BURNING SKIES – GREED.FILTH.ABUSE. CORRUPTION

Crítica

Tercer disco de estudio de esta extrema banda británica. Desde Bristol nos mandan su nuevo trabajo, cargado de brutalidad principalmente, y también con alguna que otra sorpresa.

Han pasado dos años desde su anterior disco, y el objetivo es dar un paso más hacia delante, porque la calidad la tienen. Veamos el lineup y luego los temas:

Merv Hembrough (Voz)
Liam Phelan (Guitarra , voz)
Chuck Creese (Guitarra)
Stephen Ives (Bajo)
Phil Tolfree (Batería)

Y el disco abre con “Warhate”. Muy poco vamos a tardar en ver cuál es el estilo de la banda: Deathcore, y muchas ganas de dar guerra. En un tema muy corto que apenas sobrepasa los 2 minutos nos dejan una buena descarga de Metal, y al mismo tiempo una respetable cantidad de riffs diferentes, para que nadie se aburra.

“You Don´t Have To Be Dead To Be In Hell” es el tema más largo del disco, y no alcanza los 3 minutos y medio. Aun así puede desarrollarse bastante bien, e incluso tiene un solo a mid tempo que encaja perfectamente con el resto del tema. Un buen trabajo de nuevo, que se une con el siguiente tema…

… que es “Y.G.G.F”. Vuelta a la brutalidad, que sin duda consiguen transmitir. De nuevo un tema correcto, con unos riffs interesantes y bien controlados. Pese a todos los cambios el grupo nunca pierde el control, y eso dice mucho a favor de una banda que intenta meterse en terrenos un tanto pantanosos como el Deathcore, donde a veces se pierde el sentido de los temas entre simple brutalidad.

Vayamos a por “Rounding Up The Cattle”, que nos va a poner desde el principio en un tema muy –core, pero nada de Metalcore. Esto nos va a recordar al grindcore más puro, aunque la música es más Death que Grind sobre todo según avanza el tema. Hasta el momento es uno de los mejores temas del disco, lo que le pone las cosas difíciles a lo que sigue.

“Abuse To Confuse” es otro estilo. Mucho más reciente se podría decir, aunque ligeramente inferior al anterior tema. Se le ve un poco más inconexos, y alguno de los innumerables riffs que tiene el tema (que también es muy corto, quedándose en 2 minutos y medio) flojean un poco mientras que otros son realmente buenos. Contando con ese pequeño fallo, el tema no deja de ser bastante decente.

El siguiente tema es más Death, y menos Grind y –core que los otros. “To The Man Who Has To Beat The Man” es un tema algo extraño, en el que el mejor trabajo va de la mano de Hembrough y Phelan, que consiguen llevar una línea de voz realmente impresionante, adaptándose a los numerosos cambios del tema. Pese a lo extraño, este tema tiene calidad de verdad, y que puede dar guerra a “Rounding Up The CAttle” cuando haya que decidirse por el mejor tema del disco.

“Spat Out And Stamped On” es un tema más “Splatter” por la temática, pero en espíritu sigue la línea del disco. Montones de cambios, riffs e ideas que retuercen los temas hasta convertirlos en una especie de mezcla inestable pero bajo control, y sobre todo, muy brutal. Hay que decir que no es que tengan una técnica sobresaliente, pero sin duda saben manejar una gran variedad de riffs y estilos.

“It’s Hard To Breathe With A Bag On Your Head” es un tema de interludio, agobiante, que en apenas un minuto puede ponernos los nervios de punta, pero se nos va a olvidar rápido con lo que viene ahora…

“Slashed, Thrashed And Fucked Up Beyond All Recognition” es un tema rápido y agresivo, que no es lo mismo que brutal. El complemento perfecto para un interludio agobiante, ¿no? Lo mejor del tema es lo bien que transmite la agresividad, aunque en estructura es más simple que lo que venimos viendo hasta el momento. No es un inconveniente para que el grupo nos deje esta buena pieza.

Pasamos a “Emocalypse”, un tema más típico par el disco que usa una especie de diálogo entre los dos cantantes que se mueve de nuevo por una gran variedad de riffs y tempos. Lo más destacable es el final a mid-tempo, que será el contraste total con el último tema del disco.

Terminamos con “Sticky Richard”, y sin duda lo hacemos a lo grande. Un tema muy furioso, lleno de variedad y muy, muy brutal. Además, con el contraste respecto a “Emocalypse” consiguen un efecto muy muy bueno, y más si lo colocan al final del disco. Sin duda han logrado un buen resultado, y acaban el disco con otro tema que puede competir con “Rounding Up The Cattle”

Resumiendo, es un disco de calidad. En poco más de 28 minutos que dura Burning Skies son capaces de concentrar una cantidad casi absurda de riffs y cambios que convierten el conjunto en algo que merece la pena escuchar. Sin duda esta banda tiene futuro, y quién sabe, tal vez este disco les de algo de la fama que se merecen.

Puntuación: 8

Autor: Javier Vázquez (Kapu)

<< volver a discos