ARMAGEDDON – CAPTIVITY & DEVOURMENT

Crítica

Christopher Amott regresa a las primeras planas de la escena de mano de su banda ARMAGEDDON, a la que ha resucitado trece años después de su último lanzamiento de estudio para poner en el mercado “Captivity & Devourment”, el cuarto largo de la formación sueca y que se nos presenta como una nueva adición a la corriente de lanzamientos centrados en o desarrollados alrededor de el death metal melódico. Con bandas clásicas como AT THE GATES que también han vuelto al circuito, otras que siguen en movimiento como sus ex ARCH ENEMY e incluso algunas que trasladan bases del death melódico a otros géneros como THE AGONIST, la escena parece tener una salud aceptable (aunque no tanto como hace algunos años, la verdad) y no sorprende encontrarse lanzamientos de estas características.

Y es que si algo malo se le puede achacar al nuevo disco de ARMAGEDDON es que en un 99% es más de lo mismo que hemos visto en los últimos tres o cuatro años en la escena: hay un excelente trabajo en las guitarras (como era de esperar), una base de batería y bajo muy sólida y un cantante potente y que se defiende bien en varios registros. El disco está plagado de temas que reunen riffs y ritmos potentes con melodías pegadizas y solos afilados, como “Locked In”, “Rendition”, “Fugitive Dust”, “Conquer” o “The Watcher” (una de mis favoritas). Solo algunas influencias black metaleras e industriales en temas como la inicial “Captivity And Devourment” o la mencionada “The Watcher” y una evidente influencia de la guitarra española en el interludio “Background Radiation” (un corte instrumental realmente sorprendente en el contexto de este disco) le dan a este disco un ápice extra de inventiva.

Christopher Amott

Dicho esto, lo cierto es que el disco es sólido, potente, entretenido y sabe evitar las repeticiones de recursos lo suficiente como para no hacerse repetitivo a lo largo de varias escuchas. Las interpretaciones rayan a un alto nivel y sin lugar a dudas la aparición en directo de la banda será un handicap para el grupo que los lleve como invitados (difícilmente los veremos encabezando una gira). Todos los fans del género podrán disfrutar de temas como “Conquer”, “Thanatron”, “Equializer” o “Giants” y sentirán el impulso irrefrenable de acompañar este disco con un headbanging sistemático y casi irrefrenable. Es un disco con bastante variedad interna, pero no aporta casi nada que pueda considerarse nuevo o fresco para la escena y tampoco es mejor disco que los que nos han ofrecido bandas como las mencionadas AT THE GATES o ARCH ENEMY últimamente: simplemente es un buen regreso para esta formación que aporta una nueva banda de interés al circuito. Y lo curioso es que el grupo cuenta con todos los elementos para lanzar discos con una capacidad de sorpresa mayor, pero quizás haya que esperar al próximo trabajo.

No quiero dejar una impresión equivocada: el disco es bueno. Muy bueno de hecho. Simplemente le falta esa chispa que tienen lanzamientos más imaginativos. En resumen, “Captivity & Devourment” es un disco, con algunos momentos interesantes, otros realmente brillantes y con interpretaciones del máximo nivel (especialmente por parte del propio Amott y del vocalista Matt Hallquist) que gustará a los fans del género, siempre que no esperen nada especialmente nuevo o sorprendente. Un disco sólido y recomendable para los más afines al estilo.

 

TRACKLIST:

01. Captivity and Devourment
02. Locked In
03. Rendition
04. Fugitive Dust
05. Conquet
06. Thanatron
07. Background Radiation
08. The Watcher
09. Equalizer
10. Giants

 

ARMAGEDDON son:

Matt Hallquist – Voz (Matt Hallquist abandonó la banda tras la salida del disco y fue sustituido por Anthony Hamalainen)
Christopher Amott – Guitarras, Voz limpia
Joey Concepcion – Guitarras
Sara Claudius – Bajo
Márton Veress – Batería

 

Puntuación: 8/10
Discográfica: Listenable Records
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos