano y violín.
Mark Golden: Bajo y sintetizador.
Josh “JBake” Baker: Batería, percusión y voces.
Paul Sorah: Guitarra.
Cameron Allen: Guitarra.

Discográfica: Glassville / Soulfood

Puntuación: 8/10

Autor: Pablo Folgueira

<< volver a discos