GRAND SLAM – A NEW DAWN

Crítica

Desde Malmö, Suecia, llega este quinteto liderado y fundado por el batería Andy Swanz (exQUADRUPLE) en el año 2007, y que, después de su participación en varios Talent Shows y la publicación de un EP en 2014, este 2016 van a por todas con el lanzamiento de A New Dawn, a través de la discográfica Aor Heaven.
En estos nueve años la formación ha sufrido algunos cambios, hasta ahormar y forjarse como el quinteto que es hoy, y con el cual han decidido que se sienten suficientemente cómodos como para debutar oficialmente y darse a conocer en el mundo del Rock Melódico.Grand Slam 1

A New Dawn se compone de diez temas que siguen más o menos un mismo patrón, teclados sacados de una sintonía de teleserie americana de los años ochenta, base rítmica muy usual; a la que Andy Swanz se encarga de darle un toque más que interesante; y estribillos peligrosamente pegadizos, ya que, da la sensación de que buscan únicamente el carácter comercial de los temas, olvidándose de la parte emotiva, la de transmitir cualquier emoción con sus melodías, trasladándonos al final una sensación de monotonía continua al pasar las pistas, de las que excluiría un par o tres de ellas.

Desde el minuto uno de A New Dawn, da la sensación de haber escuchado el disco mucho antes, el álbum tiene un tono muy similar a MISS BEHAVIOR en la mayoría de sus temas, como es en el caso de Light up the Sky, Take me Higher o I Wanna Live, sin aportarnos realmente nada novedoso.

Rock My World adquiere un tono muy americano ochentero, o incluso podríamos decir al estilo VEGA o WORK OF ART si lo comparamos con grupos más actuales.
La batería es uno de los puntos fuertes de A New Dawn, Andy Swanz se ha empleado a fondo convirtiendo bases simples en algo experimental, añadiendo toques muy progresivos.
Face es un corte totalmente ‘eurovisivo’, aquí se muestra la cara más comercial de GRAND SLAM, así como el paso de algunos de sus integrantes por espectáculos y concursos televisivos, un tema muy pegadizo, que da a paso, sin duda, a una de las pistas más interesantes del álbum: One Way to Heaven, la cual emana algún tipo de emoción en su estribillo, característica de la cual carecen casi la totalidad de las que conforman este disco.
Otra de las destacables, Get High, tiene un inicio que me recuerda de sobremanera a la banda británica NEONFLY, en el tono de voz de Andy Sinner, y en los giros que ésta produce (incluso llegué a pensar que existía algún tipo de colaboración entre las bandas; cosa que no sucede), siguiendo con un estribillo a modo de himno que le da mucha fuerza y garra.
Por último, Don’t Leave y Don’t Mess With Me son sin duda las que se diferencian algo del resto, conteniendo un estilo más HardRockero, y con la voz de Andy Sinner tornándose algo más oscura y desgarrada, haciendo de éste par los más ‘duros’ aunque algo tediosos de A New Dawn, un disco que, aprobaría muy justito, y que lamentablemente va restando a cada escucha, volviéndose empalagoso, repetitivo e inapetente.

Tracklisting:

01. Light Up The Sky
02. Rock My World
03. Face
04. One Way To Heaven
05. Don’t Leave
06. Get High
07. Take Me Higher
08. Waiting For Tomorrow
09. I Wanna Live
10. Don’t Mess With Me

GRAND SLAM son:

Andy Swanz – Batería
Andy Sinner – Voz
Andreas Gullstrand – Guitarra
Henrik Hansson – Bajo
Daniel Grönberg Svensson – Teclado

Discográfica: AOR Heaven
Nota: 4.5/10
Autora: Spinelly Arianne

<< volver a discos