Blues Pills- Holy Moly!

Crítica

Se hizo de rogar el tercer trabajo de la banda sueca de Blues-Rock sueca liderada por el torrente vocal Elin Larsson, que como en cada entrega no está exenta de cambios de formación. En él, de la formación original ya solo la acompaña Zach Anderson , dejando de lado su habitual labor al bajo y cogiendo las riendas guitarristas que dejó huérfanas el  virtuoso francés Dorian Sorriaux. A la batería sigue Andre Kvarnstrom quien ya grabara el ultimo trabajo de la banda “Lady in Gold” del que ya hace 4 años, nada menos y deja el sambenito de «el nuevo» al hasta ahora desconocido Kristoffer Schanders al bajo.

Holy Moly!, así se llama esta tercera entrega en estudio de Blues Pills , nos llega con un marcado aroma añejo, y eso no es ninguna novedad. Pero si sumamos que a su carácter vintage compositivo se le añade, para rizar el rizo , una grabación analógica para dar mas credibilidad  y propia personalidad a su sonido, nos parece que el disco abre una era nueva e intima alejada de la industria, ya que ha sido grabado en el estudio del propio edificio que sirve de cuartel general de la banda en Närke (Suecia) donde lo han gestado íntegramente.

Blues Pills Nuevo Disco a la Venta y Vídeo – This Is Rock

El plástico viene compuesto por 11 canciones que suman algo mas de 40 minutos de continuos contrastes desde la visceral ‘Proud Woman‘ (pieza inicial y single) a la delicadeza de  ‘Long Lasting Friend‘ que hace de cierre del disco. Un disco rico en matices, que quizás no salgan a flote tan fácil con esta producción, para mi gusto algo mate, pero que gana y convence a pasos agigantados a cada escucha.

Abren fuego con un portador de buen rollo como es  ‘Proud Woman‘, fantastica ambientacion soul y motown sobre una contundente base hard-rockera.

Le sigue una locuaz  ‘Low road ‘ que viene a imprimir velocidad, y nos recuerda más a trabajos anteriores del cuarteto.  Se perciben algunos destellos de Zach a la guitarra, pero quien brilla realmente es Andre a las baquetas con ese ritmo demoledor y desenfrenado. ¡Temazo carne de directo!

No bajan la guardia en el tercer corte `Dreaming My Life Away´, una notable declaración de intenciones de que la banda no ha perdido fiereza, todo ello en el mínimo metraje pues no llega a los tres minutos de duración .

Tras el impactante shock del tridente inicial viene `California´, tema que que comienza idóneo para salas a media luz, con Elin como protagonista principal que saca toda su artillería vocal para deleitarnos con un soul de órdago, recordándonos bastante a una de las grandes divas como fue Janis Joplin.

 

La imagen puede contener: interior

 

Llegando al ecuador nos encontramos con la agitada ‘Rhythm in the Blood’ pieza que suena rockera, contundente y con alma Stones. Quizás es el tema donde mas brilla Zach a la guitarra y desde luego que lo que mas me gusta del tema es el riff sobre el que se construye la canción.

Vuelve a bajar la intensidad con `Dust´, tema que se mece suavemente en los excelentes matices de Elin que, colorea una canción donde reina un estribillo muy currado bajo una oscura guitarra de fondo.

Una descarada propuesta ruge en ‘Kiss My Past Goodbye’ eleva el ritmo, pero no así la calidad.

Llega el momento de quitarse el tapón de los oídos para poder degustar la cristalina sensibilidad de una banda que nos sorprende con la colorida y delicada ‘Wish I´d Known‘, que bebe de la canción francesa y termina ribeteándose en el gospel.

De nuevo volvemos al formato una lenta, otra rápida y se cuela una anodina `Bye Bye Birdy´ , de ritmo hipnótico algo denso donde solo encuentro interesante el desenfrenado estribillo.

Se vuelve a apagar la luz y volvemos al formato íntimo con Elin al son de un teclado, cabalgando dulce hacia un interesante in crescendo  ‘Song From A Mourning Dove’ , que con sus algo mas de cinco minutos da cabida a diferentes arreglos musicales que apenas cabe en los encorsetados 3 minutos y medio de media de los demás temas.

Cierra este tercer disco del cuarteto sueco la delicada y anecdótica ‘Long Lasting Friend‘´ que solo es un ejemplo de la calidad y registros de Elin sobre la susurrante guitarra de Zach para poner punto y final a un buen disco, pero del que se me antoja pasado de cortes, 2 o 3 canciones menos hubiera redondeado el disco. El sonido como ya dije lo noto algo analógico de más, se le echa en falta algo de brillo sobretodo en la guitarra, donde Zach cumple, pero no llega a los pasajes coloristas de Dorian, al que se le echa bastante de menos en este disco. Esperemos que vuelvan pronto por nuestras tierras a presentar este disco y ver como se complementan dentro del setlist .

Listado de Canciones:

Proud Woman

 Low Road

 Dreaming My Life Away

 California

 Rhythm In The Blood

 Dust

 Kiss My Past Goodbye

 Wish I’d Known

 Bye Bye Birdy

 Song From A Mourning Dove

 Longest Lasting Friend

BLUES PILLS son:

Elin Larsson – Voz

Zack Anderson – Guitarra

André Kvarnström – Batería

Kristoffer Schander – Bajo

 

Nota: 7,5 /10

Discografica: Nuclear Blast

Autor : Emilio Pastor

 

 

 

 

 

 

<< volver a discos