ARKAN – SALAM

Crítica

Han pasao tres años desde que Arkan pusieran a la venta su primer larga duración (“Hilal”). Con aquel disco el grupo francés de origen marroquí y árabe despertó la atención de toda la escena, presentando un metal muy duro y enérgico que correteaba entre el Death y el Death melódico junto a unas notables incorporaciones del folk medio-oriental y unas tendencias progresivas más que probablemente impulsadas por la necesidad de unificar los distintos elementos de su sonido. Una propuesta muy interesante que se veía muy ligeramente ensombrecida por la obviedad de las influencias del grupo y la falta de cohesión total para lograr un sonido propio y reconocible.

En este segundo trabajo se nota que el grupo ha adquirido una mayor experiencia como formación y han dado un paso adelante en su sonido, dándole incluso más peso a los sonidos árabes, que en este flamante “Salam” empastan de forma mucho más natural con el lado más salvaje del grupo. Las influencias de Orphaned Land y Opeth que tan evidentes eran en “Hilal” han pasado a un segundo plano y solo de vez en cuando se deja sentir algún retazo de las mismas en el sonido de la banda.

“Salam” es un trabajo ciertamente ambicioso: más duro, más melódico y más progresivo que su predecesor. Está claro que Arkan quieren desmarcarse como un grupo importante dentro de la escena y el trabajo realizado en este disco es una prueba más que evidente de que van por el buen camino. Temas como “Origins”, “Inner Slaves” o “Deus Vult” (con la colaboración de Kobi Farhi) nos reciben con toda la fuerza y la magia que Arkan son capaces de desplegar y hacen evidente desde el primer momento que estos tres años de espera han valido la pena.

Nos encontramos ante un disco compositivamente mucho más maduro y coherente que Hilal, en el que el grupo ha conseguido fundir todas las vertientes de su sonido para crear una personalidad plenamente reconocible. El resultado sonoro final de este trabajo hace que sea muy difícil catalogar a Arkan dentro de un género o estilo, ya que su música se pasea a caballo entre el Death Metal, el Death Progresivo, el Death Melódico e incluso simplemente el folk medio-oriental. Si bien el Death es la mayor constante de su sonido, casi siempre acompañado por los elementos folk ya mencionados, encuadrarles dentro de este género sería simplificar mucho su propuesta.

Con temas como “Blind Devotion”, “Jerusalem – Sufferpolis”, “Beyond Sacred Rules” o “Common Ground” Arkan nos muestran un estilo elaborado y complejo, pero no tanto como para poder calificarse de progresivo, con un riffing y unas cadencias agresivas y pesadas que encuadran perfectamente dentro del Death Metal, pero cuya carga melódica les hace alejarse del estilo, al mismo tiempo que su misma esencia metálica haga imposible calificarles dentro del folk árabe, ni siquiera cuando abandonan los instrumentos eléctricos para ofrecernos algún interludio o introducción en sus temas. Aquellos que disfruten de las cosas poco habituales encontraran en Arkan un grupo con una sobrada calidad técnica y la suficiente imaginación como para sorprender a cualquiera.

Dada la naturaleza de su mezcla, es lógico recomendar este grupo a todos los fans de Orphaned Land, sin embargo el estilo de los franceses no es tan progresivo y por ello podrá llegar de igual manera a todos los que disfruten de los grupos de Death Metal con cierta carga melódica y algunos elementos poco habituales.

A título personal debo destacar los cortes “Call From Within” y “The Eight Doors Of Jannah” como los dos temas más interesantes del disco, en los que podemos disfrutar de forma más amplia y mejor planteada del sonido de Arkan y apreciar la gran categoría de los músicos que componen esta formación.

Como último detalle me gustaría deciros que tras la finalización de “Amaloun Jadid II”, el corte instrumental que cierra el disco, no detengáis la reproducción, ya que si sabéis esperar os encontraréis con una sorpresa muy interesante.

Un trabajo altamente recomendable, que supone un paso adelante en la carrera del grupo, una mejora sobre “Hilal” y un disco capaz de atrapar por igual a los enamorados del progresivo como a los más fieles seguidores del Death Metal.

Puntuación: 9

Discográfica: Season Of Mist

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos