XXX – DEMENTIA NRG1

Crítica

XXX es una banda de Metal que nos llega desde Valladolid y que nos presentaron en 2012 su primer álbum, “Dementia NRG1”. Sin embargo, a pesar de que se trata de su primer disco, no estamos hablando de unos recién llegados, ya que el grupo se formó en 1994 y se mantuvo diez años en activo, grabando demos, colaborando en las bandas sonoras de dos cortometrajes y, sobre todo, tocando por Castilla y León. En 2004 decidieron tomarse un descanso, y en 2009 volvieron con todas sus ganas y con cambios en su formación. Entonces, en 2011, resultaron vencedores en el concurso de la emisora Onda Cero OndaRock, lo que les permitió grabar este “Dementia NRG1” que nos ocupa, que salió a la venta en diciembre de 2012, momento en el cual además empezaron una gira junto a los asturianos BLAST OPEN.
Cuando pinchamos este disco, nos damos cuenta de que aunque predomina el Thrash Metal, el grupo presenta muchas influencias muy variadas, que van desde el Heavy hasta el Blues, mostrando las que, probablemente, son las influencias del grupo desde sus inicios. Por eso, lo que más nos va a llamar la atención es el hecho de que el suyo es un sonido que, pese a su contundencia, no destaca por su velocidad, sino que más bien se orienta hacia la creación de atmósferas de cierta densidad, que nos permiten disfrutar de los matices de unas canciones potentes, pero no excesivamente rápidas. De este modo, se trata de canciones que van a gustar a los amantes del Thrash, pero también a los aficionados a otros estilos menos rabiosos.
El disco empieza con “Protect yourself”, una canción netamente thrash, con cierta oscuridad en su inicio, pero que pronto gana contundencia. El ritmo es muy potente, con Miguel dando mucha fuerza a su pegada en la batería. La instrumentación queda muy conseguida. Sin embargo, la voz de David no es nada especial, aunque encaja muy bien en el sonido de la canción (y del grupo en general). El estribillo se queda en la cabeza desde el primer momento.
Seguimos con “Rotten core”, una canción que también empieza con cierta oscuridad, para muy pronto ganar fuerza. De nuevo, la base rítmica está muy conseguida, sirviendo de colchón a la voz de David, que, al cantar, desarrolla una melodía sencilla pero muy resultona. Globalmente es un tema bien elaborado, con matices muy interesantes, sobre todo en el sonido de la batería y en el solo de guitarra, y puede ser un buen ejemplo de lo que XXX pueden hacer.
El siguiente tema es “Jerusalem” en el que desarrollan sonidos de inspiración árabe, sobre todo al principio. Sin embargo, después el desarrollo del tema es muy original, con un riff muy conseguido, y un ritmo contundente y denso. Es un tema cargado de momentos que llamarán la atención, con un estribillo pegadizo y unas guitarras muy logradas.
Después llega “Fear to be more”, una canción que empieza con un riff denso que suena sobre una batería que redobla con fuerza. Es un tema que se desarrolla con mucha potencia, resultando uno de los más contundentes del disco, con unas guitarras muy bien ejecutadas y muy agresivas, igual que la voz de David, que introduce mayor agresividad en su manera de cantar.
Billy Joe” se sale por completo de los parámetros de lo que acabamos de escuchar, porque se orienta hacia sonidos cercanos al Hard Rock de corte clásico. Es un tema muy bien realizado, aunque resulta sorprendente después de lo que hemos tenido oportunidad de oír anteriormente. Las guitarras y la voz encajan a la perfección entre sí, dando lugar a un tema fácil de escuchar que contrasta con los demás del disco.
Volvemos a la caña con “Pyromaniac”, una canción que rezuma influencia de MEGADETH por los cuatro costados. Es rápida y muy contundente, con una batería que suena con mucha potencia, y con David cantando con muchas ganas. Mención aparte merece el trabajo realizado con las guitarras, muy conseguido, de los mejores del disco.
