ELATHAN – ATREUP ED AL DADINRETE

Crítica

ELATHAN es un grupo formado allá por el año 2008 que practica una música que ellos denominan Epic Depressive Black Metal, un sonido caracterizado por las melodías de corte nostálgico y las letras reflexivas, en ocasiones escritas al revés. Su primera demo, del año 2009, se titulaba “Atrac a Otsirc” (o sea, “Carta a Cristo”), y en 2012 editaron su primer disco, “Sotnemal led res” (“Lamentos del ser“). Recientemente presentaron su segundo álbum de larga duración, “Atreup ed al dadinrete”, que significa “Puerta a la eternidad”, del que vamos a hablar ahora mismo.
El disco arranca con “Evein ed arevamirp” (“Nieve de primavera”), una canción muy cañera y agresiva, pero también cargada de matices. Es una buena manera de irnos introduciendo en el sonido del grupo, a través de una música muy lograda que nos obliga a prestar mucha atención para no perder ninguno de sus detalles.
Seguimos con “Ed sal sallertese” (“De las estrellas”), una canción muy cañera pero de melodías pegadizas, en la que, además podemos notar un contraste muy interesante entre los distintos registros de voz, que ya nos va dando idea de la capacidad para combinar sonidos que tienen ELATHAN.
La diversión continúa con “Sol selos nanimret” (“Los soles terminan”), un tema en el que Gessamí empieza con un grito para seguir cantando con una agresividad enorme. El tema se desarrolla con mucha contundencia, pero también con unas melodías muy pegadizas.
Zul ainegimirp” (“Luz primigenia”) también empieza con una melodía muy pegadiza, y el ritmo, aunque machacón, resulta muy logrado. Además, el teclado enriquece el sonido mucho, dotándolo de más complejidad.
Atreipsed” (“Despierta”) es una canción más densa y oscura, pero de melodía pegadiza. De nuevo, volvemos a encontrarnos con el contraste entre diferentes registros de voz, cantando con mucha expresividad. Se introducen varios cambios de ritmo, que sirven para que, finalmente, esta sea una canción de mucha complejidad, pero también muy completa.
El tema que da título al disco empieza con un riff de guitarra muy pegadizo que suena por encima de un ritmo muy épico, justo antes de empezar a desarrollarse como un tema cañero y de ritmo furioso, con una voz que casi da miedo en algunos momentos. A lo largo de los siete minutos que dura se introducen varios cambios de ritmo que introducen mucha complejidad al tema.
El álbum termina con “Odot av lam” (“Todo va mal”), una larga canción (trece minutos) que empieza con la melodía del teclado y unos coros hímnicos, de forma que su arranque es tranquilo pero épico. No obstante, se incluyen también cambios de ritmo, alternando entre unos tranquilos y otros potentes. La alternancia de registros vuelve a aparecer, declamando más que cantando, y precediendo a unos coros muy bien introducidos. El teclado aporta una gran cantidad de matices que enriquecen el tema, que finaliza con tranquilidad, como buscando la calma después de la tempestad.
En definitiva, ELATHAN han creado un disco muy logrado y de mucha complejidad. El uso de textos escritos al revés hace que resulte muy original, pero también muy complejo, pero el resultado final es muy interesante.
Escuchadlo, que vale la pena.

Track list:

1- Evein ed arevamirp.
2- Ed sal sallertese.
3- Sol selos nanimret.
4- Zul ainegimirp.
5- Atreipsed.
6- Atreup ed al dadinrete.
7- Odot av lam.

ELATHAN son:

Gessamí Martínez: Voz.
Juan Martínez: Guitarras.
Efrem Quilis: Batería.

Discográfica: The Angry Children.
Puntuación: 8,5/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos