CIRUJANO ESCOCÉS – DECAGRAMA

Crítica

Larga y trabajada es ya la trayectoria de este quinteto albaceteño que se hace llamar por el curioso y atractivo nombre de CIRUJANO ESCOCÉS. 1999 fue testigo del nacimiento del grupo y 2012 ha sido el año en el que la banda comienza a buscar la confirmación definitiva con un tercer trabajo oficial (sin contar un par de maquetas previas) que se presenta bajo el título de “Decagrama” y que cuenta con el respaldo de Gaser Discos como discográfica y la producción, grabación mezcla y masterización del reconocido Alberto Seara en los Estudios Cube de Madrid.

Con semejante respaldo, y si tenemos en cuenta que en el disco podemos encontrar colaboraciones tan destacadas como las de Carlos Escobedo de SÔBER y Germán González de SKUNK DF, creo que cualquier oyente y lector avezado podrá hacerse una idea sobre por donde caminan los registros de este combo albaceteño en el caso de que no hubierais oído hablar de ellos hasta la fecha. La banda aprovecha la oportunidad brindada para desplegar una amplia, extensa y muy cuidada ración de temas que versan sobre un rock y metal alternativos o, lo que hasta la fecha se ha venido denominando como rock metal, entre el que insertan una base de sampleados varios y beats generados con iPad con la sana y acertada intención de ofrecer una salida de originalidad y distinción.

De hecho así es como comienza el disco con un acertadísimo  “Rompe el silencio” que demuestra que los albaceteños han sido capaces de actualizarse a si mismos y mantener una esencia que bebe, directamente y sin complejos, del legado ofrecido por BER en la última década. Tan así es que la aparición de Carlos Escobedo en el intenso y destacadísimo “Adrenalina” rompe de forma natural en un estribillo capaz de enganchar al oyente y al fan de este estilo prácticamente a la primera escucha.

Los horizontes rockeros y metálicos de CIRUJANO ESCOCÉS giran en torno a una potente base rítmica y riffs intensos que no le pierden en ningún momento la cara a la melodía y al característico tono vocal de Juan Luis Sánchez (aventajado alumno de las influencias citadas previamente), siempre presto a crear esa sensación de emotividad que puede surgir incluso de ritmos potentes y bases electrónicas como las que nos encontramos en temas como “Solos en la noche”, “Mi refugio interior” o el medio tiempo “Una vida”, donde además somos capaces de reconocer una cierta influencia gótica que viene marcada por la presencia de un teclado que volverá a ser protagonista en la más oscura y atormentada “Babel”, capaz de alternar secciones de rap-metal con una base sinfónica que tira de emoción en nuestra escucha.

Otra de las virtudes de este “Decagrama”, por encima incluso del equilibrado sonido que la banda desarrolla dentro de su marcado estilo, es la inteligente gestión que ésta es capaz de hacer de sentimientos como la “Soledad”, el “Refugio Interior” o la “Ansiedad”, todas ellas ágiles composiciones que no llegan a flaquear prácticamente en ningún momento y que poseen, en todos los casos, estribillos tan creativos como reconocibles y diferenciados entre ellas, destacando en este aspecto el cañonazo de “Hipnosis”, uno de esos cortes cuya melodía y desarrollo supondrán momentos intensos en los directos del grupo de aquí en adelante.

Como punto negativo destacaré, en esta ocasión, el desafortunado diseño interior del libreto del álbum en el que uno es incapaz de leer con holgura o comodidad las letras de las canciones tanto por la fuente utilizada como por los contrastes entre las algo aleatorias imágenes de fondo y el color de las letras. Por suerte la dicción de Juan Luis y su tono medio-grave pero melódico alivian totalmente este hecho y las bien trazadas letras de la banda son asequibles a nuestra escucha en todo momento.

Los albaceteños recogen el legado y lo hacen suyo con la imaginación, el gusto y la coherencia suficientes para destacar y no ser comparados más que lo justo e imprescindible. Trabajo destinado a pronunciar la mayoría de edad definitiva de una banda que debería llamar la atención de una gran cantidad de seguidores del estilo que practican.

CIRUJANO ESCOCÉS son:

Jose Antonio Muñoz Sánchez «Seto» – Guitarra
Antonio Pérez García «Toni» – Batería
Juan Luis Escribano Torres «Juanlu» – Bajo
José Manuel Ciudad Sevilla «Chema» – Teclados
Juan Luis Sánchez Rocamora «Reinci» – Voz

TRACKLIST:

01- Rompe el silencio
02- Adrenalina
03- Una vida
04- Eclipse
05- Babel
06- Hipnosis
07- Solos en la noche
08- Dimensional
09- Sangre 2.0
10- Ansiedad (U08)
11- Mi refugio interior
12- Soledad
13- Decagrama

Puntuación: 8/10

Discográfica: Gaser Discos

Autor: Dany Velasco

<< volver a discos