COMA – EXCESS

Crítica

Intensos, atrevidos, técnicos, experimentales, clásicos, progresivos, emocionantes, agresivos, íntimos… Se me acaban los adjetivos y no encuentro una definición capaz de abarcar la variedad con la que los polacos COMA se nos muestran en su tercer disco de estudio “Excess”, reedición de su homólogo polaco pero cantado en inglés.

COMA se nos aparecen como una auténtica sorpresa que ya data de 1998 y cuya trayectoria ha sido más que reseñable a lo largo de todos estos años en su país, arrasando y enamorando a miles de personas en Polonia, como demuestra su último DVD, grabado ante más de 5000 seguidores y titulado “Live”, el primer trabajo editado bajo el auspicio de la discográfica Mystic Production y quienes han apostado por la proyección internacional de una banda que a partir del 11 de Octubre está destinada a causar una más que grata revelación entre todos los fans del rock progresivo y el metal alternativo que se factura actualmente.

“Excess” cautiva desde el primer momento en que la suave aparición de “Excess” se va apoderando de nuestros oídos. Una base rítmica casi hipnótica comienza a extender una red que nos va rodeando y haciendo que bien pronto COMA nos suenen incluso familiares, y no porque podamos establecer referencias hacia grupos como Illusion, Pearl Jam o Tool, sino porque la facilidad con la que el grupo es capaz de hacer estallar sentimientos suave pero exponencialmente sobre nuestra mente, es prácticamente magistral.

Una vez hemos entrado en el juego de variedad y continua ambigüedad estilística que despliega la banda ya no podremos separarnos de los auriculares o la cadena de música. COMA son hipnóticos y enérgicos, transmiten emoción con cada uno de sus temas y son capaces de facturar tanto cortes largos y elaborados, llenos de progresión y  evolución de sensaciones que van de menos a más, como otros más cortos y asequibles, pero igualmente atractivos y especiales, de forma que pronto nos vemos atrapados por los riffs entrecortados y poderosos de “Transfusion” o la alta dosis de agresividad con la que el vocalista Piotr se despacha hacia el final de la intensa “Confusion”.

Las inteligentes voces dobladas, casi rapeadas, de “Struggle” y algunos potentes riffs contrastan con la limpia guitarra de Marcin Kobza y su sentimental estribillo, mientras que la banda vuelve a hacer gala de su amplio registro variando continuamente nuestras sensaciones a través de un emotivo “Afternoons in the Colour of Lemo” o un rítmico y alternativo “Witnesses of the Decline of the eternal boys land”, donde la banda al completo se muestra inspirada y compleja, casi agria y dificil de asimilar pero de nuevo, y una vez más, camaleónica y sugestiva.

Hay otros COMA que se explayan en desarrollos de temas largos y muy progresivos, en el sentido más emocional de esta palabra. Es en los magistrales “T.B.T.R.” y “Silence and Fire” donde descubriremos una faceta de la banda técnicamente sublime, poderosa y llena de sentimiento, donde la voz de Piotr nos susurra primero para ir llevándonos a lo más alto gracias a un desarrollo realmente espectacular en lo que al trabajo de las 6 cuerdas se refiere, sin desmerecer el perfecto dominio del tempo que nos enseñan las 4 cuerdas de Rafal Matuszak y las baquetas de Adam Marszalkowski, una pieza importante en la escritura de los temas de COMA. Ambos temas mencionados se asemejan en su aspecto y su longitud, pero distan tremendamente en cuanto al sentimiento que pretenden transmitir.

“T.B.T.R.” es ciertamente melancólico e implorante, pero al mismo tiempo transmite una grata sensación de libertad y rebeldía. Por su parte “Silence and Fire” es pura emoción en desarrollo, una de esas bolas de nieve de autogestión que se van haciendo cada vez más grande conforme se retroalimentan en su caminar… Con todo ello el tema acaba en toda una delicada avalancha guitarrera digna de no perderse. Añadimos a nuestra lista el íntimo y pausado “Eckhart” y acabamos con un poco más de ritmo al añadir las bonus tracks “F.T.P.” (Fuck the Police), donde podemos diferenciar un ritmo frenético que bien nos podría recordar a una mezcla entre Rage Against the Machine y Coheed and Cambria, y la ligera “F.T.M.O. (Feel the music’s over)”.

“Excess” es un discazo de principio a fin, un trabajo que requiere de una mente abierta y dispuesta a profundizar en una propuesta valiente y ciertamente muy personal pero que, una vez asimilada, se nos muestra como un álbum vigoroso, lleno de composiciones que viajan abiertamente a través de nuestros propios sentimientos. Se abre paso a golpes de variedad y muchísimo feeling compositivo, utilizando como armas un desarrollo instrumental lejano a la complejidad pero muy diverso y lleno de una calidad incontestable. Prácticamente impecable.

Tracklist:
01- Excess
02- Transfusion
03- Poisonous Plants
04- Confusion
05- T.B.T.R.
06- Struggle
07- Afternoons In The Colour Of Lemo
08- Witnesses Of The Decline Of The Eternal Boys Land
09- Silence And Fire
10- Eckhart
11- F.T.P.
12- F.T.M.O.

Puntuación: 9,5

Discográfica: Mystic Production

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos