EL VACCEO ERRANTE – AÑO CERO

Crítica

Por muchos es sabido que las tierras palentinas no son generosas en lo que a rock duro o heavy metal se refiere, pero de vez en cuando sale algo que merece la pena cuanto menos ser escuchado, me estoy refiriendo a EL VACCEO ERRANTE, un grupo que tras muchos años de idas y venidas desde que su líder y  fundador Cándido Cisneros consolidara la formación allá por el 2004, ha sacado su debut discográfico al que han dado el título de “Año Cero”.

Con una porta roja muy recatada, y tras haberme pinchado el disco unas cuantas veces tengo que decir claro que no ha llegado a las alturas de las expectativas que me había creado en un principio, tiran hacia el rock de carácter melódico introduciendo el propio cándido algunos teclados que no terminan de quedar claros y por otro lado la batería no tiene el sonido que hubiera esperado para este trabajo, de hecho suena bastante forzada y en algunos puntos casi irreal.

Por otro lado aunque lo intenta, Cándido no llega a ese tono macarra que siempre ofrece un grupo de hard rock, se queda en ese punto rockero melódico y en algunos puntos más cercano a otras propuestas de  grupos que conocemos popularmente como rock calimochero (sin que nadie se ofenda por la apreciación).

Si entramos en el plástico en si mismo, nos encontramos que comienzan la partida con una introducción de minuto y medio (“La Bella Mentirosa”) comandada por una flauta que llena el ambiente de una cierta épica, la orquestación está bastante bien y queda muy bonita pero no es lo que hubiera buscado yo para el disco, bien pensada la idea de ir creciendo exponencialmente para romper con el primer tema titulado “Oscuro Veneno”, en el que comenzamos escuchando esa batería que parece que se nos va un poco de madre. Los dejes de Cándido al final de frase para enfatizar la lírica hacen flaco favor a un tema de por si interesante, me ha gustado mucho la historia que cuenta pero no así el medio de transmitirla.

Continúan con una canción en la que hablar sobre la mujer, al que han bautizado con el nombre de “Ella” en lo que se puede considerar como un tema clásico de rock n’ roll, con esas guitarras que se reiteran y bailan en el caso principal sobre el tema y esas bases de teclado no se introducen de la manera que realmente pide el corte que melódicamente es bastante bueno. Una intro tranquila y quizás algo descafeinada abre “Fuego”, que presenta unos ritmos durante toda la duración más asociados al propio blues que al rock o al rock duro, aunque el solo de teclado sea una delicia pese a su simplicidad, es un temita tranquilo porque no todo en esta vida va a ser el frenesí del rock.

“Prófugos de la Libertad” es una canción en la que proponen un juego vocal bastante arriesgado, con algunos efectos interesantes pero una primera parte en la que coquetean con una lírica cercana al rap cuya interpretación no me ha quedado para nada clara, por suerte aparece “Isolda” con voces dobladas para proponer una bonita narrativa, en un tema de bastante feelling en el que podemos encontrar un mayor sentido al acompañamiento de las teclas y unos riffs apacibles que me han gustado mucho, sin duda todo un acierto sobre todo si los ponemos en el contesto del estribillo, muy bien trabajado si señor.

La siguiente parte del nuevo trabajo es un tema titulado “La Luz Que Inspira Mi Renacer”, que han querido dividir en tres partes para dejar la que en mi opinión es la mejor parte del trabajo; realizar una especie de tema escalonado por partes, siendo la primera “Allegro” en el que por fin termina siendo completamente necesaria la presencia del piano, para ofrecer una parte muy dinámica que desemboca en una más tranquila intuitivamente relacionada con “Moderato”, en la que la guitarra clásica inicia un fragmento donde Cándido tiene que emplearse a fondo únicamente respaldado por las teclas y una batería que únicamente se sitúa como base rítmica (desde un segundo plano), para de golpe volver a otra parte “Allegro” a través de un riff enérgico que se apoya directamente sobre la base de bajo (instrumento que adquiere especial relevancia en el caso de esta parte de la canción). Como digo la mejor parte del disco se encuentra en los minutos de esta canción triple bajo mi punto de vista, pese a que las líneas vocales me hayan gustado más en el caso de otras canciones.

El cierre del trabajo (“SinTí”), me ha parecido un tema bastante bueno en lo que a orquestaciones se refiere, de nuevo se le da bastante importancia a los teclados y se pierde la idea de la potencia vocal que debería presentar Cándido con respecto a esas guitarras que intentan ser fuertes pero se quedan únicamente en el intento, intimidadas por los teclados, hasta que llega la parte lírica femenina que termina por fundirse con la voz del líder de la formación de forma bastante carismática.

Espero sinceramente que las ideas que he vertido en esta review, sirvan de algo a la banda y que las entiendan como una crítica constructiva hacia lo que en mi humilde opinión podría beneficiar a su sonido y su forma de interpretar ciertos temas. El disco en sí no es malo, de hecho en mi opinión aprueba el examen, pero muy justito al perder esa chulería y macarrería más propia del hard rock y vincular teclados a todo sin pararse a pensar que este punto tampoco termina siendo bueno si se abusa de él, dar una mayor importancia a las formas de batería para que no se vean tan forzadas como en el caso del primero corte y algunas cosas más que hemos comentado en líneas superiores. Espero que el próximo disco podamos ver una gran progresión, por parte de los palentinos.

 

EL VACCEO ERRANTE son:

Cándido Cisneros: Voz y teclados
David Romo: Bajo
P. David Fernández “Linkin”: Guitarra
Alberto Moro: Batería

Tracklist:

01. La Bella Mentirosa
02. Oscuro Veneno
03. Ella
04. Fuego
05. Prófugos de la Libertad
06. Isolda
07.  La Luz que Inspira Mi Renacer – Allegro
08.  La Luz que Inspira Mi Renacer – Moderato
09.  La Luz que Inspira Mi Renacer – Allegro
10. Sin Tí

 

Puntuación: 5

Discográfica: Autoproducido

Autor: Javier Fraile

<< volver a discos