Sorprendente resulta “Estatua de sal”, que al estar cantada en castellano contrasta con las demás. También presenta cierta influencia de MEGADETH, sobre todo al principio, siendo una canción de mucha agresividad y con una letra cargada de mala leche, pero muy pegadiza. Tiene unos cambios de ritmo que enriquecen el tema y le dan un sonido más variado, de forma que, por ejemplo, el solo es muy diferente a los demás del disco.
Con tranquilidad empieza “Broken horse”, pero esa tranquilidad se va alternando con partes más cañeras, resultando un tema muy variado, alternando partes más hardrockeras con otras más potentes. Las guitarras quedan muy conseguidas.
Stereotypes of reality” es una canción en la que se nota la aportación de Rafa con el bajo, sobre todo al principio, durante el que el tema va ganando fuerza progresivamente. El desarrollo del tema sin embargo, alterna las partes densas de las estrofas con otras más aceleradas, que son las partes instrumentales. Es uno de los temas en los que más destaca el trabajo de David y Gonzalo con las guitarras, aunque lo más llamativo es el estribillo, muy pegadizo.
Algo más de velocidad en “Private hell”, una canción que desde el principio resulta de las más logradas del disco. Un riff muy pegadizo y un ritmo muy contundente se unen a unos cambios de ritmo que hacen que sea un tema que llama la atención desde el primer momento. Es otra de las pocas canciones en las que se nota el trabajo de Rafa con el bajo.
Continuamos con “Freehold”, que empieza suavemente, con un punteo de guitarra muy evocador, aunque muy pronto se acelera. Es otra canción en la que notamos la influencia de MEGADETH, y tiene un ritmo muy contundente. La base rítmica y la voz encajan a la perfección para crear un tema de mucha calidad musical, que sigue la línea de lo que hemos escuchado anteriormente.
Suavemente, casi como si fuera un medio tiempo empieza “Ethernal hole”, una canción en la que David canta sin nada de agresividad, pero sin forzar, como si no quisiera arriesgarse a quedarse sin voz. No obstante, a partir de los dos minutos el tema va cogiendo velocidad poco a poco, con unas guitarras que empiezan a sonar con más fuerza y agresividad, arrastrando a la voz y al resto de instrumentos. Así, la canción gana potencia, lo que permite que, a pesar de ser un tema largo (más de seis minutos), se nos pase en un suspiro. El solo es uno de los mejores de todo el álbum.
Envyyy” empieza con la batería redoblando casi como si marcara el paso de un pelotón militar, para después desarrollarse con un ritmo machacón y potente, muy conseguido, aunque tal vez quedaría mejor con algo más de velocidad. Si en directo aceleran esta canción, puede dar mucho juego en los conciertos, porque además tiene un estribillo muy pegadizo.
El disco termina con “Blues”, un tema muy diferente a los demás. Es de influencia bluesera, como su propio título indica, pero también notamos algunos guiños rockeros. Es un instrumental que se desarrolla con preciosismo, muy bien ejecutado, pero que puede sorprender a más de uno la primera vez que lo escuche.
En definitiva, con “Dementia NRG1” nos encontramos con un más que digno debut de una banda de mucho talento. Tal vez, el único fallo sea que el suyo es un sonido muy heterogéneo, en el que se notan todas las influencias que cada músico tiene, lo que toma forma en un disco en el que cada tema es diferente a los demás, haciendo que resulte sorprendente en muchos momentos. Si en próximos discos consiguen crear un sonido más homogéneo, XXX tienen mucho (y muy bueno) que decir en el panorama metalero de nuestro país.
Estemos muy atentos.

XXX son:

David: Voz y guitarra.

Gonzalo: Guitarra.

Rafa: Bajo.

Miguel: Batería.

Track list:

1- Protect yourself.
2- Rotten core.
3- Jerusalem.
4- Fear to be more.
5- Billy Joe.
6- Pyromaniac.
7- Estatua de sal.
8- Broken horse.
9- Stereotypes of reality.
10- Private hell.
11- Freehold.
12- Ethernal hole.
13- Envyyy.
14- Blues.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 8/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos