VHÖL – VHÖL

Crítica

VHÖL puede decirse que entra perfectamente en la categoría de “supergroup” (en español “super grupo/banda”), dicha idea se reafirma completamente de tan solo ver la temible alineación que lo conforma: Aesop Dekker (Agalloch, Wornm Ouroboros, ex-Ludicra) en la batería, Mike Scheidt (YOB) en la voz, John Cobbett (Hammers of Misfortune, ex-Ludicra) en la guitarra y Sigrid Sheie (Hammers of Misfortune) en el bajo. La banda se ciñe a la provocación y el espíritu underground del black metal más destructivo (Venom, Darkthrone) combinado con la estética del old school heavy metal (Judas Priest, King Diamond, Motörhead) y la intransigencia sonora del crust punk.

Este disco homónimo de VHÖL fue grabado por parte de Greg Wilkinson (High On Fire, Brady Seals, The Cicadas) y Cobbett (guitarrista de la banda) en Earhammer Studios en la ciudad de Oakland, California, y mezclado por parte del productor e ingeniero musical Randall Dunn (Eagle Twin, Wolves in the Throne Room, Sunn O))), Earth) en Seatle, Washington; mientras que el mismo ha salido a la venta a través del sello discográfico Profound Lore Records, y el artwork fue creado por parte de Cobbett y Kevin Yuen (Aidan Baker, Ash Borer, Lycus).

Por otra parte, en lo musicalmente hablando este primer disco de larga duración del cuarteto de San Francisco incluye una amalgama de diversos estilos. El disco principalmente se fundamenta en los cimientos retro del black metal y el hardcore, pero logra acertadamente incluir en esta particular mezcla un poco de thrash de los años 80 con elementos del progressive, sludge y classic heavy metal.

El primer tema del disco “The Wall” se abre paso con un grito gutural de Scheidt (emulando un poco el estilo vocal tipo Celtic Frost) junto a los riffs agresivos y feroces que salen de la guitarra de Cobbett, el sonido pesado y sucio del bajo de Sheie, y el toque frenético de Dekker en la batería. El sonido del cuarteto se convierte en toda una poderosa “pared” de metal extremo. Es de resaltar a mitad de la canción la increíble combinación a la par de dos voces: podemos escuchar de manera muy clara los ladridos de Scheidt junto a los coros casi en tono operísticos de Sheie. A seguidas “Insane With Faith” confirma con creces el increíble alcance vocal que posee Mike Scheidt, dicho vocalista en la misma canción en cuestión de minutos: vomita gritos y gruñidos hardcore (Discharge), realiza gemidos perturbadores y dementes (Venom) y alcanza niveles vocales al más puro estilo de la NWOBHM (Judas Priest, Iron Maiden). Todo lo anterior combinado con la importante sección rítmica que aportan el sonido d-beat de la batería de Aesop Dekker y los oportunos cortes del bajo de Sigrid Sheie, más el importante trabajo melódico y a toda velocidad en la guitarra por parte de John Cobbett.

Por su parte, la tercera canción “Plastic Shaman” se desarrolla a través de un aura que recuerda a la primera generación de grupos black metal, pero con la furia del crust punk en el sonido blastbeat de la poderosa batería y el músculo épico de las guitarras que suenan a heavy metal clásico por todas partes. En “Grace” el sonido crudo, primitivo, violento y distorsionado del bajo Sheie cobra protagonismo junto a los infernales alaridos de ultra tumba de Scheidt. Finalmente, los increíbles pasajes sonoros que se desprenden de los tres últimos temas nos sumergen en un viaje: a) por  la psicodelia (“Iluminate” combina la crudeza de Motörhead con el teatro de Mercyful Fate); b) el rock progresivo (“Arising” nos recuerda a King Diamond en la magnifica voz de Scheidt, más el increíble solo de guitarra incluido de minuto y medio de Cobbett); y c) el doom (“Songs Set to Await Forever” es perfecta, lenta, oscura, densa, atmosférica, depresiva, pero con momentos de furia repentinos).

En conclusión, VHÖL logra con este disco homónimo juntar a un grupo de músicos con diferentes alcances musicales, y que los mismos creen esta extraña mezcla de extreme metal, black metal y hardcore punk con voces limpias y riffs melódicos que se nutren del metal progresivo y el heavy metal de la vieja escuela. VHÖL realiza un excelente tributo al metal clásico sin caer en la repetición, y sonando a la vez muy actuales al incorporar pasajes sonoros que se acoplan perfectamente a la estética del grupo y la música en cuestión. Por eso podemos decir que VHÖL es un “supergroup” en toda regla.

Tracklist:

1. “The Wall” 6:39
2. “Insane With Faith” 5:16
3. “Plastic Shaman” 5:47
4. “Grace” 6:01
5. “Illuminate” 7:44
6. “Arising” 6:13
7. “Songs Set to Await Forever” 8:25

Puntuación: 9/10.

Sello: Profound Lore Records.

Productor: Greg Wilkinson, John Cobbett.

Autor: Emil Gil Bretón.

<< volver a discos