ZENOBIA – ALMA DE FUEGO

Crítica

Intenso, aplastante y espectacular golpe el que acaban de pegar los riojanos ZENOBIA con su segundo disco “Alma de Fuego”. Tras la edición de su debut “Luchando hasta el final” estos chicos ya apuntaban unas maneras realmente atractivas para los amantes del power y el heavy metal nacional. Un disco muy rápido a la vez que asequible y lleno de grandes melodías (ayudados en demasía por la figura del teclado) les puso en la mira de todos durante 2004, pero diversos problemas en la formación, como fueron el abandono de su teclista Cristian y su hasta entonces batería Asier, hicieron que el interés que el grupo había despertado se relajara un poco durante los pasados años 2007 y 2008.

A pesar de ello, y a tenor de la bomba que ahora tengo entre mis manos, no me queda más remedio que decir que tales abandonos fueron como un azote de espuelas brutal al grupo para dar un nuevo impulso a su presencia en el panorama nacional. La banda eligió el camino de plantarse ante todos esta vez como cuarteto, sin teclista y con mucha más garra y poderío, y con la nueva presencia a la batería de un experimentado Iñaki al que ya conocéis todos por su paso por los también riojanos, y ciertamente añorados por un servidor, Tierra Santa.

El resultado de esta nueva etapa de ZENOBIA es una pieza sonora que probablemente solo pueda ser comparada a un huracán de heavy metal imparable que va a hacer que te agarres los machos de principio a fin, es decir, durante toda la reproducción de este “Alma de Fuego”. Se trata de un ejercicio de conjunción entre la velocidad, la potencia y el más puro sentimiento heavy que, si recibe la atención merecida, va directo a hacerse con uno de los puestos más destacados en lo que a lanzamientos de metal nacional se refiere.

Tiene gancho, garra, una producción espectacular y un empaque sonoro que arrasa con todo (el paso por los estudios Sonido XXI y Dan Díez a la producción en Track 6 han hecho muy bien su trabajo). Es todo lo que te sugiere la portada y probablemente mucho más puesto que, a pesar de su directa escucha, no es un disco que vayas a escuchar solo una vez, sino que se trata de un trabajo que pide una nueva reproducción, porque sus composiciones se te meten en vena desde el primer momento en que las escuchas y sacártelas, ya no digo de la cabeza, sino del mismo corazón, te va a resultar harto complicado.

La distribución de los 11 temas que componen este “Alma de Fuego” está literalmente pensada para llevarte poco a poco hacia su terreno, a dejarte exhausto para después darte las alas y recuperarte para una nueva batalla y nueva tralla que asimilar y sentir con el puño bien cerrado. “Renace” ya nos predispone para lo que nos espera, y tras ella comienza “La Tormenta”, un ejercicio de heavy metal huracanado que no se detiene al final de este corte sino que continua veloz con la melódica “Ícaro” y la guerrera “Alma de Fuego” (todo un himno de los que hinchan el pecho…). Un combo brutal que desemboca en el momento más comercial del disco con “Dentro de mí”, una pieza muy asequible que hace las veces de un single muy bien ejecutado y que expone todos nuestros recuerdos y sentimientos a flor de piel.

El siguiente combo es pura potencia, golpes de metal hechos canción y que se presentan bajo títulos tan descriptivos como “Lo llevo en la sangre” (¿quién no se puede sentir orgulloso de escuchar heavy metal con este tema?… “Sabes que soy un huracán, sabes que siempre estaré hasta el final… y nunca jamás me harán caer… lo llevo en la sangre y a fuego en la piel”, atentos a esta letra), la intensa y desgarrada “Sin mirar atrás” y la contundente “La Historia Terminó”, donde la voz grave de Jorge B. y la sección rítmica arrasadora de Jorge A. e Iñaki establecen una cadencia realmente emocionante y rabiosa.

El sentimiento de la balada “Si no estás junto a mí” tiene mucho de los asturianos Avalanch y vuelve a poner otro punto de inflexión en la reproducción del disco. Tras emocionarnos y volver a ponernos nostálgicos con un amor perdido volvemos a la velocidad absoluta con “La Traición”. El doble bombo, las guitarras aceleradas y momentáneos e intensos agudos en contraposición con la presencia de un potente apoyo coral son algunos de los aspectos más destacables de este penúltimo corte.

Acabamos ya, pero no sin ponernos épicos y volver a alzar los cuernos y preparar la melena para un último embiste de los riojanos. Velocidad, melodía y un gran estribillo hacen de “Enterrado en Vida” el final perfecto de este “Alma de Fuego”, si bien muestra una clara influencia (probablemente demasiada) del estilo de aquellos grandes Tierra Santa del “Sangre de Reyes” (en este corte hay momentos en que son su más viva reencarnación).

Lo dicho, nos encontramos ante un DISCAZO de heavy metal que acaba de plantar su candidatura para convertirse en uno de los lanzamientos más destacados de este 2009, a pesar de que aún quede mucho año por delante. “Alma de fuego” es un disco que recomiendo a todos aquellos que disfruten del heavy metal hecho en nuestro país y que apetezcan de una buena dosis de exaltación de sentimientos y poderío hecho canción. En otras palabras… si sientes que tu alma es de fuego estate atento a este disco porque ZENOBIA vienen dispuestos a conseguir que se ponga a arder.

Mi enhorabuena personal al grupo por hacerme sentir tan bien.

ZENOBIA son:

Jorge B.: Voz y guitarra
Ángel: Guitarra
Jorge A.: Bajo
Iñaki: Batería

TRACKLIST:

01-Renace…
02-La Tormenta
03-Ícaro
04-Alma de Fuego
05-Dentro de mi
06-Lo llevo en la sangre
07-Sin mirar atrás
08-La historia terminó
09-Si no estás junto a mi
10-La traición
11-Enterrado en vida
Puntuación: 9,5

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos