De la nada – Paso a paso contra viento y marea

Crítica

Formados en 2016 en la comarca valenciana de la Safor, DE LA NADA es una banda de Rock n’ Roll “sin trampa ni cartón”, como ellos mismos nos dicen, que muestran una influencia muy clara del Rock urbano que hace que su música sea muy fácil de escuchar. Este año nos presentaron su segundo disco, “Paso a paso contra viento y marea”, en el que estrenan nueva formación, y ese es el objeto de esta review.

En “Paso a paso contra viento y marea”, DE LA NADA nos presentan once temas muy contundentes, pero, como acabo de decir, fáciles de escuchar. Sonidos variados, riffs muy reconocibles, ritmos contundentes y letras “coreables” hacen que este disco entre a la primera. Pero vamos a verlo con más calma.

El disco empieza con “Soñando”, un tema de inicio un tanto denso que, rápidamente, gana velocidad y contundencia con un sonido netamente rockero que hace que el tema se desarrolle con mucha fluidez. El trabajo de las guitarras está muy conseguido y hay un estribillo perfecto para los conciertos. Es una canción muy efectiva que puede ser ideal para acercarse a este grupo.

Con tranquilidad empieza “Bailando con las flores”, un tema que continúa de manera muy clara el sonido de la canción anterior. Es otra canción fácil de escuchar que se desarrolla de manera muy fluida, ganando poco a poco potencia. El sonido de las guitarras es muy reconocible y se queda en la cabeza desde la primera escucha, y su estribillo es muy pegadizo.

Contra viento y marea” empieza con cierta densidad para rápidamente ganar contundencia y desarrollarse con fluidez hasta llegar a un estribillo muy pegadizo. Con mucha fuerza sigue la diversión con “Mentiroso”, una canción rápida y cañera con la que el grupo nos deja un sonido claramente rockero y muy clasicote, con una melodía muy fácil de escuchar en la voz y con un estribillo muy pegadizo y que se cantará con ganas en los conciertos.

Antes comentábamos que DE LA NADA se sirven de sonidos muy variados, y en su siguiente canción, “Al desquite”, lo demuestran, ya que se sirven de sonidos propios de las rancheras mexicanas. Es una canción festiva que nos pondrá a saltar sin parar y que en los conciertos hará que nos volvamos locos. Y es que todos echamos de menos al “escuadrón canalla”. Su letra es muy pegadiza, y, de hecho, vamos a estar cantándola un rato después de que el disco termine.

Los pelos se me ponen como escarpias al escuchar el inicio de “Realidad efímera”, y es que empieza con un riff claramente influido por LOS SUAVES. A partir de ese momento, el tema se desarrolla con fluidez, alternando versos cantados con tranquilidad con otros más rápidos e interpretados con más caña. Su estribillo, muy pegadizo, está enmarcado en unos coros que casi pasan desapercibidos. El solo es de lo mejor del disco.

No nos vamos a callar” empieza con tranquilidad, con toda una declaración de intenciones al decir que “respiramos Rock n’ Roll”. Luego el tema gana potencia para desarrollarse con fuerza y con un sonido muy contundente y fluido.

Otra canción que arranca de forma muy contundente es “A cualquier lugar”, un tema de desarrollo muy fluido y que deja clara la vena rockera de DE LA NADA. De nuevo, su estribillo es muy pegadizo.

La peña de ZAMBRA-FUSIÓN RUMBERA colabora en “Sube a mi nube”, una canción en la que DE LA NADA demuestran su gusto por todo tipo de sonidos. Es una canción que en su inicio es potente y contundente que nos guía hasta un estribillo muy pegadizo y “coreable” que dará mucho juego en los conciertos. La aportación de ZAMBRA-FUSIÓN RUMBERA es muy clara, ya que introducen un sonido totalmente diferente al del resto del tema, dándole un rollo mucho más rumbero y flamenco. Un ejemplo claro de versatilidad y de que la música es un lenguaje universal.

Con un riff muy resultón, mucha contundencia y un sonido clasicote empieza “Que se pare el tiempo”. Es una canción directa y potente, totalmente rockera y que nos deja claro que lo suyo es el Rock sin más. Su estribillo es muy pegadizo.

El disco termina con “A la sombra de las luces”, una canción que empieza con sonidos que nos remiten al tango, demostrando la versatilidad de DE LA NADA, una banda que no le tiene miedo a nada. Es una canción que pide escucharla tomando una copa mientras la coreamos con nuestros colegas recordando esos amores perdidos que todos tenemos.

Como vemos, DE LA NADA han creado un disco muy conseguido, con canciones muy pegadizas y “coreables”. Sin embargo, sí se nota que, excepto en aquellos temas en los que se abren a otros sonidos, como “Sube a mi nube” o “Al desquite”, las canciones mantienen siempre el mismo esquema, resultando un tanto lineales.
No obstante, a pesar de todo, estamos ante un disco muy recomendable.
Disfrutadlo.

Track list:

1. Soñando.
2. Bailando con las flores.
3. Contra viento y marea.
4. Mentiroso.
5. Al desquite.
6. Realidad efímera.
7. No nos vamos a callar.
8. A cualquier lugar.
9. Sube a mi nube.
10. Que se pare el tiempo.
11. A la sombra de las luces.

DE LA NADA son:

Juansa Ferrer: Voz.
Rebeca Mari: Guitarra.
Miquel Millet: Bajo.
Aida Roca: Batería.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 7,5/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos