TONY SOLO – LAS FASES DE LA LUNA

Crítica

Tony, la voz de los míticos Sangre Azul, regresó a la palestra de la mano de los creadores de “Poe: Legado de una Tragedia” y parece que aquella nueva experiencia volvió a despertar en él el gusanillo de hacer música. Esté aún joven 201 tiene el honor de recibir “Las Fases De La Luna”, el nuevo disco del vocalista; su primer trabajo desde aquel legendario “EL Silencio De La Noche”. Con muchos de los antiguos Sangre Azul, con los hermanos Arias y con muchos más invitados, Tony nos presenta un disco de puro hard rock ochentero, con la dosis de melodía y el punto justo de macarrería que siempre caracterizaron las composiciones del cantante.

La presencia, entre otros, de Juan Melero a las guitarras nos hace sentir por momentos cómo si la ansiada reunión de Sangre Azul se hubiera hecho realidad (Un sueño que, según Tony, nunca se hará realidad). El disco arranca con “Unidos Para Siempre”, un corte directo y pegadizo que se destapa como toda una declaración de intenciones y un estatuto de cómo han sido éstos años en la sombra y lo que supone el retorno a los estudios para Tony. “Más duros y más fuertes”: poco más se puede añadir a este mensaje. Musicalmente, lo más destacable es el impecable estado vocal de Tony, la gran labor a los teclados y el sobresaliente trabajo en la guitarra.

El comienzo de “Juicio Final” nos traslada rápidamente a un corte con cierto aire al “Cuerpo A Cuerpo” y ese gran tema “No eres Nadie”. En una letra y una melodía con bastante macarrería y tan pegadiza como siempre se esconde una interesante y bastante directa crítica social. Un comienzo marcadamente rockero nos presenta el tercer corte, “Mejor que Nadie” es un tema más clásico en sus inicios, más rockero, que va ganando melodía según avanza para evolucionar en un corte cuya firma es bastante evidente. No obstante, es un tema que cuesta recordar, no por ser poco pegadizo, sino porque el siguiente le eclipsa por completo: “Las Fases De La Luna”, que da nombre a este disco, es uno de los mejores trabajos del plástico. Se trata de un tema bien trabajado, pegadizo, con un gran estribillo y un puente sobresaliente. Tony se muestra muy seguro y en forma y la sección instrumental consigue desplegar todo su potencial a lo largo de los cinco minutos y medio que dura esta canción.

“A ti” y “Llueve otra vez” le dan al disco su toque más sensible desde dos ángulos completamente diferentes y con dos estilos también muy diferenciados. La primera, desde la esperanza y como uno de los temas más duros del disco (con cierta influencia del “A Matter Of Life And Death” de Iron Maiden en el riff inicial) y el segundo como un melancólico medio tiempo con alma de balada.

“El Malo Del Cuento” nos devuelve toda la caña y la macarrería que el disco mostró en sus primeros temas, con una adecuada dosis de crítica social incluida. Es a partir de este tema cuando el LP parece bajar un poco las revoluciones y alejarse de la impoluta línea que venía siguiendo. De haber terminado en este tema podríamos estar hablando de un disco absolutamente sobresaliente, sin embargo hay que decir las cosas como son y, aunque por motivos sentimentales me gustara darle a este disco la máxima puntuación, los últimos cortes, creo, no mantienen el magnífico estándar de los primeros.

“Rumbo A Ningún Lugar”, “No Se” o “Dicen” se presentan como buenos temas, que siguen las estructuras y caminos tradicionales en el estilo de Tony. No ofrecen ningún alarde ni sorprenden, aunque siguen siendo muy buenos temas a pesar de encontrarse algo por debajo de los primeros cortes de este disco. Con “Instinto Animal”, tema encargado de cerrar este trabajo, se recupera en buen parte el feeling de los primeros temas y la banda consigue presentarnos un tema interesante de principio a fin, muy adecuado para el directo y muy efectivo en estudio, algo alejado de los estándares más clásicos de Tony pero manteniendo el toque de identidad tan bien reflejado en este trabajo.

Es una verdadera lástima que la reunión de Sangre Azul sea un sueño imposible, porque esto convencido de que podrían ofrecernos grandes cosas. No obstante el regreso de Tony al mundo discográfico es una gran noticia que, espero, nos traiga muy buenos momentos en directo y en estudio en un futuro próximo. Sin duda un gran disco que hará las delicias de todos los aficionados al género y los melancólicos de Sangre Azul.

COLABORACIONES «Sherpa»: Dueto en 11 Luis Santurde: Batería en 10 Julio Díaz: Coros en 1,2 y 8 Juanjo Melero: Solos de guitarra en 2 Carlos Raya: Solos de guitarra en 9 Augusto Hernández: Coros en 1, 2, 3, 5, 7, 8 y 9 Alberto Fernández: Órgano Hammond en 7 «Josito chico»: Frase introducción en 7

Puntuación: 8,5

Discográfica: Leyenda Records

Autor: David Rogrigo (Coon)

<< volver a discos