BLIND GUARDIAN – A NIGHT AT THE OPERA

Crítica

Mucho se esperaba la llegada del nuevo trabajo de BLIND GUARDIAN, tras varios años sin escuchar nada nuevo de los bardos (a excepción del trabajo en solitario de Hansi).

Y han reaparecido con un disco que nadie se imaginaba: coros, guitarras desafinadas, cambios de ritmos, … todo vale. Y han conseguido una obra maestra.

Sí, es cierto, “A Night at the Opera” no se parece en nada a lo que BLIND GUARDIAN ha hecho hasta la fecha. ¿Qué no es nada heavy? Ya me gustaría escuchar una batería tan demoledora en más discos. ¿Qué tiene muchos coros? Sí, los tiene, y suenan de puta madre.
“A Night at the Opera” es una verdadera explosión de musicalidad, una muestra de lo que significa trabajar duro en un album y un reflejo del buen gusto que tienen componiendo.


El disco abre con un tema espectacular, “Precious Jerusalem”, y la calidad no desciende en ningún momento. “Battlefield”, “Under the Ice” y “Sadly Sings Destiny” le siguen, y más tarde encontramos “The Maiden and The Minstrel Knight”, una de esas baladas que sólo BLIND GUARDIAN es capaz de hacer (con doble bombo incluído en algunos trozos). Después encontramos “Wait for Answer”, “The Soulforged” y “Age of False Innocence”. Y llegamos a los últimos temas, “Punishment Divine”, una verdadera maravilla con forma de canción, y “And then there was Silence”, dónde el adjetivo “perfecto” se queda corto para definir este temazo.

El disco cierra con una versión en castellano de “Harvest of Sorrows”, que ya pudimos deleitar en el single.

“A Night at the Opera” es un disco imprescindible, uno de esos albums que marcan la diferencia.

Este año BLIND GUARDIAN va a barrer el mundo como el Islam el desierto, siendo cabezas de cartel en los festivales Gods of Metal, Wacken Open Air, Bloodstock y Progpower, y no podrían tener una mejor carta de presentación.

Puntuación: 9

Autor: Ulianov

<< volver a discos