BLIND GUARDIAN – A TWIST IN THE MYTH

Crítica

Con un poco (bastante) de retraso voy a redactar la review de uno de los discos más esperados de la temporada y que, sin lugar a dudas, más expectación a su alrededor se había generado a su alrededor debido a múltiples factores.

4 años de silencio en estudio. 4 años desde aquel «A Night at the Opera» que dividió por completo a los fans de los bardos. 4 años amenizados por un cd y un dvd en directo que reflejaban la maestría de estos 4 (+2) alemanes en directo y por un abandono que, aunque algunos preveyeron, a casi todos nos pilló por sorpresa.

Así, con el panorama revuelto pero muy expectante, Blind Guardian nos lanzó a modo de entremeses el single «Fly», que según palabras del propio Hansi era algo «que nadie había hecho antes en la historia de la música». El si Hansi es o no un poquitín bocazas es un debate que podemos abordar en otro momento, pero lo que es incuestionable es que, si alguien en este mundo tiene el derecho de decir cosas como esas, esa persona es Hansi Kürsch. Y si encima te lo justifica con una canción tan increíble como «Fly», quizá deberíamos ser nosotros los que nos callásemos un ratillo.

El primer bocado nos resultó muy dulce, pero el plato fuerte aún estaba por llegar y es ahí donde tenían que conquistarnos. «A Twist in the Myth» es un disco sensacional de principio a fin. Su vertiginosa arrancada es una demostración de fuerza y técnica al alcance de muy pocas bandas, y tan solo por los primeros 4 temas ya la compra del album está más que justificada.

Con «This will never end» Blind Guardian resume a la perfección su sonido: Unas guitarras con una rítimica depuradísima (made in Marcus), un casi constante punteo que, inexplicablemente, pega perfectamente con la melodía (cortesía) André), una voz que le da igual si tiene que hacer agudos, graves o coros (trademark Hansi) puesto que lo va a hacer mejor que nadie y, por si fuera poco, una batería contundente y magistral que nos sirve para presentar a Frederik Ehmke y hacernos ver que, por mucho que nos duela decirlo, muy pocos van a echar de menos al genial Thomen Stauch.
Sí, algún que otro tema es un tostón considerable, como «Carry the Blessed Home» o «Skalds and Shadows» (el enésimo intento de componer una segunda «Bard´s Song» aceptable), pero por lo demás todos los temas tienen algo que los hace destacables.

No tengo el coco muy predispuesto a buscar sinónimos imposibles y adjetivos la mar de rebuscados, así que os digo, que a mi parecer, los mejores temas son los mencionados «Fly» y «This will never end» junto con «Otherland», «Another Strange Me», «Lionheart» y «The Edge». También resulta muy entretenida la bonus track «Dead Sound of Misery», siendo una versión beta (por decir algo) de «Fly» en la que podemos oír una letra diferente y comprobar cómo evolucionó la canción.

¿Destacable? Pues lo de siempre. La voz de Hansi, que inexplicablemente canta cada vez mejor (ya con el segundo disco de Demons & Wizards me llevé una gran sorpresa) y hoy por hoy es el mejor cantante en estudio en su estilo (y punto); las melodías, que pese a que tienen muchos cambios de ritmos y de sonido no pierden su pegada ni dejan por ello de ser contundentes (error en el cayeron en su anterior disco, pese a que a mi me sigue pareciendo una maravilla); y por último, la labor de Frederik, cuya batería ha encajado a la perfección en el grupo.

Blind Guardian son:

Hansi Kürsch (voz)
André Olbrich (guitarra)
Marcus Siepen (guitarra)
Frederik Ehmke (batería)

01. This Will Never End
02. Otherland
03. Turn the Page
04. Fly
05. Carry the Blessed Home
06. Another Stranger Me
07. Straight Through the Mirror
08. Lionheart
09. Skalds and Shadows
10. The Edge
11. The New Order
12. Dead Sound of Misery

Puntuación: 9

Autor: Jorge Navas Alejo

<< volver a discos